Análisis de PROTOTYPE 2

PROTOTYPE 2 ha resultado una muy agradable sorpresa para quien escribe estas líneas: nunca he sido de mundos abiertos porque me van más las cosas lineales, pero tras descubrir ese portento de Batman: Akham City y de disfrutar bastante con Assassin’s Creed 2 y Revelations, he de decir que PROTOTYPE 2 es otro de esos que me han enganchado hasta el fondo. ¿Las razones? Seguid leyendo y las sabréis.

En PROTOTYPE 2 manejamos a James Heller, un sargento totalmente hecho polvo por la muerte de su mujer y de su hija en manos de Alex Mercer y el virus Blacklight. Tras un encuentro con dicho sujeto, Heller es infectado por el mismo Mercer, lo que le provoca unas increíbles mutaciones que le dotan de fuerza y habilidades sobrehumanas.

Mercer le asegura que él no mató a su familia y que le ha dado esos poderes para ayudarle a descubrir la verdad: que la corporación Blacklight es la culpable de todo y deben unir fuerzas Mercer y él para acabar con ella.

El juego se sitúa en un Nueva York dividido en tres zonas, cada una separada por su nivel de infección: la verde (casi limpia), amarilla (moderada) y roja (sucumbida)., y en cada una de ellas iremos descubriendo más y más detalles de una trama que da muchos bandazos y que si bien casi nunca queda clara si nos van dando muchas pistas sobre lo que ha pasado y puede llegar a pasar si fracasamos.

Las mutaciones de Heller le hacen posible saltar a grandes distancias y hasta planear, lo cual resulta de gran utilidad para recorrer al enormes distancias que hay en el juego. Otra habilidad es la de absorber a cualquier personaje que pueble el juego, sea infectado o no. Al hacerlo absorbemos también sus recuerdos, lo cual hace que si lo llevamos a cabo con personajes que tienen datos importantes de la trama, veamos un vídeo en el que se nos muestre dicha información.

Si a los que absorbemos no sabían nada interesante lo que haremos será lograr más vida. En el caso de infectados nuestra vida subirá mucho más que si absorbemos a transeúntes sin importancia. Igual pasa con los militares: un soldado raso nos dará menos vida que las fuerzas de seguridad bien equipadas de la Blackwatch.

Cuantos más villanos, infectados y monstruos derrotemos y absorbamos más capacidades y premios recibiremos y nuestras mutaciones más poderosas serán, llegando a extremos casi surrealistas de devastación en nuestros ataques.

Como suele ocurrir en casi todos los juegos todas las armas son mejorables, todas las habilidades se pueden potenciar y conforme nos enfrentemos a ciertos enemigos importantes lograremos sus armas, hasta un total de cuatro, de las cuales podremos tener a la vez hasta dos. También podremos coger armas de los soldados, pero su potencia y efectividad dista mucho de la que lograremos con las nuestras.

Para facilitar la localización de objetivos se ha optado por dos soluciones extremadamente útiles y bien implementadas:

  • Por una parte contamos con un minimapa muy claro sobre lo que hay en cada escenario: tropas enemigas, carros blindados, personas de interés, terminales con información, etc.; apenas hay pérdida y su señalización es muy correcta.
  • Por otra, para localizar a personas muy concretas contaremos con un utilísimo sónar cuyo uso no es que esté muy bien explicado pero que en la práctica es fácil: lanzamos una señal y ésta resalta a quien busquemos en el mapa haciendo brillar su sistema nervioso. Si está muy lejos veremos una onda expansiva que se generará en el punto donde esté y se irá ampliando, así que solo deberemos ir al centro de dicha onda para encontrarle. Para ello es muy conveniente escalar edificios altos ya que desde las alturas se ve mejor el origen de la señal.

En nuestro periplo por descubrir la verdad estaremos en contacto con varios personajes que nos darán mucha información muy interesante para poder avanzar. Estos personajes están presentes tanto en la historia principal como en las decenas de misiones secundarias. Realizar éstas no es esencial para pasarse el juego (por algo son secundarias), pero sí ayudan a conocer detalles de la historia y para acumular puntos de experiencia y de evolución y así lograr tener a un Heller extremadamente poderoso capaz de hacer frente a hordas de enemigos sin apenas despeinarse.

A nivel técnico PROTOTYPE 2 se porta bastante bien: Nueva York es absolutamente enorme. Las tres zonas en las que está dividida son muy grandes de por sí y la recreación es notable. Las animaciones faciales están logradas, las explosiones más espectaculares son impactantes y la imagen casi jamás se ralentiza aunque haya muchos enemigos enormes.

El sonido está a la par con efectos extremadamente contundente y el doblaje, liderado por Roberto Encinas, es maravilloso, sobresaliente, con frases de un humor negro desgarrador que nos van a hacer soltar muchas sonrisas y varias carcajadas. Hay voces que desentonan, pero como corresponden a personajes muy secundarios se puede pasar por alto.

Sí se puede achacar alguna desincronización labial y una banda sonora  que pasa muy inadvertida y que no hay temas que perduren en la memoria. Por otra parte hay que reconocer que las explosiones secundarias pueden llegar a ser muy cutres y no están a la altura de la actual generación de consolas.

En general PROTOTYPE 2 no tiene una historia apasionante ni profunda, pero engancha. Siempre querremos avanzar para saber qué burrada será capaz de hacer Heller y qué posibilidades destructivas se nos brindan con cada evolución de la mutación. El mundo abierto es enorme, sus posibilidades son muy amplias y las decenas de misiones aunque no son muy variadas sí son divertidas.

Es una compra muy recomendable para los amantes de los sandbox y que quieran un título lleno de acción sin freno y mucho, muchísimo humor negro gracias al bestial trabajo de Roberto.

Podéis escuchar el análisis completo aquí: Ir a descargar

Datos:

Desarrolladora: Radical Entertainment.
Distribuidora: Activision.
Género: sandbox (mundo abierto), acción.
Plataformas: PlayStation 3, Xbox 360, PC.
Versión analizada: PlayStation 3.
Idioma: totalmente en castellano.
PEGI: 18 (violencia, tacos).
Precio: 70,95 € para PS3 y Xbox 360; 60,95 € para PC; 91,95 € edición coleccionista para consolas.
Web oficial: http://www.prototypegame.com/

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *