Análisis de Bravo Team

Bravo Team

El estudio Supermassive Games, el creador de Until Dawn, está ligado últimamente a las VR con propuestas que ya hemos comentado como Rush of Blood o The Inpatient. Su nuevo juego nos sitúa en una guerra urbana contemporánea y se llama Bravo Team.

 

Capturas, del ojo derecho, tomadas desde PS4 Pro con PS VR v2

TRAMA

Formas parte de un equipo de operaciones especiales que escolta a la presidenta de un país de Europa del Este. En un momento dado, unos rebeldes destruyen tu convoy y solo quedáis tu compañero y tú. El ejército del país os quiere muertos por culpa de una conspiración política, así que toca abrirse paso a tiros por la ciudad hasta escapar. En todo momento cuentas con las indicaciones por radio de tu superior, que es quien te pone al tanto de objetivos y avances en la historia.

Es una trama lineal que no interesa demasiado pese a que en el último tramo te ofrece varias opciones. No necesita estar elaborada para funcionar, pero no hubiera estado de más elaborar un poco los personajes para que te importara lo que haces.

 

ESTILO DE JUEGO

Es un shooter cooperativo en primera persona de avance lineal y basado en coberturas, al estilo de recreativas de los noventa como Time Crisis. Junto a tu compañero, que puede estar controlado por otra persona o por la IA, vas pasando de una cobertura a otra por entornos urbanos para acabar con oleadas de enemigos hasta llegar a la puerta que conecta con el siguiente nivel. El movimiento no es libre, sino que se basa en balizas: puntos a los que desplazarte si los señalas. Una gran decepción.

Puedes dar órdenes a tu compañero por chat de voz, si es un amigo, o mediante comandos para que avance, defienda o retroceda. La planificación es importante para rodear a los enemigos y pillarlos por sorpresa usando algunos de los caminos secundarios de la ciudad. Entrar a saco no suele funcionar. Lo interesante es que los enemigos también emplean estas tácticas contra ti y por eso te toca estar atento para retroceder o darte la vuelta en cualquier momento.

La salud se regenera sola siempre que no te hagan demasiado daño. Si esto sucede, tu personaje cae al suelo y automáticamente suelta una bengala de humo para marcar su posición. Entonces te toca esperar a que tu compañero venga a reanimarte, algo que no puede tardar más de unos minutos o mueres definitivamente, y mientras tanto puedes ayudarle con las balas que te queden en la pistola. Esto es aplicable también a la inversa: si tu compañero cae, te toca reanimarle cuanto antes para seguir. Si alguno de los dos muere, la partida se reinicia en el último punto de control y eso te obliga a volver a limpiar una zona entera.

Puedes llevar dos armas distintas, cada una con su propio cargador, y su munición la rellenas en cajas de provisiones que hay por los escenarios. Empiezas con una pistola con silenciador y un rifle automático con mirilla, el más útil, aunque más adelante puedes cambiarlo por una escopeta o un rifle de francotirador. Desde las coberturas puedes disparar asomándote por arriba o por los laterales, sea apuntando con la mirilla del arma o a ciegas, e incluso algunas de ellas las puedes saltar. Esto es lo mejor del juego aunque no sea ninguna novedad.

Uno de los momentos de sigilo

Uno de los momentos de sigilo

Además, si encuentras a un enemigo distraído, algo que ocurre pocas veces, puedes acercarte a su posición y activar la baliza de ataque sigiloso para eliminarlo. Estas son todas las opciones de que dispones.

 

EL ASUNTO DE LAS BALIZAS

Consiste en que tienes que mirar a tu alrededor en busca de un punto al que desplazarte, que estará indicado con un logotipo. Cuando encuentras lo que buscas, pulsas X y el personaje se mueve hasta allí. Si el logotipo está tachado, indica que tu compañero ya ha elegido ese punto y se está desplazando, así que te toca buscar una alternativa. Lo mismo sucede con las cajas de provisiones o la curación a tu compañero: funciona apuntando y pulsando un botón. Afortunadamente, los cambios de posición suceden en tiempo real y puedes aprovechar en ellos para recargar el arma.

Este sistema nada agradable empeora con la cámara: cada vez que tu personaje cambia de posición, resulta herido, cura al compañero o recoger munición, la vista pasa a tercera persona supuestamente para reducir los mareos. El problema es que no solo desorienta, sino que te oculta parte de la acción porque la cámara se queda anclada en tu última posición mientras tu avatar sale corriendo. Esto implica que normalmente te quedas mirando a donde no debes y que los elementos del escenario te tapan el campo de visión hasta que llegas al nuevo punto y la cámara se reestablece. Un horror.

Al menos se hace un guiño gracioso al género con el asunto de las coberturas: si pasas más de un minuto a cubierto en el mismo sitio, recibes el trofeo “Campero”.

 

PRECISIÓN DEL CONTROL

En general es preciso, aunque depende del mando. El juego detecta automáticamente si estás usando el Dual Shock 4, los mandos Move o el Aim Controller y se adapta. Por orden de precisión y de inmersión, el orden sería el mencionado a la inversa: primero el Aim Controller porque es lo más natural y cómodo, después los Move y finalmente el Dual Shock, que para esto se hace un poco triste.

Con Move o Aim la precisión impresiona, pese a los ocasionales fallos de detección, porque se tiene en cuenta el ángulo del arma para dar en el objetivo. Como ya ocurría en Farpoint, puedes acercarte el rifle al ojo para usar su mirilla para apuntar. En este caso, si usas la pistola tienes que mover la mano para alinear los tres puntos de su cañón o te saldrá el tiro torcido. Esta forma tan creíble de disparar no te la da un shooter convencional.

 

DURACIÓN

Entre 3 y 4 horas en total para superar sus 7 episodios porque no es especialmente difícil en su nivel intermedio. Se puede alargar su duración jugando en modo Puntuación a los niveles superados, aunque en el fondo es reciclaje de lo ya visto.

 

 

ARTE Y TECNOLOGÍA

Como casi todo en este juego, cumple sin destacar: se mueve fluido, los modelados son correctos y los efectos visuales modestos. Por desgracia también hay texturas mejorables (de hecho, algunas borrosas), y la paleta de colores es triste y monótona como de la anterior generación de consolas. Igual es que las dimensiones tan amplias de los niveles hacen que desluzca en comparación con algo más cerrado y controlado como Rush of Blood o igual es que es un proyecto menos cuidado. Las mejoras con PS4 Pro se limitan a mayor nitidez y profundidad de dibujado.

Los sonidos en 3D se llevan la mejor parte por su calidad y porque te permiten localizar la acción. El doblaje en castellano es simplemente pasable por la falta de emotividad y la banda sonora está prácticamente ausente porque se limita a los menús y es meramente ambiental, así que no reparas en ella.

 

PEGAS

 

  • La IA enemiga deja que desear porque llegan a ignorarte y se suelen quedar quietos y a la vista para que les dispares, como si fueran patos de feria.
  • Escasa variedad de enemigos y situaciones: malos clonados unos a otros haciendo cosas ya vistas.
  • Los escenarios apenas tienen elementos destructibles. Cuesta creer que las superficies se llenen de agujeros de bala y sin embargo no se rompa casi nada.
  • Las texturas en buena calidad siempre tardan unos segundos en aparecer al comienzo de cada nivel. Queda cutre.
  • Hay solapamientos (Clipping) entre los protagonistas, incluso entre sí, y los escenarios.
  • Las coberturas no funcionan todo lo bien que debieran por sus grandes dimensiones: no siempre puedes sacar el arma por encima de ellas porque te sales del rango de la cámara.
  • La credibilidad se rompe con los mandos Move porque cada uno controla una mano y no cuadran en el arma si no están juntos, así que el festival de muñecas y antebrazos dislocados es para verlo.
  • El Aim Controller se desperdicia al no permitir un movimiento libre con él.
  • Al comienzo del juego, si te da por levantarte trastocas toda la escala del juego. Deberían haberlo pensado o añadido un aviso al menos.

 

CONCLUSIÓN

Bravo Team es un shooter mediocre que denota escaso presupuesto o tiempo de desarrollo. Probablemente con un enfoque más loco e imaginativo hubiera tenido más gracia. Pero lo grave es que no explota sus propuestas y se queda en algo mediocre que no recordarás dentro de un tiempo. Si no hubiera sido por las VR hubiera pasado sin pena ni gloria. Una lástima viniendo del estudio que hizo Until Dawn: Rush of Blood, que demuestra que pueden hacerlo mucho mejor.

Aunque no lo recomiendo, puede ser interesante para amantes del género shooter (por aquello de probar la novedad tecnológica) y para poseedores de PS VR. Hay opciones mucho mejores como (el todavía imbatible) Farpoint, el citado Rush of Blood o incluso SUPERHOT VR.

 

DATOS

  • Plataformas: PS4 (con PS VR)
  • Analizado en: PS4 Pro
  • Género: FPS cooperativo con coberturas, “Time Crisis mal”
  • Jugadores: 1 offline, 2 online
  • Desarrolla: Supermassive Games
  • Distribuye: Sony IEE
  • Idioma: español
  • PEGI: 18 por violencia realista
  • Precio: entre 35 y 40 € en físico, 39,99 € en digital, y unos 75 € el pack con el Aim Controller.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Captcha Captcha Reload