Análisis: Sonic & All-Stars Racing Transformed

La secuela de Sonic & Sega All-Stars Racing (2010) es otro clon de Mario Kart evolucionado que rezuma personalidad propia y amor seguero.

Se puede definir como una acertada mezcla entre OutRun y Diddy Kong Racing (juego de Nintendo 64 en el que corrías por tierra, mar y aire) que tiene abundantes modos de juego en solitario o en compañía pero cuyo nivel de dificultad es exigente.

MECÁNICA DE JUEGO

Los personajes de Sega tienen que derrapar en las curvas para ahorrar tiempo, como en el OutRun, pero se diferencia de Diddy Kong Racing en que sus vehículos se transforman en lancha, avión o coche en cuanto pasan por unos aros.

Sus transformaciones van en consonancia con las de los circuitos, que tienen tramos exclusivos para cada vehículo y otros que evolucionan hasta serlo, de modo que cada vuelta puede incorporar novedades .

 

DIFERENCIAS ENTRE LOS VEHÍCULOS

Por suerte son notorias. La lancha es más pesada y en sus tramos influye la cantidad de oleaje y su dirección, así que hay que currar más. Pero donde más hay que currar es en el avión porque tienes que desplazarte hacia arriba y hacia abajo para evitar obstáculos del escenario y puedes hacer acrobacias con el stick derecho. Las acrobacias te pueden salvar del disparo de un enemigo, pero son el sustituto de los derrapes y funcionan igual: si haces unas cuantas seguidas, ganas un turbo automático que viene muy bien (al estilo de esas maniobras para ahorrar tiempo a lo OutRun).

 

LOS HOMENAJES

Los hay de tres tipos: en los escenarios, en los personajes y en la música, y en general recorren las franquicias más populares de Sega como Sonic, Shinobi, After Burner, Super Monkey Ball, Jet Set Radio, Crazy Taxi, Space Channel 5, Nights, Panzer Dragoon o Golden Axe. Es una de las mayores celebraciones del seguerismo que hay.

Los escenarios tienen multitud de detallitos de los juegos originales y son fieles en la medida de lo posible porque lógicamente han alterado algunos tramos para las transformaciones.

En cuanto a los personajes, hay una selección bastante representativa aunque hay que irlos desbloqueando a todos a base de jugar. Además, se incluye de regalo a Ralph (protagonista de Rompe, Ralph de Disney),  cada plataforma añade algún personaje exclusivo (como nuestros propios avatares en Xbox 360, 3DS y Wii U), y los DLC del juego (alguno gratuito) añaden aún más personajes de SEGA como Ryo Hazuki de Shenmue.

Y en último punto está la música de Richard Jacques, prestigioso músico británico que trabajó en bandas sonoras de juegos de Sega como Headhunter o Sonic R, que ha hecho interesantes remezclas de famosos temas de las franquicias de Sega (a excepción de lo que ha hecho con OutRun, que para mí no tiene nombre).

 

LOS CONTROLES

El manejo es muy sencillo en todas las transformaciones, así que cualquiera lo pilla en un momento. Junto a las acciones básicas como acelerar, frenar, derrapar y mover el volante, también hay que usar objetos (de ataque y de ayuda) y, ocasionalmente, realizar piruetas en el aire con el stick derecho. No obstante, el juego es exigente con los retos que plantea, así que hay que esforzarse para cubrir objetivos y bordar los derrapes.

 

LAS ARMAS

El arsenal no solo es bueno sino que además es más justo que en muchos Mario Kart porque hay un buen equilibrio general. Prácticamente todo se puede lanzar hacia delante o hacia atrás y hay desde las típicas armas arrojadizas manuales o automatizadas hasta un guante que recoge lo que te lancen por detrás.

Como curiosidad, aquí el tradicional objeto que te hace invencible se llama All-Stars y transforma nuestro vehículo en una versión más potente y rápida acorde al personaje.

 

PERSONALIZACIÓN DE LOS VEHÍCULOS

De entrada todos son distintos en sus cualidades básicas (aceleración, velocidad punta, manejo, turbo y All-Stars), pero según los usas ganas puntos de experiencia que te permiten mejorarlos para poder competir en cualquier carrera.

Los puntos desbloquean nuevas configuraciones y cada una potencia un aspecto: están la equilibrada, la que prima el manejo, la que potencia el turbo, la que favorece la aceleración, la que da velocidad máxima y una especial llamada modificación de consola que convierte los vehículos en algunas de las consolas de Sega (un sentido homenaje).

 

VARIEDAD DE MODOS DE JUEGO

Para no enrollarme, diré que hay de todo, incluyendo desafíos concretos como evitar el tráfico; están las típicas copas de cuatro carreras y hay un modo principal que es el Tour Mundial.

En este modo hay cinco rutas distintas, cada una con sus competiciones, y se trata de ir cumpliendo varios objetivos para poder avanzar. Por ejemplo, se alternan carreras en las que exigen una posición concreta para clasificarse con desafíos como derrapar una zona de un circuito. Pero además en este modo consigues estrellas con las que vas desbloqueando nuevos personajes y eventos, así que merece la pena esforzarse.

 

EL MULTIJUGADOR

Sea en pantalla partida (para cuatro jugadores) u online (hasta 10), hay modos de juego de sobra (desde carreras hasta combate) que aseguran la diversión. Y todo va fluido y sin pase online, así que es muy de agradecer.

 

VALORACIÓN TÉCNICA Y AUDIOVISUAL

Como es tradición en el estudio Sumo Digital, el juego está muy bien optimizado para cada plataforma y se mueve fluido y bien detallado. Además el diseño de arte es precioso y cada mundo de Sega está tratado con mucho respeto.

El sonido en general está muy bien aunque las voces de los personajes sean en inglés porque curiosamente sólo han doblado en español la voz del comentarista (con acierto, por suerte). Y la música, en general, está inspirada, como se puede comprobar en el análisis radiofónico a continuación:

Ir a descargar

PEGAS

Como no podía ser perfecto, creo que tiene tres; por suerte no demasiado relevantes:

  1. Los personajes escogidos son cuestionables y no les sacan todo el partido porque hubiera estado bien que tuvieran ataques propios o algo más característico que la forma All-Stars.
  2. El modo principal no tiene ninguna historia que sirva de enlace para todo y que motive a seguir jugando.
  3. La ausencia total de extras como vídeos o galerías que homenajeen la historia de Sega de algún modo, que hubiera sido lo suyo.

 

VEREDICTO

El juego está genial y tiene personalidad suficiente como para alejarse de sus referentes. Lo recomiendo para todo el mundo y, en especial, para los fans de Mario Kart y para los más segueros, dado el constante homenaje a las obras de la compañía. Eso sí, teniendo en cuenta que hay que esforzarse para terminarlo, igual no todos consiguen avanzar en él: es de esos que se entienden rápidamente pero que se dominan con el tiempo.

 

DATOS

  • Plataformas: Xbox 360, PS3, PC, Wii U, Vita, 3DS
  • Analizado en: PS3
  • Género: carreras locas
  • Jugadores: 1 a 4 en local y hasta 10 online
  • Desarrolladora: Sumo Digital
  • Distribuidora: Koch Media
  • Idioma: textos y la voz del comentarista en español
  • PEGI: 7 por Violencia Caricaturizada
  • Precio: 29,95 € en PC, 49,95 € en Wii U, y 39,95 € en Xbox 360 y PS3, Vita y 3DS

Analizado mediante una copia promocional suministrada por Koch Media

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Captcha Captcha Reload

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.