Primeras impresiones de Journey

Empieza el misterioso viajeEl viaje más misterioso y personal de nuestras vidas ha empezado. ¿Quieres saber cómo es? Pues a continuación te cuento mi primer contacto:

Journey es, ante todo y como el equipo de Thatgamecompany se ha molestado en recalcar, una experiencia, un viaje de sensaciones. No es un juego al uso, desde luego, y eso se ve nada más empezar. Comienzas en la vastedad del desierto y, sin mayor explicación que los controles principales, te pones a caminar a duras penas.

La respuesta de la arena y del viento impresionan y te tienen a su merced durante un buen rato que impacta más incluso que lo visto en Uncharted 3. Además, pese a su simplicidad artística, el aspecto visual es hermoso en sí mismo y tiene detalles de pura magia como los brillos de la arena o los surcos tan creíbles que se dejan en ella.

Pero todo esto queda en segundo plano en cuanto encuentras las primeras El humanoide protagonista del viajeconstrucciones y tienes tus primeras ocasiones de flotar. Si ya el hecho de vencer la resistencia de las dunas al caminar era una experiencia estimulante, aún más lo es lanzarse por el aire durante un rato para alcanzar otra plataforma. Al más puro estilo de su anterior juego, el gran Flower, flotar resulta tan natural como si fuera algo corriente en nuestras vidas. Realmente es como si aquel pétalo de Flower ahora fuera un humanoide en comunión con el flujo de los elementos. Puede parecer una exageración, pero hay que controlarlo para sentirlo.

 Y una vez que se ha alucinado con los movimientos, la atención vuelve a estar sobre el misterio que rodea a todo el juego. ¿Dónde estoy? ¿Qué hay que hacer? ¿Por qué hay que hacerlo? Para no desvelar nada, puesto que aquí todo es una pequeña revelación y una sorpresa para el jugador, simplemente diré que el mundo de Journey tiene sus propios mecanismos para explicarse y dirigirte en la dirección acertada. Se potencia así la idea de que estás ahí, en mitad de la nada, sin ninguna pista y tienes que ingeniártelas para descubrir qué pasa y cómo se sigue adelante. Además, la música orquestal se adapta con tanta fidelidad a lo que sucede que es imposible no verse inmerso en este mundo.

Sin embargo, aunque el viaje en solitario sea estimulante, más aún lo es en compañía si juegas conectado a la red. Entonces, de manera aparentemente arbitraria, algún jugador que esté en tu zona aparecerá en tu pantalla como otro viajero y podréis establecer un vínculo. Lo interesante aquí es que no sabrás nada de la otra persona: será un desconocido con tu misma forma y habilidades con el que, de entrada, no podrás mantener una comunicación tradicional.

Dos viajeros y un destinoAquí cada viajero emite una nota musical al hablar y una versión sostenida de la misma si mantenemos pulsado el botón correspondiente. Puede parecer que no hay modo de entenderse, pero es sorprendente comprobar hasta qué punto puedes comunicarte con estas limitaciones y lo fuerte que puede hacerse la relación en este contexto de misterio y soledad. Desde que nos encontramos, ninguno de los dos pudimos dejar de lado al otro para seguir con la exploración y realmente fueron momentos impagables porque, además, el juego promueve la compañía (no voy a deciros cómo :P).

El vínculo que establecimos los dos viajeros fue intenso y realmente llegamos a preocuparnos el uno por el otro pese a ser dos completos desconocidos, algo que dice mucho sobre la magia de este medio y sobre la condición humana en sí misma. Cada vez que uno se retrasaba o dejaba quieto a su personaje, el otro acudía a ver qué pasaba.

Puede que tuviera suerte al jugar con esa persona o que realmente quien juega a esto esté hecho de otra pasta, pero en apenas hora y media de juego llegué a sentir cosas que no había sentido con ningún otro. Si esto te dice algo o te parece una chorrada, espera a probarlo. No creo que nadie deba perderse esta EXPERIENCIA con mayúsculas que supone un avance para este medio. Lo único que lamento ahora es haber tenido que dejar la partida, y así a mi compañero, para seguir con mi vida. Ojalá hubiéramos concluido el viaje juntos.

El juego lleva a la venta desde el jueves 15 de marzo en exclusiva en la PlayStation Store y cuesta 12,99 €. Éste es su trailer oficial:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *