Spirit Camera y la esencia de lo paranormal

"Échame una mano"Con motivo del lanzamiento de Spirit Camera: La Memoria Maldita, el spin-off de la saga de terror psicológico Project Zero para Nintendo 3DS, vamos a analizar los límites entre realidad y ficción que el juego pretende borrar. Precisamente porque trata también sobre lo paranormal, Nintendo lo presentó junto a Richard Wiseman, un experto en la materia que ha demostrado el papel fundamental que juega la mente en este tema, algo que ya tuvieron presente los desarrolladores del juego al darle forma.

El punto de partida de Spirit Camera lo resume Keisuke Kikuchi, productor de TECMO KOEI: “era nuestro deseo de crear un juego que proporcionara la experiencia más aterradora que fuera posible (…) y llegamos a la conclusión de que lo que más asusta a la gente es su propia imaginación”.

El miedo que infunde el juego es propio del terror japonés de películas como Shutter o Hanako, un terror psicológico donde la tensión se construye estimulando la imaginación del público conforme avanza la trama. La clave aquí es que de esta forma se consigue que la audiencia pase más miedo con lo que no se muestra (lo implícito) que con lo que sí (lo explícito) y el sentimiento es más intenso.

Para el juego se ha seguido esta filosofía y se ha echado mano de la tecnología de 3DS para difuminar la línea entre la realidad y la ficción de la pantalla. Empleando los sensores y las cámaras de la consola se ha creado un juego de Realidad Aumentada que tiene una base real y palpable y otra ficticia, aunque luego sea la mente del jugador la que obre el efecto de miedo restante.

La trama arranca en el momento en que abrimos la caja del juego (un paquete que nos han enviado, si nos metemos en la ficción): se supone que recibimos una “cámara oscura” (nuestra 3DS) que permite ver a los fantasmas que hay a nuestro alrededor, pero además también se incluye el “Diario Púrpura”, un cuadernillo que habrá que ir leyendo a través de la cámara para descubrir sus secretos.

Al hacerlo, en ciertos lugares de la imagen que captemos del papel irán surgiendo apariciones que se adaptarán en tiempo real a los movimientos que hagamos. Realmente creíble y espeluznante si seguimos la corriente al juego, requisito indispensable para sumergirse en la experiencia porque todo arranca con un aviso: si leemos algo en una página en blanco, viviremos una experiencia terrorífica.

Pese a lo dicho de que eres el protagonista y de que tu realidad se mezcla con la del juego, en la ficción controlaremos a un personaje femenino, Maya. Ésta es otra decisión de diseño porque, como dice Kikuchi, da más miedo “tener a una chica afrontando fantasmas con apenas una cámara, en lugar de a un hombre musculoso derribándolos a puños”. Además, la mayor percepción sensorial de las mujeres, su “sexto sentido”, viene muy bien para las historias de fantasmas.

Más allá de la propia trama de Spirit Camera, el juego tiene otras formas de crear miedo portátil. La primera es el “Análisis Espectral“, un modo para hacer fotos que revela los fantasmas que nos rodean. Los espíritus pueden variar de un día para otro y hasta pueden darte consejos, así que conviene persistir.

El otro modo es el “Exorcismo“, que muestra el espíritu que se oculta tras el rostro del alguien y nos permite exterminarlo antes de que sea demasiado tarde. En ambos modos, las fotos se guardan en la tarjeta SD y pueden verse desde el programa Cámara de la consola.

Ejemplos de fotos fantasmales

Tras la presentación del juego llegó el turno del profesor Wiseman, uno de los mayores expertos en el tema, para desmitificar lo paranormal. Esto aporta algunas claves sobre el interés general por los espíritus y por las historias de terror como Project Zero.

Richard Wiseman es investigador y profesor de Psicología en la Universidad de Hempforshire (Reino Unido) y lleva más de 20 años obsesionado por demostrar el papel fundamental que juega nuestra mente en las creencias de lo paranormal. Ha investigado supuestas pruebas de la existencia de fantasmas, lugares encantados donde la gente ha afirmado presenciar apariciones e incluso conducido experimentos propios para llegar a la conclusión de que “los espíritus son el precio que pagamos por poseer cerebros extraordinarios. Como tales, los fantasmas son una parte esencial de nuestra vida”.

Richard WisemanLa clave de su argumento es que “nuestra mente rellena los huecos de la realidad. El cerebro humano es bastante hábil para inferir significados a partir de un contexto concreto”. Somos reacios a pensar que ciertos acontecimientos carecen completamente de sentido y por ello buscamos uno que lo explique: lo paranormal. Los fantasmas son el resultado de la información que nosotros añadimos a la realidad que tenemos enfrente porque “nos resistimos a pensar que nuestra vida carece completamente de sentido” y, gracias a ellos, se demostraría que hay algo más allá de la vida. Este razonamiento se encuentra detrás de supuestas fotos fantasmales como éstas.

Las pruebas visuales de lo paranormal se basan en ilusiones creadas por nuestra mente. Durante la charla del profesor Wiseman pudimos ver algunas y comprobar hasta qué punto nos engañamos al descifrarlas. He aquí dos ejemplos de expresiones humanas donde no las hay y uno de percepción alterada con fines terroríficos.

También hay otros factores que influyen en la creencia en lo paranormal. Los cambios en los polos geomagnéticos o la exposición a sonidos de baja frecuencia (que suelen estar presentes en “lugares encantados”) pueden producir la sensación de estar frente a un fenómeno del más allá, aunque sin duda lo fundamental es la sugestión. Las personas con la suficiente sugestión tienen más sensaciones de lo paranormal que otras y suelen ocurrirles normalmente en los mencionados lugares encantados, de ahí que se perpetúen las leyendas de fantasmas.

El fantasma de las escaleras

Foto de un indivíduo en movimiento con una exposición larga. © Michal Bednarek | Dreamstime.com

Wiseman es autor de los libros 59 Segundos y ¿Es esto paranormal? y éste es su blog.

Spirit Camera: La Memoria Maldita ya está disponible para Nintendo 3DS. Para más información sobre el juego, visita su web oficial.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *