Análisis de Pandora’s Tower

Pandora’s Tower puede presumir de mezclar rol, aventuras, acción y puzles de una forma original aunque un tanto lenta al principio. Da un agradecido giro al típico cliché de “chico ayuda a chica” y da algunas sorpresas curiosas que los fans de este tipo de juegos agradecerán.

Está claro que ser original en los tiempos que corren es un verdadero desafío. Los referentes son muy fuertes en todos los géneros, y en el caso de Pandora’s Tower canta a la legua que ICO, Shadow of the Colossus, Castlevania, Zelda y hasta God of War han tenido que ver en el desarrollo. Pero eso no significa que no tenga identidad propia.

La historia se cuenta de una forma muy curiosa, no apta para los amantes de lo tradicional: un vídeo casi sin diálogos en el que dos jóvenes (Aeron y Helena) huyen de una especie de ataque a su ciudad. Después descubrimos que ella está sufriendo una transformación y que la anciana que les acompaña (Mavda) es una especie de chamán con amplios conocimientos que sabe cómo detener esa transformación y la maldición que se esconde tras ella.

Lo cierto es que sus diálogos nos arracarán risas constantes debido a su negro sentido del humor y su obsesión por burlarse de la maldición de Helena (llega a reírse en su cara y llamarla “monstrua” sin cortarse un pelo).

Dicha forma es dándole a Helena una repulsiva carne para comer cada cierto tiempo (impagable la visceralidad con la que ocurre esto ya que además ella ODIA la carne) bajo pena de que se consuma la transformación y por tanto perdamos la partida.

Para lograr la carne deberemos recorrer varias gigantescas torres logrando derrotar a varios enemigos menores y unos jefes finales bastante más grandes pero no muy difíciles a decir verdad. Estas torres tienen su función en el juego y poco a poco descubriremos que salvar a Helena tiene terribles consecuencias para el resto del universo del juego, pero no quiero contaros más para que lo descubráis vosotros mismos…

Entre todo este periplo tendremos oportunidad de encontrar objetos muy variados que nos darán acceso a mejoras para nuestras armas, conseguir otras nuevas y hasta documentación para conocer mejor el mundo en el que estamos jugando y la historia que late detrás de todo. Nuestra principal arma será la cadena y la usaremos tanto para atacar como para resolver situaciones difíciles.

El comienzo, hay que decirlo, es tremendamente lento. La mentalidad oriental de presentar lenta y pausadamente lo que está ocurriendo y a unos diálogos sin apenas ritmo hacen que la paciencia sea uno de los principales requisitos para afrontar el comienzo. Una vez que ha arrancado sí que sí estamos delante de una aventura en toda regla con unos pequeños toques de puzle y de estrategia.

El control requiere el mando Wiimote con nunchuck o bien el mando clásico Pro, pero recomendamos la primera opción por sus facilidades a la hora de apuntar y hacer zoom que en determinados momentos exige el juego.

Uno de los factores que más controversia genera es el sistema de guardado ya que si no estamos habituados a hacerlo lo lamentaremos porque Helena tiene un reloj de tiempo que mide su transformación. Para decirlo de forma sencilla: si no guardamos tanto como podamos podremos llegar a tener que retroceder mucho ya que el sistema de guardado es independiente del reloj de Helena. Si retomamos desde un punto de control muy anterior, el reloj de Helena no vuelve a la posición que tenía en ese momento sino que seguirá contando tiempo de transformación como si nada.

Otro asunto es el de las transformaciones: nos espera un ir y venir sin parar para darle carne a Helena, pero por fortuna se van creando atajos directos hacia su posición para que no sea tedioso hacerlo.

A nivel técnico está hecho con detalle, pero sin ser rompedor. Cumple sin más y se mueve con soltura, mostrando bellos paisajes y detalles faciales trabajados. La música también aprueba pero no llega a la calidad de las obras maestras sonoras de Kow Otani en Shadow of the Colossus ni de Gerard K Marino en God of War. Las voces están en perfecto inglés británico con subtítulos en español.

Pandora’s Tower no tiene multijugador ni lo necesita. Es una aventura para un solo jugador que se va descubriendo lentamente y que gustará especialmente a los amantes de los títulos de marcado toque oriental con tiempo y paciencia.

Podéis escuchar el análisis aquí: Ir a descargar

Datos:

Desarrolladora: Ganbarion.
Distribuidora: Nintendo.
Plataforma: Wii.
PEGI: 12+
Contenido: violencia.
Género: acción/aventura/estrategia
Precio: 49,95 €
Idioma: voces en inglés, textos en español.
Web: http://www.nintendo.es/NOE/es_ES/games/wii/pandoras_tower_45558.html

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Captcha Captcha Reload

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.