Análisis de Crash Bandicoot N.Sane Trilogy

La "Trilogia Loca" de Crash Bandicoot

La “Trilogia Loca” de Crash Bandicoot

Este recopilatorio reúne los tres primeros juegos de Crash Bandicoot de PS1 remasterizados. Era uno de los títulos más esperados desde el E3 2016 y ha liderado las ventas este mes de junio, así que se nota que es muy querido. ¿Merece la pena o simplemente se alimenta de la nostalgia?

 

GÉNERO

En esencia son juegos de plataformas de avance lateral de toda la vida con la salvedad de que con el paso a las 3D se rotó el punto de vista de modo para avanzar hacia el horizonte. De todos modos, hay ciertos niveles y fases de bonificación que mantienen el avance lateral hacia la derecha propio de un plataformas en 2D.

A lo largo de los niveles tienes que superar obstáculos, derrotar a enemigos y recoger diversos objetos hasta llegar a la meta. Por algún motivo, la familia de Crash está protegida por un ídolo Tiki flotante que te hace de escudo para un golpe (al estilo Sonic) si lo encuentras por ahí. Cada cierto número de niveles, que se pueden seleccionar en el orden deseado desde el segundo Crash, hay un enfrentamiento contra un jefe al que tienes que buscar su punto débil. También hay ciertos niveles o secciones en las que manejas un vehículo, un animal o incluso un lanzamanzanas, algo que según avanza la franquicia se vuelve cada vez más variado y trabajado. La fórmula se repite hasta llegar al jefe final del juego. Para ver los mejores finales y acceder a caminos inéditos, hay que recoger todos los objetos coleccionables de cada entrega.

 

TRAMA

Son guiones básicos y no necesitan más para funcionar: hay un villano que quiere conquistar el mundo, el doctor Neo Córtex, un marsupial antropomórfico y alocado que se lo impide, Crash Bandicoot (que, por cierto, es un gunii de Perameles, una especie de rata de Tasmania), diversos aliados como la hermana de Crash, Coco, o el ídolo Tiki, y enemigos como los secuaces humanos y animales de Córtex.

Resulta poco creíble que Crash colabore con el doctor cuando contacta con él en la secuela, pero tampoco voy a pedir una coherencia absoluta. Lo mejor es que los tres juegos forman un arco argumental continuista en el poco a poco se descubre al villano que hay detrás de todo, que aparece cuando agotas todas tus vidas y solo muestra su rostro en el tercer juego. Un detalle del recopilatorio.

 

DIFICULTAD

Para la tónica actual, sí, aunque no lo son tanto realmente. La cuestión es que sus plataformas son exigentes con los saltos, que tienen que estar bien medidos, y el daño de los enemigos y obstáculos el letal en todo caso, incluso aunque los roces levemente, así que pierdes una vida enseguida. Todo esto hace que te puedas llegar a desesperar aunque, por suerte, el recopilatorio adapta su dificultad a tu destreza de modo que te da más vidas y puntos de guardado si mueres a menudo.

 

DURACIÓN

Basado en mis avances, creo que cada juego da para unas 10 horas sin explotarlos a fondo, así que en total subirán de las 30 horas si te dedicas a buscar todos los objetos y eres medianamente hábil. En ocasiones la duración se alarga con versiones alternativas de niveles que ya has superado, pero como son igualmente divertidos no me preocupan demasiado. La duración general es correcta.

 

CONTROL

Es sencillo y responde bien. Se mueve al personaje con cruceta o palanca analógica a elección, algo que no se pudo hacer en todos los Crash originales, y se usan tres botones para sus acciones: atacar (generalmente como giro torbellino), saltar o acelerar y agacharse o frenar. En algunos momentos se habilitan también los gatillos L y R para habilidades especiales como dar volteretas en el aire con la moto de agua. En general está bien resuelto y se ha adoptado un mismo esquema para los tres juegos, cosa que antes no sucedía.

 

NOVEDADES

  • Lo más evidente es la remasterización audiovisual, que detallaré después y que ha sido muy respetuosa.

  • Hay nuevas animaciones simpáticas para Crash y Coco cuando no les controlas. En algún caso ha habido polémica, como en las que Crash se saca las gemas del culo o vomitando, pero creo que no son desagradables y están justificadas para la locura del personaje, que es como un dibujo animado clásico.

 

  • Hay ayudas visuales para aclararse.

 

  • Hay algunos ajustes en las físicas y el comportamiento de objetos.

 

  • Ahora las cajas de las fases de bonificación cuentan de cara al recuento final y todos los juegos incorporan el contador de cajas para que sepas las que tienes pendientes.

 

  • Ya no pierdes vidas si mueres en una fase de bonificación: simplemente sales de ella y puedes reintentarla las veces que quieras.

 

  • La cámara sigue mejor la acción en ciertos momentos, así que no todo es cien por cien como en los originales.

 

  • Hay autoguardado tras cada nivel y tres ranuras para guardado manual desde el mapa, todo esto independiente por cada juego.

 

  • Los desafíos contrarreloj que se habilitan al superar cada nivel ahora tienen tablones online para comparar tus puntuaciones con las de otros jugadores.

 

  • Coco Bandicoot ahora no solo es manejable en la tercera entrega sino que también se puede escoger en los dos primeros juegos. El único requisito es encontrarla primero en la pantalla de selección de niveles y, desde entonces, puedes alternar entre los hermanos pulsando un botón. La salvedad es que cada hermano tiene ciertos niveles exclusivos que se han respetado. El cambio es meramente estético porque no hay novedades en el manejo, pero se agradece la alternativa. Y no, no hay multijugador.

  • Al terminar los juegos al 100% hay varios secretos cachondos que encontrar por los escenarios.

 

 

ARTE Y TECNOLOGÍA

En este caso hay que hablar de una remasterización y no de un remake a pesar de los pequeños ajustes y mejoras que se han hecho porque no se ha alterado la esencia original de los juegos (no como en Resident Evil de Gamecube o Tomb Raider Anniversary de PS2). Todo se ha reconstruido desde cero y así hay nuevos modelados 3D (con más elementos como césped que se mueve), texturas, efectos, simulaciones de fluidos, y se han añadido una iluminación dinámica (con sombras, reflejos y destellos) y un desenfoque de movimiento leve para recalcar barridos de cámara. Lo mejor es que en algunos casos se ha reinterpretado la atmósfera de cada nivel para diferenciarlos más.

El acabado general es de película de animación en 3D porque todo luce sensacional y se mueve fluido, a 30 fotogramas prácticamente estables (en PS4 hay bajones en las escenas de vídeo). Las resoluciones son 1080p en PS4 y hasta 1440 p en la Pro, que añade luces más creíbles y una mayor nitidez general.

Por lo demás, el audio también se ha retocado con un nuevo doblaje al castellano competente (exagerado en el caso del narrador), nuevos efectos sonoros y una mezcla de audio adecuada. La tónica de esta remasterización musical es que no hay aportaciones creativas a las melodías (como en otras remasterizaciones), pero ahora suenan mucho mejor.

Puedes escuchar fragmentos de la BSO en el analisis radiofonico (desde  22′ 25″ hasta 39′ 42″):

PEGAS

  • El recopilatorio está plagado de cargas de unos 15 segundos. Las hay para llegar al menú principal, para volver a él, para cargar cualquiera de los juegos, y para cargar las partidas guardadas. Por suerte, reintentar un nivel o cambiar los ajustes en el menú de pausa no afecta, porque por lo demás se hace pesado. Habría que agilizarlo con un parche.

 

  • En algunos saltos, sobre todo en el primer Crash, la situación de la cámara te puede jugar una mala pasada porque no calcules bien dónde está un abismo o porque un obstáculo se coloque justo delante y te deje ciego un instante. Es una cuestión de perspectiva que se podía haber alterado ligeramente para aclarar.

 

  • Hay sutiles cambios en las físicas y animaciones de Crash que complican el manejo e incluso impiden alcanzar ciertos puntos. Lo más señalado por los fans de la trilogía clásica es el salto, que ahora llega a menos altura, con lo que Crash cae antes al suelo. Y lo peor es que no aterriza en el mismo punto de partida sino un poco a la izquierda o a la derecha, según el caso. Como si resbalara. Huele a parche.

 

  • No hay ningún contenido extra. Hubiera estado bien un pequeño documental sobre el impacto de la saga o sobre cómo se hicieron los originales.

 

CONCLUSIÓN

Aunque personalmente Crash no me vuelva “insane”, es un gran recopilatorio de versiones remasterizadas de sus juegos clásicos y la mejor oportunidad para jugarlos si no lo habías hecho antes (como es mi caso). Recomendado para toda la familia y para fans de las platafomas en pseudo-3D en general. Si ya te gustaron en su momento y quieres repetir, también es una buena compra aunque tenga pocos alicientes para repetir tus viejas partidas. En todo caso hay que tener claro que, aunque las mejoras y ajustes aplicados han actualizado estos juegos a los gustos actuales, siguen siendo herederos del diseño y la dificultad de los años 90.

 

DATOS

  • Plataformas: PS4
  • Analizado en: PS4 Pro
  • Género: plataformas
  • Jugadores: 1
  • Desarrolla: Vicarious Visions
  • Distribuye: Activision
  • Idioma: Español en textos y menús
  • PEGI: 7 por violencia no realista
  • Precio: 39,99 € es lo habitual, tanto en edición física como digital, con un paquete de temas y avatares descargables. También, con suerte, se puede encontrar la física por 34,90 € en ciertos comercios cuando no la tienen agotada.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *