Análisis de Puyo Puyo Tetris (2017)

La joya de la corona de los juegos de puzles japoneses ha llegado por fin a Occidente tras tres largos años de espera. Y lo digo porque Puyo Puyo Tetris es un viejo conocido de A Los Mandos que ya comentamos dos veces en 2014: cuando salió su demo y cuando compramos el juego de importación.

Ahora que por fin tengo una versión del juego en una lengua más asequible que el japonés (concretamente, el inglés), detallo todo lo que ofrece y las razones por las cuales es el mejor juego de puzles actual.

 

SITUACIÓN

El guion trata sobre una fusión de universos, el de Tetris (que es inédito porque no se había elaborado hasta este juego) y el de Puyo Puyo, que está dando lugar a anomalías en ambos mundos. Los personajes de ambos universos van descubriendo poco a poco lo que pasa y su objetivo es descubrir al responsable de todo.

Esta premisa es herencia de los juegos de la franquicia Puyo Puyo desde principios de siglo, la mayoría inéditos en Occidente, en donde era habitual el encuentro entre universos. Aquí la trama es sencilla y mezcla lo bobalicón con lo adorable siendo autoconsciente de ello, por lo que incluso se autoparodia. Para mí tiene gracia aunque no todo el mundo podrá aguantarla por su ñoñez.

 

TIPO DE JUEGO

Es un juego de puzles en el que tienes a tu cargo una casilla alta y estrecha a la que van cayendo fichas. El objetivo es evitar que las fichas se acumulen y toquen un punto situado en la parte superior, momento en que todo se desplomará y perderás.

Las fichas tienen diversas formas, se pueden rotar y acelerar y obedecen a distintas reglas según la franquicia:

  • En Tetris las fichas son grupos de cuadrados que tienen que encajar entre sí con el menor número de espacios libres entre medias. Cuando consigues llenar una línea de cuadros a todo lo ancho de la cuadrícula, ésta estalla y desaparece, liberando espacio. Cuanto mayor sea la combinación que logres, mayor será la parte liberada. Así, grosso modo porque todo el mundo sabe de qué va. Es una disciplina muy directa y meticulosa, un paraíso matemático.

  • En Puyo Puyo las fichas son seres gelatinosos y redondeados, concretamente las típicas gelatinas con ojos de un JRPG, de colores. Caen en parejas y el objetivo es juntar cuatro o más del mismo color, tanto en horizontal como en vertical, para que estallen y liberen espacio. La gracia es que las fichas restantes pueden soltarse si estallan las que las sostenían, lo que puede provocar nuevas combinaciones al caer. Es una disciplina basada en planificar en futuro las posiciones de las fichas.

Cuando consigues encajar las fichas adecuadamente en cualquiera de las dos disciplinas, lanzas una pequeña cantidad de fichas basura a la casilla del rival, que es la principal gracia de la franquicia Puyo que ahora se ha trasladado también a Tetris. Las fichas basura son transparentes, no casan con nada, y estallan haciendo combinaciones cerca.

Por avanzar en la campaña, terminar partidas individuales o partidas online, se ganan créditos para gastar en la tienda del juego.

 

MODOS DE JUEGO

El menú principal se divide en seis apartados:

  • Adventure: la campaña para un solo jugador, relatada a través de pantallas estáticas con personajes y texto. Consta de 100 desafíos de creciente dificultad que emplean todas las posibilidades del juego.

  • Solo Arcade: para partidas rápidas contra la máquina o contra el reloj.

 

  • Multiplayer Arcade: aglutina todas las opciones multijugador local, tanto en una sola pantalla como en varias a través de conexión inalámbrica (exclusivo de Switch: usa hasta 4 consolas conectadas a la vez).

 

  • Options & Data: te permite ajustar diversos parámetros del juego, ver tus estadísticas, reproducir escenas de la campaña o repeticiones (tanto propias como descargas del servidor del juego), y acceder a la tienda.

 

  • Online: opciones en línea para un solo jugador. Te permite acceder a la Liga oficial del juego, hacer partidas rápidas con extraños y amigos, crear partidas propias e invitar a amigos, descargar repeticiones de superjugadores y ajustar tu avatar online.

 

  • Lessons: tutoriales sobre Puyo, Tetris o el modo Fusion de ambos con varios niveles: principiante, intermedio y avanzado. Faltan algunas lecciones avanzadas que están en los canales de YouTube de Deep Silver y SEGA America en forma de cómodas píldoras con jugadores profesionales.

A esto hay que sumar las cinco reglas posibles de juego, que se introducen poco a poco en la campaña y que las puedes elegir libremente en los modos Arcade y online:

 

  • Versus: luchar contra uno o varios oponentes para ver quién gana. Cada persona puede escoger entre Puyo Puyo o Tetris para su cuadrícula. Es el modo por defecto y el ideal para empezar.

 

  • Swap: una ruleta escoge qué franquicia empieza, si Puyo o Tetris, y a partir de ahí cada 25 segundos se alterna entre ambas de modo que tienes que planear tus estrategias en dos cuadrículas distintas. La gracia es que los combos se pueden acumular entre tus dos cuadrículas si logras hacer algo en cada una, y además puedes mandar basura a la que más te interese si apuras los últimos segundos antes del cambio. Es el modo que más concentración exige por su velocidad y dificultad.

 

  • Fusion: un híbrido de Puyo y Tetris a la vez en una misma cuadrícula. Pueden caer fichas de cualquiera de las franquicias, pero al caer se ordenan con una salvedad: los tetriminos aplastan a los puyos de forma que los mandan encima de ellos y rompen la basura de paso. El objetivo es hacer combos, con los dos tipos de ficha a la vez ser posible, ya que afortunadamente se cuenta con más tiempo para encadenarlos. Es el modo que más cuesta pillar por lo raro que resulta. Con práctica, es un gozo.

 

  • Party: rescata reglas locas de anteriores juegos de la saga Puyo y las aplica a ambas disciplinas. Consiste en que van cayendo potenciadores en las casillas y los activas haciendo un combo a su lado. Los efectos para el rival son inesperados y ahí está la gracia: se pueden invertir los controles, acelerar las fichas, oscurecer la pantalla y jugar con una bombilla oscilante, etc. Es ideal para desconectar del resto de modos por su variedad y su locura. Principiantes: abstenerse.

 

  • Big Bang: modo heredado de la saga Fever de Puyo Puyo. Consiste en que te dan fichas colocadas de tal forma que, con poner la primera que caiga en el sitio correcto, empieces a limpiar tu cuadrícula a lo loco. Es una carrera contrarreloj porque los combos se van acumulando y al final se hace recuento. Entonces salen dos barras de vida, como en un juego de lucha, y se hace daño a cada jugador en función de la basura que tiene acumulada hasta que uno de los dos muere. Es el modo más directo aunque cuesta dominarlo si no tienes soltura.

 

NOVEDADES

En primer lugar, se han incluido accesos directos desde la portada echar partidas Arcade rápidas de tipo Puyo, Tetris o Fusion. En este modo no puedes escoger nada: te pone el personaje que uses para el online y elige las condiciones por ti. Para ganar unos créditos rápidamente vale aunque es innecesario.

Pero lo más importante es que el contenido descargable de pago de las primeras entregas japonesas aquí está integrado sin coste adicional. Así, la campaña es más larga porque añade tres capítulos extra (accesibles una vez acabas la historia principal) que, aunque son prescindibles en cuanto a guion, ahí están para quien busque más retos. También se añaden varios extras audiovisuales:

  • Nuevas músicas, algunas clásicos de la franquicia Puyo, y escenarios que se desbloquean según avanzas en la campaña. Ojo a frikadas como el fondo prehistórico de la recreativa de Tetris de SEGA.

 

  • Aspectos alternativos para puyos y tetriminos (como las míticas caras de Sonic y sus amigos que sueltan anillos y todo) y voces adicionales para los personajes, todo intercambiable por créditos desde la tienda del juego.

Ninguno de los DLC es imprescindible pero se agradece que estén para los coleccionistas y fans de SEGA.

 

DURACIÓN

La campaña dura unas decenas de horas en función de tu destreza, aunque, si sumamos todos los modos de juego que hay y el multijugador, es un juego infinito. Una inversión garantizada en cuanto a horas de diversión.

 

ARTE Y TECNOLOGÍA

No es un juego puntero porque es animado y en 2D pero se mueve con soltura y es llamativo a la vista. En lo técnico, se mueve a 1080p con 60 fps en ambas plataformas (en Switch evidentemente baja a 720p en modo portátil) y no tiene ninguna ralentización ni bajón. Además, las cargas duran unos pocos segundos. Como poseedor de la versión japonesa para PS3, que ya estaba bien entonces, se nota el avance.

Donde se luce es en el apartado artístico. El estilo de dibujo animado con formas adorables y redondeadas, el denominado kawaii japonés, le sienta fenomenal aun siendo ilustraciones que apenas se mueven sobre fondos planos. La pantalla se entiende de un vistazo y se usan colores vivos por doquier. ¡Todo es felicidad (hasta que te comes la basura del contrario)! Los efectos y las voces potencian esta sensación con una buena calidad y un tono cómico y alegre. Gran trabajo el de los dobladores americanos, por cierto, porque logran parecerse a las voces ñoñas japonesas.

La guinda la pone la música, que no solo contribuye al buen rollo general con instrumentos clásicos sino que ofrece otros temas que te incitan a competir a toda leche con toques electrónicos y rock. En general son temazos aunque los más cañeros se hacen repetitivos pronto.

Puedes escuchar fragmentos del doblaje y la banda sonora en el análisis radiofónico (desde 44′ 11″ hasta 67′ 44″):

PEGAS

  • En Switch de momento le falta opción de chat de voz.

 

  • No se pueden poner las voces japonesas. Una pena para los más puristas y para los que jugamos al original, que ya nos habíamos habituado a expresiones como las míticas “¡Croqueta!” o “¡Ay, María José!”, que vete a saber qué decían.

 

  • No haber traducido, al menos, los textos al castellano puede tirar para atrás a algunos.

 

CONCLUSIÓN

Puyo Puyo Tetris es la unión perfecta de las dos franquicias de puzles más desafiantes y con más trayectoria. No solo cumple con lo que cabría esperar sino que explota todas las posibilidades de su fórmula ofreciendo diversión sin fin para todos los gustos y niveles de experiencia. Por tanto, creo que es el mejor juego de puzles que existe y un imprescindible para jugar en compañía. En serio: hay que probarlo. Candidato a GOTY para mí por segundo año (la primera vez fue en 2014).

 

DATOS

  • Plataformas: PS4 y Switch
  • Analizado en: Switch
  • Género: puzles, o PUPECA (“Puzles Peta Cabezas”)
  • Jugadores: 1-4 tanto en local como online
  • Desarrolla: Sonic Team
  • Distribuye: Deep Silver en físico, SEGA en digital
  • Idioma: textos y voces en inglés
  • PEGI: 3 por contenido inofensivo
  • Precio: 29,95 € en PS4 (sólo versión física) y 39,95 en Switch. Por comodidad, recomiendo la versión de Switch si tenéis la consola, además de que en esta plataforma hay una demo que demuestra su potencial.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *