Análisis de BioShock Infinite: Panteón Marino Episodio 1

bioshock_infinite_panteon_marino_ep1_arteHace meses Ken Levine, el director creativo de Irrational Games, dijo que estaban preparando dos DLC con nueva historia para BioShock Infinite ambientados en la ciudad de Rapture, la del primer BioShock. También dijo que iban a ser una carta de amor para los fans y, ahora que el primer episodio de Panteón Marino está en la calle, puedo confirmar que así es.

No solo es un interesante retorno al fondo del mar con zonas inéditas sino que además los personajes siguen desarrollándose más allá de lo visto en Infinite.

TRAMA

Este DLC sucede después de BioShock Infinite y antes del BioShock original. Booker DeWitt trabaja ahora como detective privado en Rapture, poco antes de la caída de la ciudad, y Elizabeth, que va de mujer fatal le contrata para encontrar a una niña perdida. Se supone que la niña es la hija adoptiva de Booker que fue secuestrada hace tiempo y de la que no se ha vuelto a saber nada, pero hay un oscuro misterio que rodea al caso y nada es lo que parece en esta trama de cine negro. Lo más relevante es que muestra la evolución de los protagonistas y solo por eso merece la pena.

bioshock_infinite_panteon_marino_ep1_captura_rapture

No voy a desvelar nada más del guión porque una vez más está bien escrito, guarda coherencia con lo anterior y el final lo deja en alto de cara al segundo episodio. Lo mejor para los fans de BioShock es que se recorren partes de la ciudad inéditas, como el estudio de Sander Cohen o las galerías Fontaine, y que la ambientación está muy lograda y se puede disfrutar de cómo funcionaba Rapture en sus buenos tiempos, incluso con los curiosos comentarios de sus habitantes. Una vez más, Irrational demuestra su detallismo y originalidad.

 

SISTEMA DE JUEGO

Tienes los mismos elementos que en Infinite: armas, plásmidos, el gancho motorizado, el escudo, las ranuras para equipar ropa y a Elizabeth. Simplemente hay novedades en el equipamiento como nuevas prendas, el plásmido Anciano Invernal para congelar enemigos y chorros de agua, o el samurai aliado que puede convocar Elizabeth a través de una brecha. Se podría resumir en que es más Infinite que BioShock porque no hay decisiones morales que tomar que alteren el final.

bioshock_infinite_panteon_marino_ep1_captura_splicer

 

No obstante hay un cambio importante en el ritmo de los combates porque ahora son menos caóticos y algo más sigilosos porque los espacios son más cerrados y tétricos y no conviene jugársela. Además hay sorpresas con ciertos enemigos que interactúan con el escenario.

 

ARTE Y TECNOLOGÍA

Como dije cuando hablé de Infinite, Panteón Marino Episodio 1 también rezuma amor en lo relacionado con el arte. Desde el Art Decó de los edificios hasta la ambientación de cada zona y las vistas del fondo marino, todo es precioso y da para pararse a contemplarlo.

bioshock_infinite_panteon_marino_ep1_captura_cafe

Mención especial para los splicers de Fontaine, que aunque toman como base a los Vox Populi (de Columbia) se han tomado la molestia de caracterizarlos con desfiguraciones y harapos. Incluso los juegos de luces son impresionantes y puede que hasta estén mejor usados que en el juego principal.

La música como siempre tiene muy buen nivel y lo mismo pasa con los efectos de sonido y las voces. Puedes escuchar fragmentos en nuestro análisis radiofónico:

Y en lo técnico, el juego se mueve fluido, muestra rápido las texturas (algo que hay que vigilar siempre con el motor Unreal), y los tiempos de carga entre zonas son razonables.

 

PEGAS

Se aplican las que señalé en su momento para Infinite, como que hay desincronización vertical que produce un leve corte en pantalla. Lo que más se nota en esta ocasión es que no hay doblaje al castellano: sólo subtítulos. Pero con el gran nivel al que están yo se lo perdono aunque para muchos seguramente sea un fastidio.

 

VEREDICTO

Como es algo tan autorreferencial y guiado por la historia y no es un shooter para las masas, solo lo recomiendo a los fans. Por el cariño con el que está hecho, es un DLC obligatorio para los fans de Infinite y del BioShock original.

Lo más controvertido es su duración porque son solo dos horas, pero es uno de esos casos en los que prima la calidad antes que la cantidad y el precio está bastante justificado.

 

DATOS

  • Plataformas: PC, Mac, Xbox 360 y PS3.
  • Género: shooter en primera persona
  • Desarrolla: Irrational Games
  • Distribuye: 2K Games
  • Jugadores: 1
  • Idioma: voces en inglés y textos en castellano
  • PEGI 18 por violencia, lenguaje soez y leves apariciones de apuestas
  • Precio: 12 € en Mac y 15 en PC y consolas descargándolo desde la tienda de cada plataforma. No está mal pero podría ser más barato. Recomiendo comprarlo con el Pase de Temporada, que cuesta 20 € y te permite descargar más cosas aparte del próximo episodio II, de modo que cada DLC saldía por menos de 10 €.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *