Análisis Wolfenstein The New Order

Wolfenstein: The New Order review

Wolfenstein: The New Order review

Bienvenidos a la última entrega de la Saga Wolfenstein, que cuenta ya con 8 títulos, con mayor o menor acierto. Wolfenstein The New Order ha dado mucho de qué hablar con su estrategia viral y sus vídeos impactantes. Veamos ahora cómo es el juego en realidad. En esta ocasión, analizado para PS3.

Por alguna extraña razón, los nazis han dado la vuelta a la guerra y la están ganado. Tres años después del anterior Wolfenstein (2009), ya en 1946 tienen unos engendros mecánicos y una tecnología superior a la prevista para la época. Nuestro personaje, William BJ Blazkowicz, lidera a toda una flota de bombarderos con destino la fortaleza del General Strauss alias Calavera, en un intento de destruir las instalaciones y al científico responsable de toda la tecnología de guerra nazi. Lamentablemente no sale bien, y nuestro héroe tiene que afrontar una difícil decisión que marcará todo el rumbo de la historia desde ese momento. Durante la escapada, Blazkowicz sufrirá una herida que le mantendrá vegetal durante 14 años.

Estamos en 1960 y los nazis dominan el mundo. Pero eso lo vamos a cambiar nosotros a lo largo de 16 capítulos.

Wolfenstein TNO es un Wolfenstein que ha sabido mantener los paradigmas de la saga, haciendo homenaje a toda la saga con zonas ocultas, secretos, tesoros, a los que ahora se añaden códigos secretos para descifrar, cartas y recortes de periódicos que te van explicando el mundo, con los códigos secretos descifraremos unas claves desbloqueando cuatro modos extra con variaciones para la campaña. A la vez, ha sabido introducir las mecánicas más actuales de muertes con sigilo, agacharse y esconderse, abrir cerraduras, etc..

Todo ello sin perder la esencia del juego que es matar nazis. Y esto lo vamos a hacer mucho y bien. Con un arma, o con dos, con un arsenal muy contundente, que eso sí, tendremos que encontrar en cada misión. El mensaje del juego es muy claro, matar Nazis, matar nazis. Siempre matar nazis. De hecho descubriremos diarios de personas que luego resultarán importantes donde su única tarea es… matar nazis.

La trama es lo suficientemente sólida como para hacer que esta vez nuestro héroe sea un personaje más definido, que tenga unos aliados con personalidad, e incluso nos ofrecerá momentos de autocrítica, de conflicto en temas relacionados por supuesto con la xenofobia. Todo un lujo para esta saga. Los líderes nazis a los que nos enfrentaremos son escalofriantes en su megalomanía y violencia y nos van a hacer odiarlos MUCHO.

En cuanto a la dinámica de juego, iremos ganando ventajas al cumplir ciertas acciones siendo esta la manera de ganar experiencia y potenciadores, como por ejemplo 50 tiros en la cabeza, matar desde coberturas o “ciclarte” hasta los 200 puntos de salud. El sistema de combate ofrece unas mejoras que le sientan genial, como destrozar a tiros algunas coberturas e incluso cortar a soplete ciertas chapas ligeras y enrejados para acceder a sitios o abrir cajas.

Me ha sorprendido gratamente la banda sonora porque es excelente. Toda la saga ha gozado siempre de una pista de música estupenda, pero en esta ocasión han hecho unos paralelismos con canciones de otros juegos, y una actualización “alternativa” de lo que son los grandes grupos de esta época, pero “nazificados”. De hecho nos encontraremos durante el juego vinilos con canciones alemanas hechas por artistas actuales famosos de Alemania. Como curiosidad.

Llegamos al apartado gráfico y a una zona de claro-oscuros. Los gráficos son dispares: Los modelados de enemigos amigos y del personaje son buenos en play3, mejor que la media, pero sin embargo en los suelos y las habitaciones, las texturas bajan muchísimo la calidad, creando una diferencia dramática entre unas cosas y otras. Los movimientos son naturales y las físicas están bien, incluso diría que muy cuidadas para evitar atravesar paredes y esas cosas. Sin embargo se encuentran errores de texturas en ciertos momentos. Se pierden texturas y se sustituyen por un efecto de sintonización de televisión antigua. Con estática en pantalla. Quizá sea por la edición descargable del juego me he trabajado. Además las texturas en alta resolución se cargan según te fijas en ellas. Es decir que no se van a cargar hasta que tu punto de vista se centre en esa zona, mostrándote el efecto de carga de texturas típico de los momentos más chungos del motor UNREAL, aunque eso sea el ID tech 5. Lo grave es que  esto no viene determinado por la rebaja que habrán hecho para poderlo mover en la generación anterior, ya que en Play4 se ha detectado el mismo comportamiento.

El combo de armas es dañino para la paciencia. No sé cómo lo han hecho pero cuesta esfuerzo centrar el stick en el arma que quieres elegir. Es un combo circular con hasta 12 opciones y el puntero del stick saltará incontrolado y te dejará vendido porque no te dará el arma que querías elegir. Suerte que se detiene el tiempo en el proceso.

En conclusión WTNO es un buen Wolfenstein, diría que el mejor hasta la fecha, con una trama aventurera bien escalada, con guiños a todos sus predecesores, que harán las delicias de todo jugador de FPS tanto yendo a saco, como curioseando todos los rincones y asaltando a soldaditos distraídos. Lo recomiendo a todos los acérrimos de ID Software que busquen una buena actualización de sus shooters clásicos. También a los que disfrutaron del Dishonored (cuyo diseño estilo artístico se asemeja y del que adoptan algunos movimientos).

 

DATOS:

Wolfenstein The New Order

Género: Disparos en primera persona.

Distribuye: Bethesda

Desarrolla: Machine Games con el IDTech5 (El mismo que movió el Rage)

No tiene online.

Disponible: Play 3 y 4, Xbox 360 y One y PC

Precio: 44,95€ en PC, 54,95€ en consolas de antigua generación y 64,95€ en consolas de nueva generación.

PEGI: 18 como una montaña de grande, pues por todo, incluyendo escenas de sexo explícito.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *