Análisis de God of War 3 Remasterizado

God of War III RemasteredUn grandísimo producto con una buena remasterización es un producto aún mejor, y lo cierto es que God of War 3 ya era genial en PS3, así que en PS4 se ve y escucha de lujo. Lo que sí se echa en falta es mayor riesgo y ambición en un título que daba más de sí aunque, ojo, el resultado para nada es malo.

Es tontería repetir el argumento de God of War 3 porque se puede resumir en un Kratos más cabreado que nunca que ya no se conforma con Zeus sino que va a por todos los dioses del Olimpo. La alianza que forma con los Titanes le dura muy poco y en breve se ve solo ante unos y otros. Todo para llegar al final de su venganza.

God Of War III RemasterizadoLo que funcionó en 2010 lo sigue haciendo hoy en día: God of War 3 es visceral, rápido, brutal, intenso y emocionante. Su manejo es sencillo, intuitivo y asequible, y nada de eso ha cambiado. Literalmente. No se saca partido del DualShock 4 para utilizar el mini altavoz, que tampoco es que hiciera falta, pero se hubiera agradecido.

¿Qué ocurre entonces cuando empezamos a jugar? Que podemos delitarnos con los 60 fps sin caídas perceptibles (excepto para el ojo más experto y detallista) y 1080p reales. Esto es un buen y lógico avance ya que en PS3 estábamos a 720p y moviéndonos entre los 30 y los 40 fps. No solo eso, también hay mejores efectos de fuego, luz, reflejos y texturas aumentadas. Todo ayuda a que los combates y los puzles sean ahora más vistosos.

God Of War III Remasterizado

Hablamos de Sony, por lo que es lógico también encontrarse con el famoso modo foto que ya está presente en The Order: 1886 y en The Last of Us Remasterizado, el cual nos permite sacar instantáneas en cualquier momento del juego y retocarlas para lograrlas aún más bellas y espectaculares.

God Of War III RemasterizadoEl último añadido lo tenemos en las Arenas de Combate, que vienen con los escasos DLC que recibieron en su momento. Y ya está, no hay más añadidos. El clásico “cómo se hizo” también está presente pero no hay más, no hay más regalos ni sorpresas, y por eso esta remasterización peca de poco ambiciosa porque además está el polémico asunto de los vídeos in-game. ¿Qué tienen de malo? En sí nada, pero no han recibido tratamiento alguno, así que desentonan en calidad y resolución con el resto del juego. Es decir, que pasamos de ver imágenes a 1080p y 60fps a vídeos a 720p y 30fps, con el bajón que eso produce.

Es verdad que el sonido ha recibido un pequeño lavado de cara con melodías retocadas, efectos sonoros más potentes (especialmente los graves) y ajustes de volumen para las voces (la versión original en inglés y el doblaje al castellano se mantienen igual a nivel frases), pero nada que notemos de forma notable a menos que pongamos a la vez uno y otro juego.

¿Merece la pena esta remasterización? Dado que no es tan ambiciosa como otros juegos que hemos recibido en PS4 y que los contenidos adicionales son tan escasos, solo podemos recomendarla a los que en su día no disfrutasen del clásico en PS3 ya que es cierto que aquí tienen un clásico imprescindible. De no ser así puede que os falten motivos de peso para haceros con él, a menos que queráis tener absolutamente todo lo relacionado con Kratos.

Puedes escuchar el análisis en el programa extra sobre la Gamescom, a partir del minuto 90:

DATOS

Desarrolladora: Sony Santa Mónica Studios.
Distribuidora: Sony Computer.
Plataforma: PS4.
Idioma: totalmente en castellano.
PEGI: 18 (violencia, sexo).
Género: Hack ‘n Slash.
Página web oficial: http://godofwar.playstation.com/

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Captcha Captcha Reload

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.