Análisis de Projecto Zero 2: Wii Edition

Como ya os avanzamos en el preanálisis de Project Zero 2, este juego de terror es la adaptación de Project Zero 2: Crimson Butterlfly que en su momento estuvo para PS2 y ahora llega para Wii. El terror sigue intacto, pero por diversos motivos sentiremos más desesperación que otra cosa…

La historia ya os la contamos: dos torpes e inútiles inocentes gemelas llamadas Mio y Mayu se adentran en la Aldea Perdida y cada una de sus casas y secretos. El terror llega por varios frentes: por una parte la oscuridad es tan grande que apenas podemos ver lo que nos espera unos metros más adelante. Por otra, los ruidos y voces espectrales así como las apariciones ponen los pelos de punta. Y para rizar el rizo, los fantasmas que encontraremos no nos pondrán las cosas nada fáciles.

Nuestra arma será una cámara de fotos capaz de hacernos ver “lo que no se puede ver”, es decir, a esos fantasmas y objetos invisibles. Para con los buenos nos mostrará pistas en forma de objetos o rutas, y para con los malos, logrando el mejor encuadre, conseguiremos ataques para derrotarlos.

La cámara puede mejorarse, y es extremadamente importante hacerlo en cuanto se pueda ya que los fantasmas irán siendo cada vez más difíciles. Mejores lentes, objetivos y películas que podremos ir comprando para lograr efectos distintos. Los puntos, como es obvio, se logran acabando con los malos.

Ahora bien, no todo es tan fácil ya que si esperamos demasiado al encuadre perfecto el espectro al que nos enfrentemos puede acabar haciéndonos a nuestro personaje o su gemela un daño irreparable.

Un curioso añadido que se agradece mucho ya que aumenta considerablemente el terror es que nuestras acciones se ejecutan pulsando durante un rato el botón A. Esto tiene sentido porque hay veces en que para coger una medicina debamos lograr apretarlo durante varios segundos, tiempo suficiente para que un espectro nos hiera gravemente. Es ahí cuando debemos pensar si arriesgamos y lo cogemos a pesar del daño que recibiremos o si pasamos de él y por tanto no sufrimos pero tampoco recuperamos vida.

 El problema de este juego y por el que el terror que sentimos al principio torna a desesperación y puede lastrar demasiado la experiencia es el control: aunque el trabajo de traslación de la PS2 a Wii a nivel técnico es aceptable pero muy mejorable, el manejo de Mio es, sencillamente, horrible. Sus movimientos son lentos, torpes y desesperantes (baste decir que para hacer un simple giro de 180 grados hay que agitar el mando y además lo hace sobre su propio eje, no se puede hacer de otra forma), y el manejo de la cámara es tortuoso. Dado que es nuestra arma para todo, nos hará perder vida constantemente y andar perdidos con el encuadre.

A esto podemos sumar unos gráficos muy pobres para ser de Wii y un doblaje al inglés totalmente falto de emoción. La música tiene muy escasa presencia,  aunque en un juego como este casi es más un acierto.

 Al menos han incluido varios añadidos como un sencillo modo multijugador, varios finales y extras desbloqueables, lo cual diferencia a este remake de otros que se limitan a mejorar texturas y poco más.

 Lo cierto es que aunque Project Zero 2: Wii Edition te hace sentir miedo auténtico (recomendado jugarlo con Dolby Pro Logic II), su control y la torpeza de las protagonistas son desesperantes, tanto que pueden hacer desistir incluso al jugador más veterano. Ha sido una muy buena iniciativa de Tecmo Koei el traer de vuelta este clásico del miedo, pero no con estos defectos. Lo disfrutarán por tanto los amantes del terror con mucha paciencia con los mandos. El resto querrá volver a otras sagas.

Podéis escuchar el análisis íntegro en el programa 2×22 y en este reproductor: Ir a descargar

Datos:

Plataforma: Wii.
Desarrolladora: Tecmo Koei.
Distribuidora: Nintendo.
Género: terror.
Idioma: textos en castellano, voces en inglés.
PEGI: 16+ (violencia, miedo).
Precio: 46,95 €
Página web oficial: http://www.nintendo.es/NOE/es_ES/games/wii/project_zero_2_wii_edition_49408.html

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Captcha Captcha Reload

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.