Análisis de Resident Evil Revelations

La saga Resident Evil es de las más longevas y exitosas en las consolas gracias a unos orígenes con una base muy sólida: survival horror con una buena historia. Ahora, y tras varias secuelas (algunas no exentas de gran polémica y que dejaban de lado el guión), Revelations se propone resucitar el género a la vez que exprime el potencial de la 3DS.

La saga tiene a sus espaldas una buena cantidad de juegos, y algunos hicieron las delicias de muchos jugadores amantes del survival horror y de la acción. Los zombis de Raccon City ahora desaparecen para dar paso a puros “bichos” en distintos escenarios.

La historia comienza con Jill Valentine y Parker Luciani llegando a un gigantesco buque abandonado en el Mediterráneo, el Queen Zenobia, lugar del que, al parecer, procedía la última señal de vida emitida por Chris Redfield y Jessica Sherawat. Por supuesto van en su búsqueda.

 En un guión plagado de flashbacks, de idas y venidas y de cambios de personajes, nos iremos poco a poco enterando de qué ha ocurrido y viendo que hay mucho más de lo que realmente parece tras estos primeros compases.

 Resident Evil Revelations basa su encanto en tres elementos: acción, exploración y puzles. Lo cierto es que no todos están presentes en la misma medida, y la exploración es más bien secundaria si uno no quiere llevarla a cabo, pero si se exprimen tal y como Capcom ha pensado, resulta ser un título de lo más satisfactorio aunque por momentos algo lento.

La acción está bastante bien medida con momentos muy agobiantes de mutantes (ya no hay humanos infectados como en los anteriores RE) y otros más relajados pero muy bien medidos gracias a los asfixiantes escenarios y la creciente dificultad. Hay que destacar que nuestro compañero (sea cual sea en el cualquier momento) resulta ser un verdadero inútil: por mucho que dispare sus acciones no ayudan en absoluto. O acabamos nosotros con las bestias que plagan el juego o podemos esperar eternamente a que lo haga él. Y lo que es peor: cuando uno de esos bichos nos agarre y nos ataque, no moverá un solo músculo para ayudarnos, se quedará mirando a lo que ocurre. Otras veces dispara a lugares absurdos que, como antes, no ayudan en nada a nuestro avance. Es decir, su IA es menos que nula.

La exploración pasa a tener una importancia más o menos alta en cuanto nos damos cuenta de que la munición ofrecida a simple vista no es suficiente si uno no es un veterano de la saga o al menos de los juegos de disparos. Es entonces cuando entra en escena el Genesis, un dispositivo que, entre otras cosas, nos sirve para encontrar objetos como munición u otros para poder resolver puzles.

El otro uso del Genesis es para recoger muestras de mutantes que encontremos y matemos, de tal forma que, al copar cierto número de éstas, se nos recompensará con una planta medicinal que nos hará recuperar nuestra vida.

El aspecto positivo de este aparato es que es realmente útil para poder encontrar muchos objetos, pero lo negativo es que hay tantos escondidos que lo acabaremos usando casi más que las armas. Es decir, con extrema facilidad pasaremos del uso al abuso.

Finalmente, los puzles tienen una presencia más o menos importante pero ninguno es precisamente complicado. Todos se pueden resolver en poco tiempo excepto un par de ellos que sí requieren más tiempo, aunque ninguno nos traerá quebraderos de cabeza.

El control es asequible y sencillo, respondiendo muy bien a nuestras acciones. Es totalmente configurable y no sólo podemos elegir entre distintas combinaciones de botones sino que en una de éstas se permite apuntar y a la vez caminar, haciendo necesario el uso del giroscopio para dirigir la mira. Llegados a este punto hay que remarcar que este juego permite el uso del Botón Deslizante Pro, accesorio que facilita el manejo.

A nivel visual Resident Evil Revelations muestra unos gráficos excelentes: humo, niebla, agua, luces, sombras y un largo etcétera desvelan un gran trabajo por parte de Capcom para exprimir toda la potencia posible de la 3DS. Sólo algunas ralentizaciones en ciertos cambios de escenario resultan molestas, pero por lo demás los gráficos son siempre fluidos, incluso con el 3D al máximo. Por cierto, un 3D que de ponerse “muy fuerte” es asombroso. Eso sí, en momentos tensos de muchos enemigos en pantalla lo más seguro es que lo quitemos para no marearnos ya que el frenetismo de la acción así lo exigirá.

El aspecto sonoro no se ha quedado atrás con melodías muy acertadas aunque algo cortas, efectos de sonido muy trabajados y, por fin, un doblaje al español realmente excelente y con la participación de los protagonistas de Uncharted: Roberto Encinas y Pablo Adán. Un aspecto muy importante y un punto a favor es que se puede elegir en el mismo juego el idioma del audio y los subtítulos, poniendo cada uno en el deseado en cualquier momento. Como era de esperar se recomienda encarecidamente jugarlo con cascos dada la limitada capacidad de la salida de audio de la 3DS.

El multijugador es offline y online, estupenda apuesta de Capcom, aunque se han dejado el modo historia y se reduce a niveles con órdagas de mutantes a los que matar.

A nivel general está claro que Resident Evil Revelations ha dejado el survival para dar importancia a la acción y a la exploración, traicionando así en parte la base de la saga pero haciéndolo más accesible a un público ansioso de emociones y disparos. Un cambio que a los más puristas no les gustará pero contentará a un sector muy amplio de los jugadores. Un juego de terror y acción altamente recomendable para los amantes del género y que sean mayores de edad.

Datos:

Desarrolladora: Capcom.
Distribuidora: Nintendo.
Plataforma: 3DS.
Género: terror, acción.
Idioma: totalmente en español.
PEGI: 16 (violencia). Recomendado 18.
Web oficial:
http://www.residentevil.com/revelations/agegate.php
Precio: 42,95 €

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *