Análisis de The Last Guardian

The Last Guardian está, por fin, en nuestras manos

The Last Guardian está, por fin, en nuestras manos

Analizar a día de hoy The Last Guardian es, sin exagerar, un sueño hecho realidad. Hubo un momento en que parecía otro de tantos juegos cuyo anuncio es por todo lo alto, luego se va apagando y finalmente o cae en el olvido o se recuerda por una triste frase de “canceladoal más puro estilo Silent Hills. Pero no, hemos tenido suerte y finalmente está en nuestras manos. La espera ha merecido la pena. (Analizado por Enri y el Dj).

The Last Guardian comenzó a ser desarrollado en 2007, pero no fue hasta el E3 de 2009 cuando se anunció oficialmente. El Team ICO, capitaneado por Fumito Ueda, dijo estar trabajando en la conclusión de la trilogía ICO, y que esta tercera entrega se llamaría The Last Guardian. Sin embargo hubo muchos problemas en su desarrollo, tanto que se perdió de vista y se rumoreó que se cancelaba. De hecho en 2012 se anunció que el juego se iría a PS4, pero tuvieron que pasar tres años sin saber nada de él para que en el E3 de 2015 Shawn Layden, presidente y consejero delegado de Sony Computer Entertainment America, lo anunciase oficialmente para finales de 2016.

Las complicaciones técnicas de hacerlo para PS3 habían hecho necesario seguirlo en PS4 con toda la capacidad y potencia añadida (incluso para PS4 Pro con aún más potencia). Pues bien, el 10 de diciembre de 2016 es una fecha histórica en el mundo de los videojuegos porque TLG está a la venta.

Llevar este portento a PS4 ha supuesto verdaderos dolores de cabeza para muchos...

Llevar este portento a PS4 ha supuesto verdaderos dolores de cabeza para muchos…

LA HISTORIA, EMOCIONAL Y EMOCIONANTE

Para no desvelar demasiado solo diremos que se inicia con un chico que despierta en una cueva con un Trico a su lado, una enorme criatura alada mitad perro, mitad ave. Cuando el animal se despierta nuestro protagonista tendrá que interactuar con él y poco a poco ganarse su confianza ya que en un principio no es bienvenido. El relato lo narra una voz externa a modo de cuento y, por nuestras acciones, somos testigos de cómo Trico y el chico van avanzando por unas enormes ruinas. El objetivo es llegar a un lugar en concreto, y para ello tendremos que recorrer distintos lugares de esas ruinas, tanto por el exterior como por el interior.

La variedad de los escenarios y su belleza es una maravilla

La variedad de los escenarios y su belleza es una maravilla

De esta forma, y gracias a la creciente relación entre el protagonista y Trico, podemos afirmar que la historia llega al corazón. Además, dentro del secretismo habitual del universo fantástico de Fumito Ueda, esta historia se presta menos a que el jugador llene los huecos que faltan porque casi todo está explicado. Eso sí, no se resuelve todo de forma explícita y deja lugar a la imaginación del jugador. Otra cosa es que le busquemos la coherencia dentro del universo ICO-Shadow of the Colussus porque no hay forma de saber si sucede antes, después, al mismo tiempo o siquiera en el mismo territorio. Lo que sí que parece es compartir algunos elementos de la mitología Ueda como la magia, los cuernos o la incomunicación entre especies.

MECÁNICA DE JUEGO

El control del chico es sencillo porque solo emplea cinco botones para las acciones: uno para agacharse o bajar, otro para coger o dejar algo, otro para saltar, otro para lanzar y otro para llamar la atención de Trico. A partir de cierto punto, cuando entablamos amistad con Trico, podemos usar esos mismos comandos para darle órdenes siempre que empecemos por llamar su atención. Así que todo es de lógica y fácil de hacer. Otra cosa es que Trico reaccione como tú quieres en un momento dado porque se rige por su instinto y no siempre colabora.

A pesar de lo adorable que es Trico, hacer que obedezca no siempre es fácil

A pesar de lo adorable que es Trico, hacer que obedezca no siempre es fácil

Todos los lugares tienen puzles que debemos solucionar, unas veces solo con el chico y otras veces con ayuda de Trico. La colaboración entre los dos será lo que vaya haciendo posible que Trico se implique más y más con nuestro protagonista. A grandes rasgos, TLG es un juego de puzles y cooperación con una IA.

En cuanto a los enemigos, están encarnados por una especie de soldados de piedra que intentarán cogernos y llevarnos a un sitio en el que moriremos (algo muy ICO). Estos soldados también se enfrentan a Trico, pero gracias al tamaño de éste en realidad no son rivales. Lo que sí pueden hacerle es clavarle lanzas que le hagan daño y le vayan haciendo el combate más difícil (ahí nuestro deber es sacárselas cuanto antes).

Estos soldados además nos lanzan una especie de hechizos que, una vez alcanzan cierto punto de saturación, nos pueden dejar casi dormidos y a merced de ellos. Cuando eso pase debemos pulsar cualquier botón para contrarrestar el efecto. Otro obstáculo es una especie de vidriera o mosaico de colores al que Trico teme, no diremos por qué, y que le impide seguir avanzando. En este caso habrá que romperlo.

Estos

Estos “adorables” soldados nos hacen compañía y no precisamente de la buena

En cuanto al avance, el juego es totalmente lineal aunque con pequeños matices. Lo cierto es que los escenarios admiten cierto nivel de exploración, sobre todo si vas en busca de ciertos objetos coleccionables (los únicos que hay). Sin embargo el camino es uno y hay que seguirlo, pero podemos recorrer los mapas para ver el nivel de detalle y el asombroso diseño que ha impreso el Team-ICO.

Lo que debemos tener claro es que en pantalla no hay ni indicador de vida ni de camino ni ayudas (en Shadow of the Colossus teníamos la espada que, dirigiéndola al sol, nos indicaba el siguiente coloso), debemos adivinar nosotros cómo avanzar a base de observar el escenario y mirar los colores y formas de lo que nos rodea.

Por fortuna sí tendremos un tutorial durante todo el camino porque de cuando en cuando aparecen carteles para recordarte las órdenes básicas que puedes realizar en ese punto: agarrar, tirar, saltar, etc., lo cierto es que en los primeros compases de juego se agradecen, pero luego cuando ya has cogido la dinámica se puede afirmar que sobran bastante.

The Last Guardian: dícese de aquel juego de que si esperas cualquier mínima guía, espera sentado

The Last Guardian: dícese de aquel juego de que si esperas cualquier mínima guía, espera sentado

Sin embargo, aunque explica lo básico, no muestra las órdenes para que Trico haga cosas, en todo caso son las mismas que para el chico aplicando la lógica. También hay un sistema de pistas peculiar que consiste en pulsar un botón para que el chico se ponga a meditar. Entonces el narrador dice unas líneas un tanto crípticas que pueden o no inspirarte para actuar.

En general no es un juego difícil, aunque depende de que seas capaz de entender lo que hay que hacer en cada momento. Los enfrentamientos no suponen un desafío si los comparamos con otros juegos y hay puntos de autoguardado bien situados antes de cada momento relevante.

TRICO, UN PORTENTO Y UN RETO

Trico es un portento de los videojuegos, tanto a nivel jugable como emocional. De hecho no es de extrañar que no haya habido forma de hacerlo en PS3 dado lo complicado y completo de sus animaciones, su plumaje moviéndose sin parar de forma independiente unas plumas de otras y su capacidad para adaptarse a casi cualquier escenario, todo asombroso. Además gracias a su trabajadísimo lenguaje corporal y los sonidos que emite en forma de lloros, gruñidos, etc., sabremos qué es lo que quiere, a qué teme, qué odia y qué le pasa en cada situación.

Trico: adorable en su presencia, una auténtica pesadilla en su programación

Trico: adorable en su presencia, una auténtica pesadilla en su programación

Con todo esto, debemos insistir para evitar sorpresas desagradables: Trico es ante todo un animal no racional, por lo que se comporta como tal y muchas veces no hará lo que nosotros queremos, así que hay que insistir. Podemos “educarle” y congeniar con él, pero él también querrá ir a su entera voluntad.

APARTADO TÉCNICO ENORME CON ALTIBAJOS

Aquí debemos dar una de cal y otra de arena. Desde luego es un juego que necesitaba PS4 por toda la potencia de cálculo para físicas y enormes dimensiones. Sin embargo, aunque en ella se mueve aceptablemente, sufre bajones importantes de velocidad de fotogramas (incluso llegando a 20 fps) e incluso en varios momentos se congela. En PS4 Pro sí que se mantiene estable a 30 fps a 1080p, y en 4K se vuelve a resentir.

Mención aparte se merece la tecnología usada para mover a Trico y al chico gracias a la cantidad ingente de animaciones, hay de todo. Destacamos cuando el chico se cae desde un punto algo porque lo siente, se fastidia un pie y está un rato cojeando. Es otro guiño al diseño de ICO: un chico casi invulnerable al daño.

The Last Guardian no es puntero técnicamente pero deja claro que era imposible en PS3

The Last Guardian no es puntero técnicamente pero deja claro que era imposible en PS3

Los escenarios son abrumadores y muchas veces sentiremos la necesidad de girar la cámara y observarlos varios minutos, dejando claro que el Team-ICO no se anda con chorradas desarrollando. Parece que todo se pueda explorar, incluso lo que ves en la lejanía, aunque luego no todo es útil. Visualmente es muy atractivo aunque no sea lo más puntero en modelados y calidad de texturas, que son regulares.

La dirección de arte recuerda totalmente a ICO y SOTC con símbolos de hechizos incandescentes, colores suaves quemados por una luz muy creíble y ruinas de piedra grabada que te hace pensar que antaño fue una gran civilización.

En cuanto a la música, emociona gracias a melodías clásicas con coros que parecen cantos religiosos. Las hay que vaticinan momentos de tensión y otras que avisan de momentos épicos. La música siempre al servicio de la historia, de la trama y de los sentimientos.

Sobre el sonido y efectos sonoros, otro trabajo digno de todas las alabanzas con el ambiente: se nota perfectamente cuándo estamos bajo tierra, cuándo a cielo abierto, cuándo entre cuatro paredes, cuándo pasa Trico (se notan sus pisadas y la tierra que hace que caiga al estremecerse). Si tenéis la posibilidad de escucharlo en 5.1 no lo dudéis, merece muchísima la pena. Las líneas de diálogo están en un idioma inventado pero la mayoría cuentan con subtítulos.

UNOS PROBLEMAS DIGNOS DE UN JUEGO DE ESTAS DIMENSIONES

9 años de desarrollo dan para mucho, sobre todo de cara a los fallos, y especialmente si tenemos en cuenta el salto generacional obligado. Por ello no podemos callar ciertos contras importantes:

  • El control: es seguramente el pecado más importante, ya que un juego que no se puede controlar bien está destinado a provocarte desesperación. Y TLG no se maneja bien, las teclas no siempre responden como uno espera y además hay decisiones raras, como el hecho de que ahora te agarras a las superficies automáticamente sin necesidad de mantener pulsado un botón como en SOTC. En TLG en muchas ocasiones quieres bajarte de Trico y no hay forma, aunque le des al botón de bajar, porque sigue habiendo superficie donde agarrarse. Este automatismo funciona bien cuando caes encima de Trico desde una gran altura porque evita sustos pero en otros muchos casos lo complica todo. Deberían haber dejado el control manual total, que estuvo presente durante los últimos meses del desarrollo, como una opción.
Ya podéis estar en el sitio exacto para solucionar puzles o no lograréis avanzar

Ya podéis estar en el sitio exacto para solucionar puzles o no lograréis avanzar

  • Su diseño anticuado obliga a que las acciones se realicen en puntos muy concretos o no funcionan. Puede desesperar.
  • La cámara: si el control falla, la cámara directamente es imposible porque se atasca donde menos lo esperas. Nos hemos encontrado con muchas situaciones en las que vemos todo negro porque el ángulo nos tapa toda la acción y debemos moverla hacia todas partes con la esperanza de que en algún momento volveremos a ver. Esto es particularmente horrible en enfrentamientos de Trico con los soldados si queremos saber dónde estamos nosotros (porque además sus plumas nos pueden ocultar casi del todo). Hay un trofeo que es pasarse el juego sin morir, lo que podemos calificar de utopía dadas estas tres pegas.
  • Por la extensión de los paisajes, en más de una ocasión hay elementos que aparecen o desaparecen según lo lejos o cerca que estemos de ellos. Si unimos esto a la regulera optimización para PS4 normal, tenemos un apartado técnico cuestionable.
Los escenarios son tan grandes que no todo puede cargar al momento

Los escenarios son tan grandes que no todo puede cargar al momento

  • En ocasiones no está claro lo que hay que hacer porque no hay pistas visuales y las que da el narrador cuando meditas son insuficientes, aunque seguramente esto sea un añadido a la dificultad del juego, pensado para que le dediquemos más tiempo.
  • En PS4 el chico a veces hace movimientos raros y llega a atravesar suelos y paredes.
  • Algunos diálogos no están subtitulados, así que nos tenemos que imaginar qué se dice por el contexto, posiblemente también intencionado, pero se agradecería entender todo.
  • Lo casi nulo a nivel rejugabilidad porque no hay contenido extra que desbloquear (se habría agradecido un documental sobre su desarrollo o algo parecido). Hay unos barriles coleccionables de comida para Trico escondidos que permiten habilitar disfraces para el chico y una curiosidad para Trico, pero nada más. Una vez pasado, te lo puedes volver a pasar para ir más rápido e intentar lograr el trofeo de superarlo en menos de X horas, pero no hay ningún secreto alucinante por los escenarios.

CONCLUSIÓN

Está claro que Fumito Ueda y su equipo han tardado porque lo han querido hacer bien, aunque en el resultado final hayan tenido problemas casi insalvables y el diseño evidencie que es de una generación pasada. Es una aventura y un cuento lleno de emociones con una mascota llamada Trico que pasa a los anales de la historia.

Sin duda un juego que hay que tener, otro motivo de peso para pillarse una PS4 o una PS4 Pro porque es MAGIA.

En todo caso no queremos dejar de resaltar que es un videojuego hecho en Japón y de “sensibilidad japonesa, aquí no hay disparos ni puzles rápidos ni nada de eso, se requiere paciencia y apertura de mente (como lo pidieron ICO y SOTC), así que si buscáis un juego de acción e incluso multijguador, no es para vosotros. Especialmente indicado si te gusta la fantasía y/o tienes perro 😉

Puedes escuchar nuestro análisis completo en el programa 7×05 a partir del minuto 53:

DATOS

Plataformas: PS4 y PS4 Pro.
Plataformas analizadas: PS4 y PS4 Pro.
Género: plataformas, aventura, acción, puzles.
Jugadores: 1
Desarrolla: Japan Studio de Sony y GEN Design (la actual empresa de Fumito).
Distribuye: Sony Interactive Entertainment.
Idioma: voces en idioma inventado, textos en castellano.
PEGI: 12 por violencia no realista.
Precio: 59,90 € la edición normal. La coleccionista incluye una caja metálica, la banda sonora descargable, un libro de arte y una escultura del chico y la bestia por 129,95 €.
Web oficial: https://www.playstation.com/es-es/games/the-last-guardian-ps4/

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Captcha Captcha Reload

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.