Generaciones de Videoconsolas

Cierta incertidumbre rodea al tema de las generaciones de las videoconsolas. ¿Cuántas generaciones hay? ¿Por qué en los medios se habla de que la próxima generación es la sexta o la quinta? ¿Hay diferencia entre las generaciones de videoconsolas domésticas y portátiles? Todo ello lo vamos a clarificar aquí de manera rápida y directa.
Curiosamente, existe el mismo número de generaciones de consolas domésticas y portátiles. Sin embargo no coinciden en la duración ni en la época. Así, la 4º generación de consolas domésticas no tiene casi nada que ver con el momento y duración de la 4º generación de consolas portátiles. Veamos los principales dispositivos que abarcaron cada época:

Allá por el año 1972, un ingeniero alemán llamado Ralph Baer ve cumplido su sueño de construir y comercializar un dispositivo capaz de emitir en el televisor el mismo juego que está disponible en las máquinas de los bares y centro comerciales. Ha nacido la videoconsola doméstica con el primer videojuego comercial y su padre indiscutible es Ralph Baer con su Magnavox Odyssey. Pocos años tardan en darse cuenta varios ingenieros en las posibilidades de este producto y así salen poco después la Sears Telegames Pong de Atari y la Coleco Telstar, intentando versionar el mismo concepto de juego.

Comienza en el año 1976 con un claro líder, Atari que pondrá dos consolas en el mercado en esa época. Otros intentan subirse a este tren, pero ni siquiera las primeras consolas de Nintendo y Sega pueden competir con el rey.

En un intento de dejar atrás la difícil crisis que atravesó la industria entorno al año 1983, Nintendo lanza al mercado en 1984 su Famicon y poco después la versión internacional, Nintendo Entertainment System, demostrando que la industria no había muerto. Eso sí la crisis se llevó por delante al líder Atari, que fue comprado por Warner Bros. y cambió su política completamente. Sega también sale fortalecida y después de varios modelos saca su Sega Master System.

Esta es la generación del salto a los 16bits gráficos, del cerebro de la bestia, de los Sonic más rápidos y locos es la época de la Super Nintendo y la Sega Mega Drive. Aunque no fueron los primeros de su generación, ya que NEC se adelantó con su PCEngine, saliendo a la venta en 1987.

Esta fue la época con más dispositivos en el mercado. Muchas compañías lo intentaron, incluso Apple con su Pippin. Corría el año 1994 y todos creían que podrían robarle la tarta a la Nintendo 64 y a la Sega Saturn (que fue el primer fracaso de SEGA en lo que a dispositivos se refiere). Casio, Amiga, Panasonic, Sanyo… incluso Sony con su Playstation lo intentaron… y alguno lo consiguió.

La sexta generación es una época de cambios. Los grandes reyes del pasado declinan frente al embate de las nuevas generaciones. Arranca en el año 1998 con el nacimiento de la Sega Dreamcast, pero sería el funeral de SEGA y su división hardware. Nintendo también se estrelló con la Gamecube y provocó un profundo cambio y reorientación. Fueron Microsoft con su Xbox y Sony con su Playstation 2 los ganadores. Sobretodo Sony cuya “Play2” se ha convertido en la videoconsola doméstica más vendida de la historia con más de 152 millones de dispositivos.

Esta generación que aún no se ha clausurado definitivamente la comienza en 2005 Nintendo con su Wii, y demuestra lo que un profundo análisis crítico puede hacer. Revoluciona el concepto de videoconsola y abre las puertas a nuevos usuarios más casuales y familiares. Un año después se presenta la Xbox 360 de Microsoft y en 2007 la Playstation 3 que es actualmente la menos vendida de las tres. El triunfador indiscutible: Nintendo, que vuelve a demostrar por qué ha sido el rey en casi todo.

Ya tenemos en nuestras tiendas prácticamente todos los exponentes de esta nueva generación. Tenemos a la ya conocida Wii U, que no ha acabado de arrancar en ventas, incluso llevando un año en el mercado. Hasta el punto de que EA Sports no ha publicado su nuevo FIFA para esta plataforma, debido a las escasas ventas de su antecesor. Tenemos sin embargo ya estrenadas la PS4 y la Xbox One. La batalla está servida y cada una tiene su estrategia y su ventaja.
Nuevos contendientes se prometen también para esta generación, como OUYA que ha sido una decepción, o la llamada Steam Box, que parece que va a derivar a una estación multimedia para los televisores.

Data del año 1976 en el que empiezan a comercializar dispositivos electrónicos de juegos, con baterías. No son videojuegos, pero tienen algún mecanismo electrónico que requiere alimentación. Debido a su reducido tamaño, se pueden guardar en una mochila o cartera grande. El juego Auto Race de Mattel es el máximo exponente y el primero, de esta generación.

Comienza en el año 1979 en el que se incorporan pantallas de cristal líquido a los dispositivos. La Microvision de Milton Bradley tuvo mucho éxito. Siguen siendo dispositivos electrónicos aunque tienen un display con información.

Aquí comienza las verdaderas consolas portátiles con un único videojuego, de las que las Game & Watch de Nintendo son el mayor y más exitoso exponente. Cada dispositivo contaba con un único juego, aunque prometía horas de diversión. Las primeras salieron al mercado en el año 1980.

Esta generación es el auténtico comienzo de las videoconsolas portátiles con juegos intercambiables, a través de un cartucho. La verdadera batalla por este nicho de mercado empieza aquí y tiene poderosos competidores como Gameboy, Game Gear y algún otro fabricante que lo intentó, pero con menor éxito. El año es 1989.

Para esta generación, el mercado ya estaba consolidado y permitía el acceso a nuevos competidores como Neo Geo o Swan. Curiosamente un dispositivo que no entra en el concepto de videoconsola fue el absoluto ganador de esta época. Hablamos del año 1996 y del Tamagotchi. En un ámbito más estricto, Neo Geo Pocket y la Gameboy Color fueron sus máximos exponentes.

En marzo de 2000 sale al mercado la Game Boy Advance y no mucho después Nokia se atreve a fusionar el concepto de la videoconsola y el de teléfono móvil en un dispositivo, el Smartphone N-Gage. Una vez más Nintendo demuestra su buen hacer, aunque el éxito es relativo.

Es la época de los grandes cambios para Nintendo y de la puesta a la venta de una apuesta muy arriesgada: Su Nintendo DS, enfocada a un público muy diferente al que estaba acostumbrada hasta ahora. El tiempo le dio la razón y se convirtió en un éxito, de hecho es la videoconsola portátil más vendida de la historia con 150 millones de unidades. Pero también nuevos concursantes aparecen pisando muy fuerte, después de su tremendo éxito en las consolas domésticas. Hablamos de Sony y su PSP y del año 2004.

Curiosamente, esta última generación, inaugurada en 2010 por la Nintendo 3DS y revalidada con la nueva consola de Sony, la PS Vita, está mucho más evolucionada que la misma generación para consolas domésticas. Como siempre, Nintendo abre las puertas y ocupa la primera plaza en ventas.

Aunque no faltan en esta ocasión nuevos pretendientes al trono, como la consola portátil Nvidia Shield, que con su nuevo chip Tegra tiene ganas de demostrar su potencia. Veremos a ver si no es un heredero de la maldición N-Gage y su escaso éxito, o si de verdad hay mercado para las videoconsolas portátiles, con los smartphones y tablets apretando tan fuerte.

Así pues, parece claro que la nueva generación de consolas domésticas que se aproxima es nada menos que la octava. Aunque la polémica no acaba aquí, ya que si atendemos en sentido estricto a los saltos tecnológicos, se podría reducir bastante el número de generaciones. Y cerramos con una pregunta ¿Es suficiente duplicar el número de bits para hablar de una nueva generación? ¿Es suficiente que sea un equipo más potente, con más memoria, potencia gráfica, etc?

Fuente:
http://es.wikipedia.org/wiki/Videoconsola
http://es.wikipedia.org/wiki/Videoconsola_port%C3%A1til

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *