Análisis de Dishonored: El Puñal de Dunwall

Carátula PrincipalHoy quería hablaros de nuevo de Dishonored, pero esta vez de su segundo DLC que se llama El Puñal de Dunwall. No hemos hablado del DLC anterior porque realmente no ampliaba la historia, si no que eran unas pruebas. De hecho se llamaba Dunwall City Trials y consistía en varias misiones separadas en las que conseguir objetivos de tiempo, sigilo etc.

En esta ocasión nuestros queridos amigos de Bethesda nos han traído un DLC que nos cuenta la historia de uno de los personajes del juego principal: Daud, el legendario asesino que mató a la emperatriz por encargo del Lord Regente.

Tras asesinar a la emperatriz y cambiar irremediablemente la suerte de Dunwall, decides buscar la redención. El Forastero te desvela la clave para lograr tu expiación y te pone ante un misterio asociado a un nombre: Delilah.

Director de la Industria ballenera.

A nivel técnico comentar brevemente que han retocado los brillos y reflejos y que el sol, los atardeceres y demás están fenomenal. Dishonored en general es un juego con mucha potencia gráfica y un diseño artístico excelente. En esta ocasión lo despliegan entorno a la industria ballenera, más que entorno a la ciudad, y es resultado es que tienes ganas de abrir cada puerta y mirar por cada cerradura para disfrutar de lo bien ambientado que está.

La sonorización también mantiene la alta calidad del título y acompaña bien al juego, además de afectar directamente a que te descubran, si rompes algún jarrón o tiras un estandarte al suelo.

Industria balleneraLa dinámica del juego no ha cambiado un ápice. Ahora somos Daud y tenemos que descubrir quién es Delilah. Podremos hacerlo de dos maneras como viene siendo típico del juego: Masacrando a todo bicho viviente, o explotando el sigilo al máximo. Ello influirá en el resultado final del caos reinante en la ciudad y en el final.

Lo interesante de este DLC, aparte de ampliar un poco las horas jugables del principal –que buena falta le hacía porque es muy corto (me lo he pasado 2 veces yendo despacio y ninguna me ha llevado 30 horas)-, es la trama. Manejar a Daud no es sólo curioso, si no que le tendremos desde el mismo instante previo al asesinato de la princesa hasta el final del DLC, que no desvelaré. Sí puedo decir que este DLC nos deja con la miel en los labios y nos presenta a un oponente todavía más siniestro. De hecho ya se ha anunciado el próximo DLC, Las Brujas de Brightmore, que después de haber jugado a este DLC, me está creando mucha expectación. De hecho este DLC me ha hecho ver el juego con otros ojos, ya que lo puse un poco flojo en el análisis principal. He de decir una cosa, chicos, jugadlo siempre en modo sigilo y evitando el caos y la muerte. Así se disfruta mucho más.

El DLC es lo suficientemente bueno como para dejarnos con ganas de más, aunque ahí también está su mayor pero. Es sumamente corto. Apenas 5 horas y haciéndolo TODO. Y encima te deja a mitad de trama. ¡Qué listos!

El ataque a la emperatizEs muy recomendable para los que ya conozcan el juego y para jugarlo inmediatamente antes o después de jugar el juego principal. Por 10€ es un contenido más que aceptable aunque os pegará el gran corte cuando estéis a tope con la misión.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *