Análisis de Destiny 2

Destiny 2

Destiny 2

Tres años después de la primera entrega, marcada por unas gigantescas expectativas que luego se vieron cumplidas pero solo en parte, Bungie hace fe de erratas y entrega Destiny 2, una secuela muy divertida tanto en el modo historia como en el multijugador.

En Destiny 2 se mantienen los componentes esenciales como son los Guardianes, Espectros y la subida de nivel para poder hacer frente a las amenazas contra nuestro planeta. La trama es muy sencilla: la Última Ciudad de los Guardianes es atacada por el villano Dominus Ghaul y hay que vencerle para evitar que acabe con El Viajero, una gigantesca esfera que da sentido y poder a la fuerza de los Guardianes.

Esa

Esa “esferita” es el motivo por el que todo se desencadena

Una vez escogido el aspecto (que no voz, porque no habla) de nuestro Guardián, deberemos ir logrando subirlo de nivel y poder a base de cumplir misiones y derrotar enemigos. El nivel máximo es el 20, sin embargo el poder puede aumentar hasta el 300 y lo logramos haciéndonos con el mejor equipo posible, sea por derrotar enemigos o mediante su compra.

Es esencial contar con armas y equipo adecuado ya que las misiones son cada vez más exigentes y nuestra supervivencia puede depender de ello. Por fortuna, antes de comenzar éstas se nos informa del nivel que hace falta para poder hacerla con cierta soltura, incluso hay algunas que no podremos llevarlas a cabo hasta que no alcancemos el mínimo exigido.

Para aumentar nuestro nivel las dos formas más recomendadas son, bien ir cumpliendo misiones por el mundo abierto, bien irnos al multijugador e ir participando en combates, con la tranquilidad que da saber que siempre se nos meterá en partidas con enemigos de nivel similar al nuestro.

El multijugador es una excelente forma de ir subiendo niveles

El multijugador es una excelente forma de ir subiendo niveles

Es importante destacar que el nivel es independiente de la clase que escojamos de personaje, que siguen siendo cazador, titán y hechicero, cada uno con sus pros y contras. A su vez cada guardián tiene tres subclases que se van desbloqueando conforme avanzamos y tienen habilidades especiales. Conforme pasa el tiempo se nos carga una barra de energía que cuando se llena da acceso a un poder tremendo que nos permite lanzar ataques brutales.

Siempre tendremos capacidad para varias armas, tanto principal como secundaria, y un golpe de puñetazo para rematar. Tenemos un máximo de ranuras para cada tipo de arma, de tal forma que podemos portar varias aunque la munición es compartida. Lo recomendable es quedarse máximo con tres de cada y vender el resto para lograr créditos que invertir en mejores armas a su vez.

Cada hueco dedicado a cada arma permite almacenar varias, pero si gastamos la munición de una, no podremos usar el resto

Cada hueco dedicado a cada arma permite almacenar varias, pero si gastamos la munición de una, no podremos usar el resto

Como ocurría en el anterior juego, una vez superada la campaña para un jugador es cuando llega lo mejor ya que alcanzamos el nivel máximo y tenemos acceso a las armas más salvajes.

En cuanto al mundo abierto, podemos recorrerlo en el orden que queramos e ir activando misiones que van surgiendo, tanto instantáneamente como fijas que encontremos. Cuanto más combatamos y más matemos a los caídos, que son los enemigos, más rápido subiremos de nivel y más objetos potentes obtendremos. Evidentemente aquí la repetición se hace patente pero es algo totalmente normal, no se puede pedir que un juego cambie radicalmente de temática y modo de operar en medio de la trama. Sin embargo la variedad estriba en que tenemos varios mundos bien diferenciados y con muchísimas misiones por delante, y todos ellos de facilísimo acceso gracias a la “carta astral“, un mapa en el que nos figuran dichos mundos y las misiones que hay en ellos.

En en este menú donde podemos elegir el sitio al que queremos ir y la misión a llevar a cabo

En en este menú donde podemos elegir el sitio al que queremos ir y la misión a llevar a cabo

Además de las misiones tenemos unas zonas llamadas sectores perdidos, unas mazmorras que se encuentran escondidas en todos los planetas y que se nos avisa con un símbolo formado por tres arcos. Dentro nos espera un gran número de enemigos y un cofre con recompensas al final que solo podremos abrir tras derrotar al jefe final.

No podemos dejar de hablar del multijugador, llamado El Crisol. Bien es conocido que nosotros no somos expertos jugadores online y que hay auténticos maestros jedis capaces de lograr decenas de muertes en apenas minutos. Por fortuna, como hemos comentado antes, el ajuste de niveles entre personajes (“matchmaking“) es muy efectivo.

El multijugador de Destiny 2

El multijugador de Destiny 2

Hay varios modos de juego, como la captura de la zona, lucha por equipos, lucha por equipos pero con resurrecciones limitadas, etc. Los escenarios no son muy grandes pero incluyen una potente verticalidad que ayuda en el frenetismo. También hay chat de voz para comunicarnos con los miembros nuestro equipo y coordinar ataques y defensas, además de comentarios del narrador en perfecto castellano.

Técnicamente Destiny 2 mejora su predecesor sobre todo porque ya no arrastra el desarrollo para la anterior generación. Va a 30 fps constantes y casi jamás hay caída en la cantidad de imágenes. Las texturas son aceptables y los efectos visuales de luz están trabajados. La distancia de dibujado es muy buena y podemos ver todo casi sin problema hasta el horizonte. La música también acompaña con composiciones épicas, aunque no hay una melodía que quede para el recuerdo.

Por su parte el doblaje al castellano vuelve a ser sobresaliente y volvemos a tener a Carlos del Pino para nuestro espectro. Esto es así porque en el 1 la voz en inglés era la de Peter Dinklage, Activision tuvo la estupenda idea de escoger a del Pino para doblarle y, aunque en este juego no está Dinklage, sí vuelve su actor de doblaje.

PEGAS

A pesar de se un juego que engancha desde el primer momento, Destiny 2 peca de algunos errores importantes, como el hecho de que hay que estar conectados para poder jugar. Si estáis sin internet por el motivo que sea, tendréis un disco (o una descarga) inútil en vuestra consola o PC. Esta moda que cada vez se impone más nos parece un gigantesco error ya que una persona puede querer jugar sin tener en cuenta el multijugador o, sencillamente, quedarse sin internet por un apagón o un problema en el router, y dejarle sin jugar por ello no nos parece en absoluto adecuado.

De esa pega se deriva que, si pasa un tiempo sin que hagáis nada, os echa del juego y hay que volver a cargar la partida, drástica e injusta medida.

No es de recibo tampoco que juegos con decenas (y centenares) de millones de euros en presupuesto, siga habiendo personajes que no están hechos, son texturas por fuera pero se pueden atravesar, y queda muy cutre, francamente.

Se echa en falta alguna forma de marcar un punto en el mapa. Podemos seleccionar los sitios en los que hay misiones, pero si queremos quedar en un encuentro con alguien en un sitio concreto, no podemos marcarlo.

En el modo multijugador no se puede elegir el modo de juego: entras y el juego elige por ti. Te meten en partidas de ciertas características y tienes que aceptarlas sí o sí. Como no hemos podido hablar de las partidas privadas no sabemos si son personalizables o no.

Por último, aunque los tiempos de carga han mejorado, siguen siendo elevados y cortan mucho el ritmo de juego.

CONCLUSIÓN

Destiny 2 se disfruta sobre todo en compañía y es adictivo. Tiene enemigos muy duros de roer y suficientes desafíos como para tenernos enganchados muchas horas. Y además viene totalmente en castellano, un gigantesco esfuerzo de Bungie y Activision que hay que reconocer. Sin duda una genial apuesta para los fans del primer juego siempre y cuando tengan una buena conexión a internet.

Podéis escuchar nuestro análisis en el programa 8×01 a partir del minuto 90:

DATOS

Desarrolladora: Bungie.
Distribuidora: Activision.
Género: acción en mundo abierto.
PEGI: 16+ (violencia):
Plataformas: PS4, Xbox One y PC.
Plataforma analizada: PS4.
Idioma: totalmente en castellano.
Precio: 64,95 € PS4 y Xbox One. 44,99 PC cuando llegue.
Web oficial: https://www.destinythegame.com/es/landing/trailer

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *