Análisis de Street Fighter X Tekken

Dos de las sagas de lucha más importantes de la historia de los videojuegos se ven las caras en Street Fighter X Tekken, un apasionante título lleno de opciones, modos multijugador y un apartado técnico muy robusto.

Nada más comenzar tendremos acceso a un completo tutorial, algo que los recién llegados agradecerán mucho. En él aprenderemos, por orden, los movimientos básicos, luego los avanzados, y luego los más complicados pero también devastadores.

Por supuesto podemos saltarlo, pero es recomendable realizarlo, al menos los niveles avanzados, porque así aprenderemos movimientos muy interesantes que incluso los veteranos desconocen ya que son exclusivos de este Street Fighter X Tekken.

Una vez lo terminemos (o lo saltemos) podremos acceder al menú principal, donde encontraremos el acceso a los modos y opciones, los cuales desglosamos a continuación:

– Arcade: este modo es el más estándar: tortas, tortas everywhere pero con una pequeña historia de fondo que sirve como excusa para hilvanar los combates. Un meteorito ha chocado contra la tierra en la Antártida. Dicho meteorito tenía algo en su interior, una especie de caja, que curiosamente la llaman Pandora. Según las informaciones que se van filtrando, esa caja contiene un misterioso y poderoso. Como es obvio, los malos quieren hacerse con ella.

Cada personaje tiene su historia y sus motivaciones. Previo al comienzo de este modo podremos elegir dos personajes. Si nuestra elección coincide con las prefijadas por la máquina, veremos un vídeo que nos sitúe en la acción, un brevísimo diálogo previo al combate y otro posterior. Si no elegimos una pareja prefijada no habrá vídeo, sólo diálogos.

Por fortuna este modo tiene capacidad para dos jugadores en cooperativo, así que podemos jugar con otra persona para que combata a nuestro lado, de hecho es más recomendable jugar así. Eso sí, debemos tener mucho cuidado ya que la muerte de nuestro compañero conlleva el final del Round.

Es totalmente configurable y podemos definir la dificultad (desde facilísimo a dificilísimo), las rondas (de 1 a 7), el tiempo (30 segundos a infinito, hasta que caigamos) y si queremos que en plena partida nos reten vía online, a lo que le han llamado “Solicitud de combate”. Los novatos pueden estar tranquilos ya que podrán seleccionar la destreza de los contrincantes que les desafíen para adaptarlo a su nivel.

Cuando elegimos combatir online nos encontramos con que podemos personalizar nuestro perfil de cara a lo que ven los demás. Podemos tener un mensaje y un título, ambos predefinidos.

– Versus: modo para hasta cuatro jugadores simultáneos. Aquí, como siempre, podemos configurar el número de rondas, el tiempo, dificultad y si queremos que salgan a pelear las parejas, es decir, tener a los cuatro a la vez. Una cosa curiosa es que es hasta sin nosotros, es decir, ver dos y dos enfrentándose pero de la máquina.

Nuevamente, si nos matan a uno de los componentes de la pareja, se terminó el combate.

– Combate online: nos permite acceder a combates vía internet. Aquí tenemos opción para ver repeticiones de momentos impactantes y de ver clasificaciones.

– Entrenamiento: podemos perfeccionar nuestra técnica. Hay una opción para mostrar los comandos que vamos haciendo y los datos de ataque, de forma que sepamos qué botones hemos pulsado y qué daño hacemos con cada ataque.

– Desafío: similar al entrenamiento pero más exigente ya que nos plantea pruebas para ir mejorando nuestro control. Será la máquina la que nos ponga retos que debemos cumplir. Y por último dentro de este modo está tutorial.

– Tutorial: aquí podremos aprender o repasar cualquier movimiento que queramos.

El resto del menú permite editar los 38 personajes disponibles, ver los datos del jugador, estadísticas de combates y opciones de control, sonido y pantalla. También hay un acceso a la tienda online donde podremos comprar ítems.

Antes hemos hablado de las Gemas, y es momento de explicar qué son: ayudas que ofrece el juego si vamos superando combates y desafíos. Es algo nuevo en la saga y hay dos tipos: de potencia (para potenciar combos) y de asistencia (facilitan combos). Podemos equipar hasta con tres a nuestros luchadores, pero sabiendo que todas tienen inconvenientes como que nos reducen nuestra defensa o tardan en cargarse.

Esto supone una ayuda para los recién llegados pero una desventaja para los más aventajados porque no se pueden desactivar, y los más aventajados sacarán aún más ventaja.

Lo cierto es que este Street Fighter X Tekken tiene algunas peculiaridades más que merece la pena destacar:

– Las voces: podemos ponerlas en japonés, en inglés, o en su modo original para cada jugador, de tal forma que Ruy hablará en japonés y Guile en inglés.

– Modo Pandora: esta opción permite que sacrifiquemos a nuestro aliado para lograr un corto pero poderoso incremento de fuerza. Esto es porque los personajes van sufriendo desgaste conforme avanza la partida y tenemos que ir cambiándolos para que se recuperen de cuando en cuando. Con esta opción quitamos a uno pero damos más vida al otro.

– Cross Assault: si se activa esto, en pleno intercambio podremos golpear con los dos personajes a nuestro contrincante a la vez, lo cual es un infierno para el otro.

Técnicamente es casi irreprochable, con gráficos absolutamente fluidos, efectos sonoros demoledores y melodías cañeras. Sí se echan en falta algunas canciones míticas de la saga, pero las que hay acompañan a la imagen muy bien.

Por desgracia también tiene sus fallos:

– Aunque no está doblado al español para las vídeos, sí se encuentra subtitulado. Pero una vez se ha descuidado este método ya que los subtítulos entran a destiempo y hay algunos que faltan, así que o tenemos un nivel medio-alto o perderemos información.

– El sistema de DLC hace sentir que estás jugando a un juego pero tienes que volver a pasar por caja para obtener todas las gemas y personajes.

– El control, que aunque responde bien tiene los eternos fallos de los juegos de lucha: el aporreamiento de botones al que llegaremos hará que nuestro personaje haga un salto o dé un puñetazo que nosotros no queríamos, dando la oportunidad a nuestro contrincante de usar ese fallo en nuestra contra.

No obstante son fallos menores que no quitan que este título sea absolutamente recomendable para los fans de Street Fighter, los de Tekken (aunque especialmente los de la anterior saga) y los juegos de lucha en general. Tiene muchos modos, muchísimos personajes, un ritmo de lucha brutal y un apartado técnico muy cuidado.

Datos:

Plataformas: Xbox 360, PS3. PC y PS Vita próximamente.
Plataforma analizada: PS3.
Género: lucha.
Desarrollado y distribuido por Capcom.
PEGI: 12 (violencia).
Idioma: textos y manual en castellano, voces en inglés y japonés.
Precio: Xbox 360 y PS3: 59,95 €. La edición coleccionista cuesta 69,95 e incluye el juego, un kit de construcción de un mini-arcade de plástico duro, un cómic exclusivo y 45 gemas cuyo precio siendo DLC es de 15 €.
Web oficial: http://www.streetfighter.com/es/sfxtk/

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *