Análisis – Life is Strange: Before the Storm Episodio 1

Life is Strange: Before the Storm Episodio 1

Tras el éxito de la emotiva aventura Life is Strange, ganadora del Bafta 2016 a la mejor historia, llega dos años después su precuela en forma de tres episodios protagonizados por Chloe y Rachel. La relación de estas jóvenes se apuntaba en el original y aquí se expande para contextualizar el universo de Arcadia Bay. Por ahora, su primer episodio deja buenas sensaciones.

 

PLANTEAMIENTO

Tres años antes del retorno de Max a la Academia Blackwell, su mejor amiga Chloe Price sigue allí sus clases dolida por haberse quedado atrás, por la muerte de su padre y por la progresiva incorporación del nuevo novio de su madre al hogar. Esta situación, imposible de asimilar a sus 16 años, la hace llevar una vida de excesos y rebeldía ante la autoridad.

En esta espiral autodestructiva conoce a Rachel Amber, la popular reina de la escuela, que le muestra una faceta inconformista distinta de su habitual imagen de perfección. A base de irse conociendo aflora entre ellas una amistad (o algo más, según cómo lo enfoque el jugador con sus elecciones) que les ayudará a superar sus problemas.

Aunque para los fans del juego original podría parecer que Before the Storm no tiene mucho que ofrecer, su guion aporta un valioso contexto para entender a los residentes de Arcadia Bay y los acontecimientos futuros del pueblo marítimo. Sumamente respetuoso con el material posterior, no incurre por ahora en contradicciones narrativas y mantiene el interés tanto por este episodio como por los siguientes. Una grata sorpresa.

Habrá que ver el impacto de los distintos finales a los que se dirige la temporada en función de nuestras elecciones, algo que con solo este episodio no se puede evaluar.

 

MECÁNICAS

Chloe se comporta de manera similar a como lo hacía Max en Life is Strange: puede moverse por espacios delimitados por barreras invisibles que contienen personajes y objetos con los que interactuar y que se destacan con trazos sobreimpuestos e pantalla. Las acciones a escoger dependen del contexto, desde charlar hasta empujar o recoger algo.

No existe un inventario, como en los clásicos del género, sino que los objetos útiles recogidos (no demasiados, por otra parte) se muestran en la esquina superior derecha durante el tiempo que se pasa en la zona en la que funcionan. Por lo general hay que sacarles todo el partido para poder cambiar de zona, avanzando así la trama, y en los casos en que son opcionales se pierde la oportunidad de usarlos si se avanza.

Un objeto útil en Before the Storm

Las similitudes terminan ahí porque Chloe tiene tres peculiaridades:

  • En lugar de escribir su diario como Max según avanza el juego, Chloe escribe cartas a su amiga y las archiva con la esperanza de que algún día aquélla pueda leerlas. Es una curiosa forma de enfocar los resúmenes de lo sucedido desde otro punto de vista.
  • No puede tomar inspiradas fotos en ciertos lugares del escenario como Max sino que a cambio puede hacer creativas pintadas (a rotulador) también en determinados puntos. Esta variación, que demuestra su carácter inconformista y transgresor, aporta igualmente logros por cada una que se consigue. Al no ser siempre obvias, incitan a rejugar para descubrirlas todas. Esto se facilita con el heredado Modo Colección, accesible al terminar un episodio, donde se avanza de forma individual por cada escenario pudiendo saltar las escenas cinemáticas.

Pelea de gallos en Before the Storm

  • A falta de un poder sobrenatural (ya que en Before the Storm no hay nada sobrenatural más allá del propio marco de Arcadia Bay, según los creadores), puede iniciar combates dialécticos con otros personajes en los que se juega el avance en la trama o el acceder a situaciones opcionales. Aquí se trata de escoger la respuesta correcta a la provocación de otro personaje, de forma que Chloe no se amilane, usando la intuición y prestando atención a palabras clave. Si se aciertan a tiempo el número de respuestas requeridas (simbolizadas por unas circunferencias en pantalla), se ganará la confrontación. Cada error o falta de decisión rellenará una circunferencia del rival, que generalmente necesita una menor cantidad para ganar. Un arriesgado minijuego que le da más gracia al conjunto.

 

LIBERTAD DE ELECCIÓN

Según el exitoso esquema de aventura simplificada popularizado por Telltale Games, Life is Strange: Before the Storm permite tomar ciertas decisiones en momentos puntuales que supuestamente definen el devenir de los acontecimientos. Recalco la suposición porque es precisamente el talón de Aquiles de este tipo de juegos: las promesas de acción y consecuencia suelen quedarse en poca cosa cuando, en retrospectiva, ves que tus decisiones no han hecho sino habilitar el final A o el B, obviando las repercusiones para ciertos personajes. Si tanto depende el futuro de las múltiples decisiones posibles, también debería haber múltiples desenlaces y las tramas secundarias deberían tener más peso.

En este caso es imposible predecir si esta precuela va a incurrir en este mismo (y tristemente común) error aunque lo visto no me tranquiliza: las respuestas a los diálogos y las situaciones opcionales derivadas de diversos actos acaban confluyendo en un mismo punto de la narración, un único camino con un único final, como si lo sucedido no tuviera importancia pese a haber sido interesante. Quiero pensar que las decisiones tendrán algún impacto real en futuros episodios en forma de situaciones exclusivas (y excluyentes) más allá de las comparativas con las decisiones de otros jugadores, pero esa promesa ya me/nos la han hecho antes muchas veces y ha acabado defraudando. Cuesta hacer múltiples caminos y al final se tiende a simplificar.

Ejemplo de elecciones ante una pintada en Before the Storm

En la práctica, Before the Storm permite escoger entre diversas opciones a la hora de responder a un diálogo o realizar ciertas acciones. Esto depende, como digo, del entorno y así se asignan opciones a los botones (o teclas en pc) libres según conviene. Una pequeña cantidad de estas opciones solo se habilitan si se investiga el escenario en busca de nueva información, como podría ser un chismorreo que se escuche cerca de otros personajes, así que merece la pena ir despacio.

 

ARTE Y TECNOLOGÍA

Afortunadamente el acabado audiovisual, tan marcado en Life is Strange, sigue aquí plasmado sin desentonar lo más mínimo. Vuelven los modelados sencillos, las animaciones discretas, las texturas aplicadas con trazos de pincel digital, las aberraciones de lente y los desenfoques, la iluminación realista y los efectos de partículas que no lo son tanto pero que resultan vistosos. Esta peculiar mezcla (para las exigencias actuales) busca más generar sensaciones que asombrar por su verosimilitud.

Otro día en la Academia Blackwell en Before the Storm

En esta ocasión el motor gráfico empleado es Unity con algunas herramientas propias del desarrollador, a diferencia del Unreal original (y que supuestamente tendrá la secuela), pero no se aprecia la diferencia. De hecho, con el modo mejorado activado en PS4 Pro, se nota incluso una mayor fluidez que en Life is Strange. Un buen trabajo de recreación en el que, por añadido, se agradece poder escoger el tamaño de los subtítulos.

La experiencia la redondea un apartado sonoro con gran nivel tanto en sus composiciones musicales (la mayoría originales -obra de la aclamada banda británica Daughter- y de corte indie aunque con mayor presencia del punk en esta ocasión), como en sus efectos, mezcla multicanal y doblaje. Si bien la mayoría del elenco original regresa aquí, destaca la sustitución de Ashly Burch por Rhianna DeVries para hacer de Chloe debido al respaldo de Burch a la huelga de actores de doblaje que se está produciendo en EE.UU. La actriz, dolida por haber tenido que renunciar a su interpretación, ejerce de consultora en Before the Storm y, aunque no sea lo mismo, su sustituta ofrece un trabajo equiparable dada la importancia del papel.

 

PEGAS

Chloe lidia con su dolor en Before the Storm

  • Los subtítulos en castellano no entran a tiempo en ocasiones, por lo que alguna frase puede quedar descolgada. Además, se toman la libertad de añadir más tacos a los diálogos de Chloe alterando la intención original de ciertas frases. No son cuestiones graves porque en general es una buena adaptación pero se podría mejorar.
  • Sufre los habituales tirones en los momentos en que se carga la siguiente escena, algo endémico de aventuras que siguen la fórmula Telltale Games.
  • La música sufre extraños cortes en ocasiones volviendo al poco tiempo. Estos momentos se podrían mejorar para no romper la atmósfera creada.

 

CONCLUSIÓN

Rachel y Chloe disfrutan de las vistas en Before the Storm

Si bien la relevancia narrativa de Before the Storm aún no está clara (habrá que esperar al tercer episodio para saberlo, que será cuando evalúe la temporada), lo visto en este primer episodio transmite buenas vibraciones. Parece un producto inspirado, cuidado y respetuoso que aporta las suficientes novedades como para interesar a los fans de Life is Strange, entre los que me incluyo. Deck Nine Games ha logrado que no se note la ausencia de Dontnod, desarrolladores de la aventura inicial.

Con una duración y una dificultad apropiadas (unas 3 horas a un nivel asequible para cualquiera), es una compra recomendada para quien busque una aventura de corte Telltale Games pero con un tono más juvenil y sensible. Seguramente los profanos puedan empezar sus andanzas en Arcadia Bay por aquí aunque el gancho tenga una intensidad distinta a la que tiene para fans del original.

La Deluxe Edition es una opción a tener en cuenta para los seguidores de la franquicia aunque, por ahora, sus extras (el reproductor musical y los atuendos alternativos para Chloe) no compensan demasiado. Habrá que ver si el episodio extra exclusivo con Max (disponible al final de la temporada) lo merece.

 

DATOS

  • Plataformas: PC, PS4, Xbox One
  • Analizado en: PS4 Pro mediante código proporcionado por Koch Media
  • Género: aventura
  • Jugadores: 1
  • Desarrolla: Deck Nine
  • Distribuye: Square Enix
  • Idioma: voces en inglés y subtítulos en castellano
  • PEGI: 16 por violencia realista, lenguaje malsonante y consumo de drogas
  • Precio: 5,99 € el episodio independiente, 16,99 € la temporada completa y 24,99 € la edición Deluxe que incluye: temporada, atuendos extra, reproductor musical y episodio extra ‘Adios’.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *