Análisis: Mass Effect 3 – Ciudadela

El último DLC de Mass Effect 3, porque no va a haber más, es otra parte que parecía planeada pero que no se llegó a incluir en el juego. No obstante, es algo más que el típico contenido descargable de pago: aparte de una misión que termina de explorar un oscuro tema, añade una curiosa parte de relaciones sociales dedicada por entero a los fans.

LA EXCUSA PREMISA

El capitán Anderson concede un permiso a la tripulación de la Normandía para que se relaje en la Ciudadela, y allá que se van. Está pillado por los pelos en medio del conflicto con los segadores pero lo cierto es que al final poco importa.

Anderson cede a Shepard su apartamento (con una justificación plausible, al menos) para que sirva de guarida al equipo mientras están allí. Llegados a este punto los fans de la saga podrán sentir algo de lástima por el capitán porque parece “el pupas” de la saga que siempre sale perdiendo a favor de Shepard, pero aún así el final del juego en sí y los documentos sobre él que hay por el apartamento le hacen bastante justicia.

Según comienza el permiso, alguien trata de matar a Shepard pero ni son segadores ni Cerberus, así que toca luchar para descubrir de quién se trata.

"Comandante Shepard: ¿puede salir un momento a que le reventemos?"

 

UNA CAMPAÑA BREVE PERO INTENSA

Pese a lo que pueda parecer, merece la pena jugarla porque contiene:

  • Luchas en zonas inéditas de la ciudadela y más allá, incluido un escenario en movimiento muy especial.
  • Momentos en los que todos tus aliados te acompañan, aunque vayan con su grupo por otro camino distinto al tuyo.
  • Enemigos están bien preparados.
  • Nuevas armas y piezas de armamento y coraza.
  • Muchas bromas con cada uno de los personajes, algunas en función de quien vaya contigo.
  • Y partes de sigilo curiosas (una vez más, innovando mecánicas en los dlc).

Pero la cosa no acaba aquí porque aún hay más contenido.

 

ELIGE A LOS MIEMBROS DE TU FIESTA

La famosa frase de la infame traducción española de Final Fantasy VII viene a cuento más que nunca al terminar la campaña porque, tras el momento de relax frustrado por los facinerosos de turno, los miembros de la tripulación piden que des una fiesta en la casa de Anderson tu pedazo de apartamento.

El distrito más molón de la Ciudadela

Y aquí es cuando a todo fan de Mass Effect se lo ganan para toda la eternidad: en esta parte con reminiscencias de Los Sims tendrás que celebrar la susodicha fiesta y relacionarte con los principales miembros de la Normandía de toda la saga (los que sigan vivos, claro está). Para ello, antes del convite puedes moverte libremente por la zona más de moda de la Ciudadela para entretenerte y comprar lo que necesitas (¡incluso muebles para la casa!), aunque también puedes quedar con ellos por separado para dos tipos de cita. En todos los casos las posibilidades son geniales.

En primer lugar puedes ir de farra con alguno de tus amigos y realizar distintas actividades como jugar a recreativas, competir en su simulador de combate o simplemente desvariar. Éstas son las situaciones más cómicas de todas porque a los guionistas se les va la olla aunque se mantiene la coherencia de cada personaje.

Unas birras por la destrucción de la galaxia a manos de los Segadores

La otra opción es enseñar el apartamento a todo el que quiere verlo, y aquí el tono sigue puede ser de amistad o de amor en función de la relación que tengas con cada uno, aunque se mantiene el buen rollo.

Pero la verdadera chicha está en la fiesta en sí. Aquí puedes optar por quedarte con los que se han autoinvitado, que son los básicos como Liara o Garrus, o puedes ampliar con todos los que te apetezca y sigan vivos.

El cotarro se anima en cuanto rula el alcohol

Además puedes optar por una fiesta tranquila o alocada, y todo ello con más opciones según pasa el tiempo y con las posibilidades que cada uno de los casi 20 personajes te brindan, así que hay múltiples posibilidades.

Lo mejor es que los guionistas no se han cortado: han puesto todo lo que se les ha ocurrido, han mostrado momentos esperados por todos como un pique entre Jack y Miranda o entre Grunt y Wrex, han homenajeado a los caídos de alguna forma e incluso han parodiado aquello que los fans han criticado y amado a lo largo de estos años. Y todo con los guionistas y el reparto originales. Vamos, que no hay desperdicio.

 

POCAS COSAS QUE OBJETAR

  1. Carga más a menudo de lo normal y pega tirones, al menos en PS3. Por suerte esto sucede en los momentos de más calma, no en las luchas.
  1. Los archivos de la ciudadela no está subtitulados, o por lo menos no en castellano. Estos archivos son recreaciones holográficas de momentos del universo Mass Effect, algunos inéditos, así que hacen ilusión y es una pena que quien no tenga un buen nivel de inglés se pierda los detalles.

 

CONCLUSIÓN

Es un DLC imprescindible para los fans, quizás más que ningún otro porque te permite dedicarle tiempo a cada personaje y pasarlo bien con él antes de la gran despedida, no como en la parte final de Mass Effect 3 que simplemente podías hablar con ellos vía conferencia. Además la campaña está curiosa, así que mezcla lo mejor de las partes de acción con una parte social enorme.

No están todos los que son, pero el momento es inolvidable

Es la mejor carta de amor posible a los fans después de la polémica del final y de haber menospreciado a tus aliados durante éste, así que ahora sí Mass Effect se marcha por la puerta grande.

Puedes comprobar cómo se desmadró el análisis radiofónico a continuación:

Ir a descargar

 

DATOS

  • Plataformas: PS3, Xbox 360 y PC
  • Género: acción y relaciones sociales
  • Para un jugador
  • Desarrolla: BioWare
  • Distribuye: EA
  • Idioma: voces en inglés y textos en castellano
  • PEGI: 18 por violencia y palabras malsonantes
  • Precio: 15 € en PS3, vía PlayStation Store, y PC, vía Origin, y 1200 MS Points en Xbox LIVE

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *