Análisis de F1 2017

F1 2017

F1 2017

Vuelve el rey de la simulación de F1 con Codemasters, los mismos que nos dieron DiRT 4. Ahora llega el momento de demostrar su buen hacer con un título especializado en la F1, con todas las licencias oficiales de los equipos y con una recreación precisa de los circuitos.

El juego en sí no tiene lo que llamaríamos modo historia con trama ya que no hay conflicto ni personajes más allá del que elegimos hacernos nosotros (sea hombre o mujer) y la escudería a la que queremos pertenecer dentro del Modo Carrera Profesional. Cada escudería ofrece unas exigencias distintas y, según más caché tengan, más exigencias nos darán. Si las logramos, mayores recompensas tendremos.

En este modo tendremos que correr en varios circuitos contra la IA, la cual se puede modular del nivel 1 al 120, y eso nos permite una variedad enorme según el grado de desafío al que queramos acceder.

Las carreras son apasionantes ya que la IA es capaz de todo

Las carreras son apasionantes ya que la IA es capaz de todo

Los grandes premios vienen acompañados, como en la vida real, de una serie de pruebas previas que conviene hacerlas no solo porque dan puntos para invertir en mejoras para el coche, sino porque nos dará la oportunidad de recorrer el circuito en profundidad, conocer las curvas, saber a qué velocidad tomarlas, las rectas que nos permitirán correr más, etc.

Cada escudería nos pondrá unos retos para hacer estas pruebas, y en función de lo bien que lo hagamos, nos llevaremos una cantidad de puntos. La idea, obviamente, es pulir nuestras habilidades y las del coche para luego conseguir la mejor clasificación posible en la carrera logrando a su vez un desgaste menor del coche y consumir menos gasolina.

Las paradas en boxes son imprescindibles para tener el coche a punto

Las paradas en boxes son imprescindibles para tener el coche a punto

Las victoria no solos nos dan los preciados puntos, también harán posible que diversa gente se fije en nosotros y nos rete o nos invite a conducir otros vehículos exclusivos para enseñarlos al público. Sin duda un aliciente que hace más variado este modo.

Las mejoras las podemos hacer a través de cuatro zonas: aerodinámica, durabilidad, grupo motor y chasis. Podemos profundizar tanto como queramos, aunque requieren su tiempo, no son automáticas.

El árbol de mejoras es amplio y profundo

El árbol de mejoras es amplio y profundo

Hablando del manejo, asunto absolutamente esencial porque esto es simulación, hay que decir que es realmente exigente, aunque nuevamente es modulable gracias a las ayudas a la dirección, la frenada, el giro y demás que hacen que podamos optar una vertiente más arcada. Por supuesto cuantas más activemos menos gratificaciones obtendremos con las victorias. Una de las ayudas más importantes es el trazado perfecto, el cual se muestra encima del circuito con una línea discontinua verde. Supuestamente yendo por ella lograríamos los mejores tiempos, pero también es verdad que no seguirla no impide conseguir excelentes resultados.

Hemos dicho antes que el juego incorpora todas las licencias necesarias, y eso se nota en las 20 escuderías del actual mundial incluidas con equipos como Mercedes, Red Bull o Ferrari; también en los 20 trazados oficiales de la temporada con emplazamientos como Silverstone, Monza, Mónaco o Barcelona, contando todos ellos con una fiel recreación, y además de tener condiciones climatológicas cambiantes. Por supuesto también en los coches, tanto modernos como clásicos, que están hechos a la absoluta perfección a nivel visual, sonoro y de comportamiento. El trabajo realizado es de quitarse el sombrero.

Las licencias permiten tener nombres y coches reales

Las licencias permiten tener nombres y coches reales

Si queremos optar por otros modos de juego que no sean el de Carrera Profesional contamos con otros más:

Modo campeonato: aquí competimos en varias disciplinas para alcanzar el éxito, eligiendo entre campeonatos y eventos de exhibición. Los campeonatos son competiciones contra coches de los grandes de F1 con el objetivo de conquistar el campeonato del mundo. 20 carreras en total de dificultad creciente. El evento de exhibición son otras 20 carreras manejando y compitiendo contra coches clásicos, algo muy retro que a los fans de lo histórico les encantará.

Tanto en los campeonatos como en las exhibiciones hay distintas modalidades como sprints, contrarrelojes, adelantamientos y otras variantes que tendremos que superar.

Las condiciones climatológicas cambiantes pueden modificar una prueba y darle la vuelta

Las condiciones climatológicas cambiantes pueden modificar una prueba y darle la vuelta

Prueba Contrarreloj: debemos demostrar nuestra habilidad frente a los pilotos y los coches más rápidos del mundo marcando los mejores tiempos. Nuevamente el juego deja elegir entre coches de F1 modernos o coches clásicos.

Evento: es un tanto peculiar. Se trata de que el juego nos mete en una carrera específica ya comenzada, un escenario especial. Como el título indica “está diseñado para situarnos en el núcleo de la acción, con objetivos específicos”. Ejemplo: nos encontramos compitiendo en el 15 puesto y se nos ordena que acabemos décimos o mejores, con determinado coche y en determinado circuito.

Por último tenemos el modo multijugador, en el cual podemos buscar una partida pública en la que incorporarnos, crear una partida personalizada o bien entrar en un campeonato online. La búsqueda de carreras es rápida y estable.

En cualquiera de los modos, antes y después de las carreras o entrenamientos hay vídeos hechos en formato televisivo con imágenes del circuito y de los boxes y la voz de los narradores (en perfecto castellano) comentando la situación. Lógicamente no logran la misma naturalidad que si estuvieran en la vida real, pero ambientan estupendamente.

Tanto antes como después de las carreras hay vídeos para hacerlo más televisivo. No son de gran calidad pero ayudan a meterse en el juego

Tanto antes como después de las carreras hay vídeos para hacerlo más televisivo. No son de gran calidad pero ayudan a meterse en el juego

Técnicamente el juego funciona muy bien y la simulación, si se tiene el volante, es indescriptible, aunque con el DualShock 4 el manejo también es intachable.

Visualmente va a 60fps estables casi siempre salvo cuando hay muchos coches en pantalla. Los escenarios están muy bien recreados y, aunque nada destaca, todo cumple. El sonido por supuesto es atronador con los motores de estas bestias rindiendo al pleno.

Por desgracia no es un juego exento de pegas:

No hay una zona en la que probar los coches más allá de los entrenamiento dentro de las carreras. Se echa en falta una zona estilo Academia Dirt.

Algunas pruebas pre-carrera no están bien equilibradas y no sabes bien cómo conseguirlas. Los tutoriales explican en qué consisten y dan una pequeña guía sobre cómo lograrlo pero de base teórica, nada te explica realmente cómo hacerlas.

Las previas y la clasificación de las carreras están tal cual de las que ocurren en la vida real

Las previas y la clasificación de las carreras están tal cual de las que ocurren en la vida real

El multijugador: no se entiende que a estas alturas sigamos privados del modo offline en un género como es el deportivo y más concretamente la conducción.

Hay que tener cuidado con los volúmenes dentro del juego ya que no están bien medidos. Los comentarios que nos llegan vía radio se escuchan demasiado bajos y para lograr oírlos bien hay que reducir todos los demás. Por cierto que el volumen mínimo es 5, no 0, lo cual no tiene ningún sentido.

– Hay ciertos temblores con la imagen cuando muestra el cielo, pueden distraer mucho.

– Para los no duchos en F1 van a quedar sorprendidos e incluso indignados cuando reciban duras penalizaciones por culpa de los rivales.

Los rivales nos pueden atacar por casi cualquier sitio, y lo peor es que muchas veces las penalizaciones son para nosotros

Los rivales nos pueden atacar por casi cualquier sitio, y lo peor es que muchas veces las penalizaciones son para nosotros

Una IA poco constante, capaz en la misma partida de tener comportamientos extraños de darte muchísima ventaja y, en la partida siguiente, hacer carreras perfectas.

CONCLUSIÓN

F1 2017 es un juego brutalmente exigente y muy completo. Los fans de la F1 están de enhorabuena porque es exactamente lo que promete: licencias, coches, circuitos, velocidad, simulación y profundidad. A pesar de sus carencias, si os gusta esta modalidad deportiva tenéis todas las papeles para disfrutarlo mucho, especialmente si tenéis el volante.

Podéis escuchar nuestro análisis en el programa 8×02 a partir del minuto 34:10:

DATOS

Desarrolladora: Codemasters.
Distribuidora: Koch Media.
Plataformas: PS4, Xbox One y PC.
Plataforma analizada: PS4.

Género: carreras.
Idioma: totalmente en castellano.
PEGI: 3+
PVP: 69,99 € consolas y 59,99 PC.
Web oficial: http://www.formula1-game.com/es/home

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *