Análisis: Defiance

La serie y el videojuegoEste proyecto de ciencia ficción del canal SyFy tiene la peculiaridad de que, por primera vez, se desarrolla en paralelo en dos medios: en una serie de televisión (emitida en castellano en SyFy) y en un videojuego online.

Los resultados, no obstante, son en ambos casos mejorables.

CONTEXTO DE DEFIANCE

La serie está ambientada en la Tierra en un futuro cercano. Tras años de conflicto con una raza alienígena que pretendía habitar el planeta junto a nosotros, en 2030 se acaban las Guerras Pálidas con la explosión de la flota Arca en la que el resto de alienígenas esperaba en sus cámaras de sueño. Esto provoca que haya un cinturón de restos en órbita que van cayendo poco a poco a la Tierra y liberan tecnología de terraformación que altera la orografía del planeta y hace que surjan nuevas especies animales y vegetales.

Desde entonces, humanos y algunas razas alienígenas conviven en un planeta que no es propio de ninguno sino una extraña y peligrosa mezcla. Y hay gente, denominados “Cazadores del Arca”, que se dedica a saquear los restos de las naves Arca que caen del cielo para comerciar con su avanzada tecnología.

En definitiva, es una historia postapocalíptica a lo Mad Max con alienígenas y tecnología futurista-decadente centrada en un asentamiento llamado Defiance (la antigua ciudad de St. Louis), que parece clave para la supervivencia de todos. Los protagonistas principales son una pareja de Cazadores del Arca formada por un exsoldado humano que luchó en las Guerras Pálidas y la joven alienígena que le acompaña. Y el resto son las gentes del lugar que pertenecen a distintas razas y tienen sus rencillas internas.

 

UN COMIENZO MODESTO PARA LA SERIE

Tras un piloto de hora y media, se esperaba algo con más gancho. Sobre todo viniendo del creador de Farscape y de parte del equipo que hizo Battlestar Galactica, desde productores hasta un director, el encargado de los efectos especiales e incluso el compositor Bear McCreary. Más que nada sirve como una toma de contacto con el mundo y sus personajes, porque la serie tiene potencial pero aún no ha conseguido demostrarlo. O dicho de otra forma: no es un piloto que te enganche nada más verlo porque no sorprende a los que consumimos ciencia ficción.

Los protagonistas, recelosos de las gentes de Defiance

Con el segundo capítulo ya emitido la cosa no parece mejorar mucho más: se aprecian fricciones entre los habitantes y las distintas culturas, pero los grandes conflictos se siguen intuyendo más que verse y las posibilidades de este nuevo mundo está todavía por explotar. Esperemos que la cosa vaya a mejor.

Y hasta aquí sobre la serie, que lo que más nos importa es el videojuego.

 

LA VERSIÓN INTERACTIVA

El juego es un shooter online en tercera persona ambientado en un mundo persistente en el que pueden jugar a la vez montones de personas (MMO). Los hechos transcurren en San Francisco, a diferencia del St Louis de la serie, y manejas a un Cazador del Arca al que una compañía humana ha contratado para recuperar una poderosa tecnología.

La gracia es que promete compartir personajes y eventos con la serie y que las consecuencias de estos hechos se plasmen en ambos medios, pero de momento no se ha podido ver porque el juego tiene su historia ya cerrada (y no es interesante ni sorprendente) y la serie todavía tiene que avanzar. Supongo que esta complementariedad se verá más adelante en los DLC.

 

SISTEMA DE JUEGO

Lo primero es seleccionar la clase de tu personaje y su aspecto, aunque realmente ninguna de las dos cosas aporta una experiencia de juego distinta: todos los posibles personajes pueden acceder a todos los contenidos del juego, tener las habilidades que se quiera y son tratados de igual forma por el entorno. Es una pena que no se hayan explotado las diferencias entre razas y culturas.

En cuanto a la mecánica de juego, es como la mayoría de shooters actuales pero sin coberturas: o sea, que se trata de disparar a todo lo vivo, golpear cuerpo a cuerpo y rodar para evitar daños. Puedes llevar varias armas de fuego, algunas granadas, y adquirir mejoras y poderes especiales según avanzas. Todo con los puntos de experiencia y el dinero que ganas al cumplir misiones, que pueden ser principales o secundarias. Lo malo es que hay poca variedad y acaban por repetirse los objetivos y los estilos de misión de forma que al poco tiempo ya lo has visto todo.

También hay una serie de campamentos donde se guarda la partida y en los que te asignan las misiones para avanzar en la trama. Y el resto las puedes encontrar en cualquier momento según exploras el mundo porque suceden en tiempo real, lo que supone que puedes unirte a cualquier evento sin necesidad de salas de espera.

Para viajar, puedes optar por usar vehículos o teletransportarte entre los campamentos que has descubierto. Los vehículos los vas consiguiendo a lo largo del mundo y puedes usarlos desde varias posiciones al estilo Halo, pero de entrada te dan un quad que aparece todas las veces que lo necesites. Quizás su mayor acierto.

 

LOS CONTROLES

La parte de acción está bien resuelta pese a la ausencia de coberturas porque los disparos son precisos y el presonaje responde con agilidad a las instrucciones, pero el manejo de los vehículos es raro. Tienen un sistema de físicas y una suspensión peculiares, así que no siempre hacen lo que esperas, pero con el tiempo te acostumbras.

Como MMO, su mayor acierto es que la navegación por los menús en la versión de consola es sencilla e intuitiva, así que pasas más tiempo jugando que buceando en farragosos menús (como ocurre en otros títulos).

 

VALORACIÓN TÉCNICA Y ARTÍSTICA

La parte técnica es mediocre: hay cortes en la imagen, sobre todo en las escenas de vídeo, y tanto los modelados como las texturas tienen poco nivel y tienen un aspecto desfasado (especialmente las animaciones faciales). Por suerte la acción es fluida, pero no es un juego atractivo a la vista ni al oído.

Y digo esto porque artísticamente no llama la atención con sus diseños visuales y tampoco con sus sonidos, voces y banda sonora. Las interpretaciones de los actores simplemente cumplen y la banda sonora de Bear McCreary (músico de Galactica, Las Crónicas de Sarah Connor o The Walking Dead) no suena muy inspirada e incluye distorsiones Dubstep que no acaban de cuadrar. Hay algún tema que está bien, pero nada memorable tras un tiempo e incluso alguno recuerda a Galactica o Caprica.

Puedes escuchar fragmentos de la banda sonora del juego e incluso extractos de la serie de televisión en nuestro análisis radiofónico:

Ir a descargar

 

VALORACIÓN

El juego es una decepción. No solo no sorprende sino que encima tiene peor guión que lo que se ha visto de la serie y resulta aburrido a la larga, así que no he encontrado una motivación para seguir jugándolo. Si a esto le sumamos el mediocre acabado que tiene en general, el resultado es un juego del que creo que se puede prescindir.

Todavía está por ver si la serie va a suponer un gancho suficiente como para hacerse con el juego, pero por el momento hay que considerarlo como un producto aislado. Si te gustan los juegos de acción y la ciencia ficción, y sobre todo si buscas un MMO en consola, puede ser tu juego porque no hay muchas alternativas. Además, no requiere pase online, un detalle muy a tener en cuenta.

Si lo piensas jugar en PC, hay mejores productos a los que acudir pero ahí está como opción. Y si no te gusta el rollo online, directamente busca otra cosa.

 

DATOS

  • Plataformas: PC, Xbox 360 y PS3 (analizado en PS3)
  • Género: Shooter en tercera persona multijugador online
  • Desarrolla: Trion Worlds
  • Distribuye: Trion Worlds
  • Jugadores: hasta 2 en cooperativo e ilimitados en red
  • Idioma: voces y textos en inglés (¡Ojo!)
  • PEGI 18 por violencia y lenguaje soez (aunque suelen ser tacos en idioma inventado)
  • Precio: la edición de base es la limitada, que incluye ventajas descargables, y cuesta 49,95 € en PC y 59,95 en PS3 y Xbox 360. Pero hay dos más: la Collector’s Edition sale por 69,95 € en PC y 89,95 en consolas y añade más mejoras descargables, un libro de arte, la banda sonora en CD, la estatuilla de un monstruo, pegatinas, un contrato ficticio y un DVD con el “Cómo se hizo”. Y la Ultimate Edition, que añade más mejoras descargables, un año de DLC gratis, una bolsa y un título exclusivo para el personaje, cuesta 99,95 € en PC y 119,95 en consolas.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *