Análisis de Battlefield Hardline

Battlefield-logoLa nueva entrega Battlefield Hardline corre a cargo de EA DICE y Visceral Games. Una producción triple A que cambia la temática militar de anteriores juegos por la lucha contra las drogas y la corrupción policial. Y con una fortísima influencia de películas como Miami Vice y Heat y la saga Metal Gear Solid.

Visceral Games recibió el encargo de desarrollar la nueva entrega de Battlefield tras los excelentes resultados logrados con Dead Space (saga de la que esperamos con ansias la cuarta parte), y ahora demuestra que saben adaptarse a otras temáticas, eso sí, dejando plagado el camino de huevos de pascua (luego hablaremos más sobre esto).

Multijugador de BattlefieldTras la beta pública del multijugador hace unos meses nos pudimos hacer a la idea de lo que nos esperaba en este modo de juego: velocidad a raudales, frenesí y una amplia capacidad para personalizar casi cualquier aspecto de la partida. El juego final profundiza y mejora lo visto, pero antes debemos hablar de la campaña para un jugador porque, aunque sea secundaria, merece la pena comentarla.

Nos vamos a Miami, donde la lucha por el control de la droga se lleva a cabo con crudeza entre criminales. La policía intenta controlarla y apaciguarla, pero las cosas no son tan fácil ya que no todo es blanco o negro: hay criminales que hacen cosas buenas y policías que se dejan seducir por el lado oscuro. Nuestro protagonista, Nicolás Mendoza, es un policía que intenta hacer lo correcto, motivo por el cual se verá envuelto en situaciones de lo más variopintas y desagradables.

Nicolás Mendoza, protagonista de Battlefield Hardline

Antes nombrábamos la gran influencia de Metal Gear Solid, y no es para menos: durante casi todo el juego podremos optar el sigilo y detener a delincuentes, “dormirles” y ganar puntos de experiencia con ello, al igual que crear distracciones, desviar la atención y hasta ver el cono de visión de los enemigos. Desde luego esto ayuda a ahorrar munición y a ganar puntos de experto, lo cual nos dará acceso a mejores armas y piezas de personalización.

Si optamos por la acción también tendremos, y de la buena, con intensos tiroteos y buenas coberturas, las cuales se irán destruyendo a medida que reciban disparos, una gran baza que obliga a estar moviéndonos sin parar.

Las coberturas de Battlefield Hardline se van destruyendo con los disparos

Aparte de la historia principal podemos ir desbloqueando unas secundarias a base de investigar los entornos con el escáner que siempre llevamos a mano y que nos ayudará a encontrar pistas que nos lleven a resolver casos pendientes. Además también nos valdrá para analizar a los enemigos, poder verles a través de las paredes (MGS ejem…), encontrar alarmas y puntos de activación de éstas.

Conforme avance la trama podremos vivir situaciones cada vez más variadas que ayudan a aportar interés y a querer saber qué pasa después. Todo esto hace que el modo para un jugador sea muy atractivo, aunque de por sí el esfuerzo invertido en él ya justifique probarlo.

Battlefield HardlinePor desgracia la IA no va a ayudar mucho en ello ya que tiene unos fallos que a día de hoy son casi imperdonables. Casi siempre nos acompaña una compañera de misión, pues bien, debe ser invisible para los enemigos ya que, aunque esté a dos palmos de ellos, jamás se alertan ni reaccionan ante ella. Éstos, por su parte, tienen una de cal y otra de arena ya que poseen comportamientos interesantes como rodearnos y ponerse de acuerdo para atacarnos así como lanzarnos cócteles molotov y granadas, pero en otros entran en bucle o se atascan. Una cosa es centrarse en el modo multijugador y otra es descuidar totalmente la IA en la campaña, hay un término medio y no parecen haber acertado con él.

Antes citábamos los huevos de pascua de Dead Space, y es algo muy de agradecer por parte de Visceral Games ya que, tanto en campaña como en multijugador, podremos encontrar guiños constantemente a las tres entregas de la genial saga de terror, supervivencia y acción. Sea en forma de nombre para una tienda, de objeto o de pantalla con imágenes en movimiento, veremos sin parar referencias que harán levantar una gran sonrisa a más de uno.

Battlefield HardlineEl modo multijugador es otro cantar ya que, como imagináis, los compañeros son humanos, lo que asegura partidas distintas, más velocidad, frenetismo y tanto cooperación como enfrentamientos. La conexión es estable y funciona muy bien, aunque haya muchos jugadores (hasta 64) a la vez conectados.

Los modos de juego cubren tanto los clásicos de siempre (todos contra todos, equipos, etc.) como los nuevos que ya pudimos ver en la beta pero esta vez mejorados. Desde la protección de nuestra base hasta el robo de dinero a los demás, pasando por el rescate de rehenes o la conducción a toda velocidad para superar puntos de chequeo. Todo es amplio, variado y bien medido (aunque haya armas que dejen en evidencia a otras). Lo único que puede alarmar es el desmedido nivel de experiencia de algunos jugadores y que se nos ponga delante de ellos, entonces duraremos poco, pero es algo inherente a los multijugadores y para ello debemos decir antes que queremos que se nos coloque con gente de nuestro nivel.

Battlefield HardlineA nivel técnico Battlefield Hardline cumple con la nueva generación pero no destaca en ningún momento. Las animaciones faciales son adecuadas (excepto las de los enemigos, poco variados y detallados), la iluminación, las partículas, el agua y el efecto del fuego es correcto y, eso sí, todo va fluido a 60 fps. La verdad, se esperaba más a estas alturas de PS4 y Xbox One, pero en parte se entiende dado que también se ha desarrollado para PS3 y Xbox 360. El sonido, eso sí, cumple con creces, especialmente gracias al estupendo doblaje al castellano marca de la casa con actores profesionales de la talla de Juan Antonio Gálvez, Miguel Zúñiga, David Hernán o Eduardo Bosch, todos ellos curtidos en el doblaje de películas, series y videojuegos.

En líneas generales, Battlefield Hardline cumple con un estupendo modo multijugador lleno de opciones y variedad, pero pincha en su campaña no solo por una pobre IA, la falta de originalidad y su brevedad. Además ofrece un apartado técnico por debajo del esperado, sobre todo en comparación con anteriores entregas. Por ello es un buen juego para los fans de siempre que busquen más velocidad en el multijugador, pero puede defraudar a los que quieran algo nuevo y sorprendente y, desde luego, optimizado.

DATOS

Desarrolladora: EA DICE, Visceral Games.
Distribuidora: EA.
Género: acción.

Plataformas: PS3, PS4, Xbox 360, Xbox One y PC.
Plataforma analizada: PS4.
PEGI: 18+ (violencia, drogas y lenguaje muy soez).
Idioma: totalmente en castellano.
Precio: PS3, PS4, Xbox 360 y Xbox One 64,95 €. PC 54,95 €.
Web oficial: http://www.battlefield.com/es_ES/hardline

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Captcha Captcha Reload

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.