Análisis de Syndicate (2012)

Sacando el fuá cyberpunkLa franquicia Syndicate, una de las más queridas e innovadoras de PC en los años 90, ha sido reinventada por EA cambiando su género. Así se pasa del híbrido entre shooter táctico y estrategia en tiempo real con perspectiva isométrica del los originales a un shooter en primera persona multiplataforma.

Dejando al margen la polémica que esta decisión puede suscitar, el resultado es competente y tiene detrás el buen hacer del estudio sueco Starbreeze que tan originales y absorbentes shooters ha parido.

LA HISTORIA

Syndicate nos sitúa en un futuro cercano de aspecto cyberpunk. Es 2069, los gobiernos han caído y el mundo está en manos de mega corporaciones (los llamados “sindicatos”). Estos luchan entre sí por controlarlo todo y hay una gran diferencia de clases: está la clase media-alta que vive en rascacielos y después los marginados que malviven en las calles. La diferencia está en que unos tienen chip en el cerebro y otros no y por eso están desfasados porque no pueden conectarse a la red ni usar mejoras.

Nosotros encarnamos all agente Kilo, el último miembro del brazo armado del sindicato Eurocorp. Éste lleva implantado un prototipo de chip, el DART 6, que va a suponer una revolución en el mercado y por eso nos veremos en medio de una guerra entre los sindicatos.

http://youtu.be/6JbC7j93658

LA MÉCÁNICA DE JUEGO

Dado el género escogido, de lo que se trata es de ir limpiando de facinerosos los escenarios. La diferencia con otros shooters es que, como en los anteriores que hizo Starbreeze, el personaje está construido de cuerpo entero (no es la típica arma flotante) y tiene animaciones naturales. Te lo crees mucho más que en otros juegos porque en todo momento ves lo que hace y cómo reacciona al entorno (por ejemplo, ladeando el arma si está pegado a una pared) y lo hace todo más inmersivo.

El arsenal a nuestra disposición, aunque no es especialmente original, es muy efectivo e incluye algunas joyitas. Están, por ejemplo, un rifle que tiene un disparo secundario que traspasa paredes ligeras, u otro que fija un objetivo y manda todos los proyectiles a él desde cualquier posición. Pero además vuelven las armas clásicas como el lanzallamas o la minigun, con la que empieza el festival de la carne picada. Y es que, como es tradición en este estudio, hay gore en abundancia.

Hay que aclarar que sólo se pueden llevar dos armas encima y puedes cambiarlas por cualquiera que encuentres, pero no se puede llevar una en cada mano como en The Darkness. Lo mejor es que cuando obtienes un arma especial como la minigun, puedes sacarle todo el partido hasta que se te acabe y después vuelves a las que llevabas.

Starbreeze intenta siempre que sus tiroteos sean de calidad y una vez más lo consiguen porque estás en inferioridad tanto numérica como de armamento y eso te mantiene en tensión. También ayuda que los enemigos son duros aunque por suerte te vas curando automáticamente si te quedas a cubierto. Precisamente las coberturas son clave para sobrevivir porque, aunque hay ocasiones de sobra para demostrar tus habilidades, puedes morir con pocos disparos. Vamos, que heroicidades las justas.

Pese a tratarse de un juego duro de pelar, contamos con más ayudas para sobrevivir aparte de las armas. En primer lugar están las habilidades físicas, que te permiten cargar corriendo contra los enemigos, deslizarte por el suelo al estilo parkour (como en Mirror’s Edge) e incluso disparar mientras tanto, ejecutar de diversos modos a un enemigo al encararlo y por último rematar a los moribundos. Y todo de forma sencilla y con unas pocas pulsaciones.

Pero la verdadera miga del juego está en las habilidades tecnológicas. Cuentas, digamos, con cuatro “poderes”: los tres primeros los vas desbloqueando y tienen sus propias barras de carga, pero el último es infinito.

Con sobrecarga recalientas las armas del enemigo y le estallan, con suicidio haces que un personaje se inmole, y con persuasión haces que alguien luche de tu bando hasta que acaba suicidándose. Lo bueno es que el radio de acción de cada una no se limita a un solo enemigo y que además puede aumentar según progresas. La última habilidad, el pirateo, sirve para desconectar las corazas del enemigo, poner a las defensas armadas de tu lado o abrirte paso por puertas y ascensores. Todas son muy útiles y sencillas de usar, pero hay que estar hábil para hacerlo al tiempo que disparas y demás. La única pega aquí es que podría haber habido más y mejores partes de puzzle en las que usar el pirateo.

La herencia de Starbreeze pesa en el conjunto y por eso vuelve a haber un modo de visión especial, ahora mejor que nunca. Podemos superponer en pantalla los datos que nos proporciona el chip y de esta forma, mientras dure su barra, podemos ver a través de las paredes objetos y enemigos e incluso podemos enfrentarnos a ellos a cámara lenta siendo todavía más letales. Este modo simula cómo el chip escanea los escenarios y realmente es esencial en ocasiones, pero en el modo normal no se queda corto: el nivel de detalle de los suecos es tal que el chip superpone en pantalla la munición, la dirección en la que ir y simula una descarga de información de Internet para describir los objetos y personas cercanas. Algo digno de experimentar.

Por si todo esto fuera poco, también hay mejoras: cuando acabas con un enemigo o un civil de alto rango le extraes el chip y lo reciclas para ti mismo. Entonces, al estilo RPG, te dan puntos con los que puedes potenciar los aspectos que quieras. Lo raro es que no se ve cómo asimilas los chips y queda raro, pero en todo caso merece la pena el “tuneo”.

EL MULTIJUGADOR

En este modo pueden formar equipo hasta cuatro personas y jugar a 8 misiones basadas en el Syndicate original. Funciona bien y tiene incluso más poderes a desbloquear que la campaña individual, pero no es demasiado variado. Lo mejor que tiene es que Electronic Arts ha sido generosa aquí y ha ordenado que no tuviera Pase Online para que cualquiera que tenga el juego lo pueda jugar, que es lo suyo.

APARTADO AUDIOVISUAL

El juego llega a 1080p muy fluidas, marca de la casa de Starbreeze y que pocos consiguen, al menos en PS3. En el sonido, tiene un buen Dolby Digital y Dts con efectos geniales para las armas y un buen doblaje (en V.O., eso sí) , aunque he echado en falta sonidos para algunas cosas.

En cuanto a los diseños, aunque los personajes son correctos, destacan en los objetos y escenarios. Pero lo que mejor se les da son los efectos de luz, de lente y de partículas. Ver cómo la pantalla se desenfoca, se distorsiona y se llena de reflejos es impagable, creíble y difícil de ver en otros juegos.

CUESTIONES A MEJORAR

  • La trama. Aunque satisface porque te lleva por los distintos ambientes de ese futuro, falta inmersión. No te explican según juegas cómo es ese mundo sino que tienes que leerlo en textos que vas recopilando, y tampoco llegas a encariñarte con los personajes. En este sentido, es una pequeña decepción y se nota que les faltó tiempo, como dijo uno de los desarrolladores. Da sensación de que la historia está cortada, pero no es lo único que evidencia el tiempo de desarrollo.
  • Hay algunos errores de cuelgue en la inteligencia enemiga y fallos en algunas animaciones tanto tuyas como, sobre todo, de elementos de los escenarios. Nada de esto lo recuerdo de anteriores juegos de Starbreeze.
  • En ocasiones hay algún pixelado en pantalla pero donde más duele es en los vídeos: para los pocos que hay enseñan todo el píxel y esto en la 360 se podría entender por la falta de espacio, pero en PS3 deberían estar mejor comprimidos.
  • También hay que reconocer que aunque el juego tiene momentos muy chulos, los enfrentamientos son repetitivos. Es cierto que en Syndicate lo suyo es que los jefazos sean otros agentes, pero un poco de variedad no hubiera estado mal.
  • Finalmente está el tema de la moralidad de los actos. Como ocurría en los originales, no pasa nada por arrasar a civiles (y aquí el juego tiene alguna escena dura), pero lo peor es que en cierto momento del juego te dan a elegir y no hay consecuencias después. Hubiera estado genial tener todo en cuenta.

RECOMENDACIÓN

Con todo lo dicho, conviene recalcar que es muy buen shooter y lo recomiendo:

  • Especialmente a fans de Starbreeze
  • A fans del cyberpunk y de la casquería
  • Y a fans de Syndicate no puristas

Puedes escuchar aquí el análisis: Ir a descargar

DATOS

Plataformas: Xbox 360, PS3 y PC.
Género: Shooter
Para un jugador
o hasta cuatro en cooperativo online
Desarrolla: Starbreeze
Distribuye: Electronic Arts (EA)
Idioma: voces en inglés y textos en español
PEGI: 18 por violencia (incluyendo gore) y lenguaje soez

Precio:
normalmente cuesta 69,95 en PS3 y Xbox 360 y 49,95 en PC, aunque del 2 al 29 de abril sale por 39,95 en consolas y 29,95 en PC.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *