Análisis: Masacre (Deadpool)

Por fin después de muchos años hay un juego oficial de Masacre, o Deadpool en inglés, el mercenario mutado más bocazas de los cómics Marvel.

Conociendo sus peculiaridades metanarrativas en las viñetas, parecía difícil adaptar con fidelidad el personaje a un videojuego  pese a que, como luchador, era una opción segura. High Moon Studios (los responsables de Transformers: La Caída de Cybertron) demuestran de nuevo su saber hacer con un buen juego que está entre lo más original y cachondo del año.

“MASACRE: ESE SER TAN GENIAL” por MASACRE

A algunos les sonará por aparecer en X-Men Orígenes: Lobezno. Pues bien, obviemos este detalle porque aquella fue una adaptación horrible del personaje que no le hacía justicia y que ha sido motivo de mofa en Internet con razón. Ciñámonos a los cómics.

Masacre era un cazarrecompensas que desarrolló cáncer y se metió en el programa Arma X para buscar una cura. Le metieron el factor de curación de Lobezno y se curó, pero tras una serie de experimentos se le desfiguró la cara y se le fue la olla. Desde entonces oye voces en su cabeza, lleva la cara cubierta y alterna su faceta de antihéroe con la de villano, según el momento.

"Soy lo mejor que hay"

Se le conoce como “el Mercenario Bocazas” por su diarrea verbal constante, pero lo más interesante es que el personaje de Marvel que más rompe la cuarta barrera porque se dirige al lector criticando la narrativa, alterándola e incluso haciendo referencias populares. Y esta es la razón por la que adaptarlo a otro medio puede ser complicado.

 

ADAPTANDO ¿LO INADAPTABLE?

El guión lo han hecho de la forma más sencilla y coherente: Masacre está aburrido en el sillón de su apartamento y decide que quiere que le hagan un videojuego protagonizado por él mismo.¡Cómo no!

"Nada bueno en la tele cuando más lo necesitas"

Entonces amenaza de muerte a los desarrolladores de High Moon Studios y de repente nos vemos inmersos en el juego. Un juego en el que la historia es lo de menos porque está plagado de bromas y parece que se crea sobre la marcha según Masacre habla con los creadores. No es la historia del año, pero sí una de las más divertidas y originales en mucho tiempo.

 

VALE, PERO ¿EL JUEGO EN SÍ QUÉ TAL?

Como juego está bien. Es un Hack and Slash, un juego de derrotar enemigos en tercera persona haciendo combos con armas blancas y de fuego, al estilo Devil May Cry pero más sencillo.

Cuanto menos daño recibes y más combos encadenas, más puntos Deadpool recibes y con ellos puedes potenciar tus habilidades, armamento y comprar nuevos juguetes para matar con estilo. El control es sencillo y hay que hacer pocas combinaciones de botones para hacer flipadas, así que en este sentido bien. Lo malo es que el control de las armas de fuego no es tan fluido como el de las armas blancas y el autoapuntado se pierde si te mueves mientras disparas, con lo que al final tienes que hacer una extraña mezcla de automático y manual para sobrevivir.

"A ver cuántos aciertan a ciegas y con estilo como yo"

La nota curiosa es que aquí se hace uso de los poderes de Masacre de forma coherente. Para empezar, no hay botón para cubrirse. En su lugar podemos usar su poder de teletransporte para saltar a algún lugar cercano y evitar daños, o pillar desprevenidos a los enemigos y darles cera.

Esto puede parecer demasiado, pero no se puede abusar porque necesita recargarse y no funciona cuando estamos muy heridos. Y aquí viene el segundo poder, que es que la salud de Masacre se regenera con el tiempo. Si nos han herido hasta un punto crítico, no hay más que huir y esconderse un momento para que el factor curativo actúe. Pero esto no suele ser fácil porque en este juego se da mucha cera.

 

(LA) MUERTE ES UNA AMANTE HUIDIZA

Terminarse el juego es un reto exigente más que difícil porque los enemigos hacen mucho daño, sobre todo los que disparan, van siempre a saco y la mayoría necesita muchos golpes para morir.

"¡Marchando el remedio para tus calores!"

En este sentido da la sensación de que Masacre es más débil de lo que debería, pero también es cierto que equilibra un poco la balanza porque nosotros somos más destructivos en general.

 

CASI TAN LARGO COMO MI… NO, ESPERA: ES IMPOSIBLE

Pues desgraciadamente no se puede decir que sea un juego largo porque te lo puedes terminar en dos tardes de varias horas de vicio, pero tampoco necesita más porque el guión no se puede alargar sin que se note y resulte pesado.

Hay una serie de desafíos por cada nivel una vez que te acabas el juego, pero acaban aburriendo al no aportar nada nuevo. Vamos, que lo principal está en la campaña y es corta. Si dispones de poco tiempo y juegas solo, puede ser para tí.

 

HAGO LO QUE OTROS NO, NENA

Muchos de los elementos de juego comentados ya está presentes en títulos Hack and Slash más famosos y con solera, pero lo que diferencia a éste es que las mecánicas cambian constantemente entre combate y combate y explotan todas las posibilidades. Incluso se llega a interferir en videojuegos de distinto género en ocasiones.

"Con mucho sigilo, acércame que me lo ventilo"

Además, como el guión es tan loco, tampoco se puede prever lo que va suceder a continuación y esto siempre mantiene el interés. Pero lo mejor de todo son las aportaciones de Masacre, no solo por sus diálogos de coña sino por cómo interactúa contigo como jugador y altera la narración de la historia. Ojito también a los numerosos cameos de Marvel y homenajes a la cultura popular 😉

 

ARTE Y TECNOLOBLA, BLA, BLA…

Los diseños del juego no están mal y hay calidad y variedad, sobre todo para los fans de los cómics Marvel. Además los daños de los personajes durante las luchas están chulos, especialmente los de Masacre porque se le ve incluso el esqueleto. Como el videojuego de Lobezno de hace años, pero mejor hecho. La pena es que el motor es un Unreal Engine 3 sin apenas añadidos, lo que resulta básico a estas alturas.

Por su parte, la música cumple pero es muy genérica mientras que los efectos y la mezcla de sonido están bien. Pero que destaca por encima de todo son las voces de los personajes, que aunque solo están en inglés se pueden incluir entre los mejores doblajes para videojuegos. Ahí está por ejemplo el gran Nolan North, la voz en versión original de Nathan Drake de Uncharted y de tropocientos juegos más, que demuestra que tiene registros y calidad interpretativa para aburrir.

Puedes escuchar algunos cortes de la banda sonora en el análisis radiofónico:

 

¿PEGAS? ¿EN SERIO? ¡VENGA, TÍO!

Aparte de lo dicho hay tres cosas que empañan la experiencia:

  • El combate se hace repetitivo. Es la historia y los cambios de mecánica los que te hacen seguir adelante tras unas horas.
  • Las texturas tardan en cargar.
  • Hay alguna ralentización puntual en consolas.

 

VENGA, VA, LA CONCLUSIÓN

 Aunque se haga pesado por sus repeticiones, es un juego muy divertido, carismático y con mucho cachondeo, algo que escasea en estos días. Merece la pena jugarlo, pero por su corta duración mejor es alquilarlo o esperar a que esté más barato para comprarlo.

Gustará a los fans de los cómics de Marvel, especialmente de Masacre y de los X-Men, y también a los fans de los Hack and Slash no puristas que tengan sentido del humor y busquen algo diferente.

 

UNOS DATOS Y TERMINO

  • Plataformas: PS3, Xbox 360 y PC
  • Género: Hack and Slash
  • Desarrolla: High Moon Studios
  • Distribuye: Activision
  • Jugadores: 1 jugador
  • Idioma: voces en inglés, textos en español
  • PEGI 18 por violencia, gore, tacos y erotismo
  • Precio: 59,95 €  en PS3 y 360, y 49,99 € en PC vía Steam

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Captcha Captcha Reload

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.