Análisis de Batman: Arkham Origins

Logo de Batman: Arkham OriginsDespués de dos juegazos como Batman: Arkham Asylum y Batman: Arkham City, Warner Bros. Games Montreal toma el testigo de Rocksteady Studios y, sin alterar las bases, da pequeños giros a un título que tenía algunos aspectos que mejorar para llegar a ser redondo. Sin duda éste lo es.

Después de la forma en que se cerró Batman: Arkham City, la historia no daba para mucho más de sí. O eso parece, ya que ahora lo que se nos cuenta se sitúa años antes del primer juego: Bruce Wayne ha cogido la capa hace dos años y está empezando a ser Batman, así que en Gotham su presencia es poco más que rumores y temores basados en éstos de los villanos. De esta forma nos encontramos a un héroe menos curtido y más tosco que en las anteriores entregas, con menos gadgets y una evolución más creíble.

Máscara Negra es el villano de este Batman: Arkham OriginsLa trama es sencilla pero muy efectiva: Máscara Negra lidera una rebelión en la Prisión de Blackgate y pone a ocho asesinos a sueldo un objetivo: acabar con el Hombre Murciélago. El que lo logre conseguirá una jugosa recompensa. No tardará mucho Batman en ver que tras esta ofensiva hay mucho más de lo que parece.

Con la dinámica de combates, contraataques, puzles y movimientos ya establecida, Warner Bros. Montreal ha optado por añadir asuntos que estaban pendientes como un desplazamiento más rápido por Gotham gracias a la Bat-ala, una IA muy mejorada que nos pondrá las cosas muy difíciles (puntazo lo de las gárgolas destruibles), unos gadgets que ahora hay que ir logrando uno a uno, un sistema de combate más exigente (acumular combos y efectuar contraataques efectivos es más difícil) y un multijugador que los fans venían pidiendo.

La recreación de Gotham es muy extensa pero menos atrevida que en Batman: Arkham CityAsí, y aunque queda pendiente una revolución similar a la que sí se produjo con el Arkham City comparado al Asylum, se consigue redondear el producto. Por desgracia se echa en falta mayor riesgo ya que se reciclan demasiadas zonas de Gotham ya vistas y apenas descubriremos otras nuevas, siendo un mapa muy amplio pero casi todo conocido. Sin embargo la recreación es tan buena que se perdona la dejadez.

Claudio Serrano vuelve a ser Batman, no se puede pedir másA Dios gracias Warner ha mimado la imagen y el sonido, y no solo los gráficos están más que a la altura con animaciones, texturas y fluidez, sino que la música acompaña siempre, no se hace repetitiva y es épica o tranquila cuando debe serlo. En lo referente a doblaje hay muy poco o nada que criticar: tiene un reparto de voces muy amplio con una cantidad tremenda de frases. Para colmo de bienes volvemos a escuchar al Gran Claudio Serrano, aunque en la versión original el actor cambie. Gracias a esto se conserva la coherencia en español y además tenemos tanto en los videojuegos como en las películas la misma voz. Su trabajo, sobra decirlo, es de matrícula de honor. Además, más adelante podéis escuchar la entrevista que le hicimos en el programa.

Por todo lo dicho este Batman: Arkham Origins no solo es la mejor entrega hasta la fecha sino un esencial en el mundo de los videojuegos. Gotham es enorme, tiene decenas de horas por cubrir, desafíos que cumplir y miles de secretos por ver, amén de una base de datos demencial. Todo fan de Batman debería tener este juego y la trilogía entera.

Podéis escuchar el análisis completo en este reproductor así como la entrevista a Claudio:

DATOS:

Género: sandbox (mundo abierto), acción. 
Plataformas: PS 3, Xbox 360, Wii U y PC.Desarrollador: Warner Bros. Game Montreal. 
Distribuidor: Warner Bros. Interactive Entertainment. 
PEGI: 16. 
Contenidos: violencia, lenguaje soez. 
Idioma: totalmente en castellano. 
Precio: PS y Xbox 360: 49,95 €; Wii U: 54,95 €; PC: 44,95 €. Edición coleccionista PS 3/Xbox 360: 94,95 €.
Web oficial: http://batmanarkhamorigins.com/

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Captcha Captcha Reload

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.