Análisis de God of War

Gof of War para PS4

Gof of War para PS4

Llevábamos cinco años sin ver a Kratos en acción en God of War. El nuevo dios de la guerra nos dio brutales historias de venganza e ira y la saga se convirtió en una de las más queridas de los usuarios de PlayStation. Ahora regresa en un reinicio en el que no faltan conexiones con los anteriores juegos y un apartado técnico al alcance de pocos.

Lo primero que vemos al empezar este nuevo God of War es que dejamos la Grecia clásica por la mitología griega, un terreno del que no hay tanta información y, por ello, el estudio podía permitirse mayores licencias.

Kratos como héroe antihéroe se mantiene, pero ahora su aspecto ha cambiado, se le notan los años, las heridas pasadas y la lección aprendida de que la venganza porque sí no te llena. Además vuelve a ser padre: su hijo se llama Atreus y le acompaña durante casi toda la aventura. La historia, sin querer desvelaros nada esencial, nos lleva a un momento en el que Kratos es encontrado por alguien que le planta cara. Tras un feroz combate, decide que es hora de partir para llevar las cenizas de su mujer fallecida a la cima más alta.

No os preocupéis: Kratos sigue siendo el mismo. Más viejo, más sabio, pero muy violento

No os preocupéis: Kratos sigue siendo el mismo. Más viejo, más sabio, pero muy violento

Ya en estos compases notamos que las cosas han cambiado. Para empezar el combate no es tan intenso como antes, requiere mayor estrategia y observar con más calma a los enemigos y sus rutinas. Es más, no hay sumador de combos, aquí no importa tanto la cantidad de golpes como el saber darlo y tener en cuenta el entorno para acabar más fácilmente con los enemigos más complicados.

También dejamos de lado las Espadas del Kaos y luchamos con el Hacha Leviatán y un escudo que iremos mejorando, aspecto que luego comentaremos. El hacha funciona exactamente igual que Mjolnir, el martilo de Thor, de tal forma que podemos lanzarlo donde queramos y traerlo de vuelta. Aunque los controles se pueden cambiar, por sistema viene el golpe flojo para el R1, el golpe fuerte R2, protegerse con el escucho es L1 y apuntar es L2 para lanzar el hacha. Lanzamos con R1 y R2, lanzamiento suave o fuerte. Para hacer que vuelva usaremos el triángulo.

Nueva historia, nueva arma: el Hacha Leviatán

Nueva historia, nueva arma: el Hacha Leviatán

Lo que no cambia es tanto la clásica barra verde de vida como la amarilla de furia espartana que se irá llenando conforme hagamos movimientos de comabte. Cuando esté llena, pulsando L3 y R3 la activamos y seremos letales durante un tiempo limitado, el cual, como en los anteriores juegos, la podremos ir aumentando recogiendo ciertos ítems por todo el mapeado.

Llega la hora de hablar de Atreus ya que es un añadido excepcional que debemos comentar. No solo tiene un lugar esencial en la historia sino que en el combate y en la exploración juega un rol fundamental para Kratos: llega a donde no llega él y posee un arco con flechas que nos ayudará en los combates. Por supuesto su munición es limitada y tarda unos segundos en recargar. También tiene una facilidad muy grande con las lenguas extrañas y puede traducir ciertas cosas para darnos acceso a zonas a las que Kratos por sí solo no puede acceder.

Atreus, el hijo de Kratos, no es un simple añadido, es fundamental para su padre

Atreus, el hijo de Kratos, no es un simple añadido, es fundamental para su padre

En cuanto a los escenarios, es otro profundísimo cambio que ha tenido este God of War. Sin ser un juego de mundo abierto estilo GTA o Batman Arkham con libertad casi absoluta (sobre todo en el caso del primero), Sony Santa Monica ha apostado por unos entornos gigantescos llenos de coleccionables y misiones por hacer. No hay que hacerlos todos ni mucho menos para poder llegar al final del juego, pero sí es verdad que muchos de ellos dan dinero (siempre ficticio, no hay contenido alguno por el que haya que pagar ni DLC) y objetos con los que mejorar nuestras armas y defensas.

Puesto así no parece tan gigantesco, pero una vez dentro os aseguramos horas y horas de exploración

Puesto así no parece tan gigantesco, pero una vez dentro os aseguramos horas y horas de exploración

Kratos es partidario de ir siempre directo al meollo de la misión, sin embargo Atreus no parará de animarnos a explorar el gigantesco mundo puesto a nuestra disposición, y hay que reconocer que hacerlo da unas satisfacciones proporcionales a los retos. Todo ello ubicado en un plano de fácil comprensión y con posibilidad de marcar objetivos.

Como os decíamos antes, tanto las armas como los equipos se pueden modificar y mejorar. Sin llegar a la profundidad vista en los juegos de tipo RPG, este God of War permite un nivel de personalización realmente trabajado, con múltiples ranuras de mejora y objetos con características tan variadas como útiles, todo con el objetivo de que cada jugador decida qué tipo de estrategia prefiere y adapte así los objetivos a su forma de jugar. Todo correctamente explicado y con ejemplos visuales de lo que hace cada objeto.

Podemos Y DEBEMOS mejorar todo nuestro equipo ante los retos que vamos a encontrar

Podemos Y DEBEMOS mejorar todo nuestro equipo ante los retos que vamos a encontrar

Merece la pena, por tanto, dedicarle unos minutos a examinar cada ítem que logramos o recibimos y ver su valor y funciones ya que hay enemigos inmunes a unos y muy expuestos a otros.

Es momento de hablar de una salvajada, sin ambages: God of War está hecho, enteramente, en un plano secuencia. Cory Barlog, director del juego, lo propuso y en el estudio dijeron que era una auténtica locura, pero poco a poco fue convenciéndoles de que era posible, y así es: no tiene cortes ni fundidos (salvo cuando mueres, obvio).

Pero si, por lo que sea, alguien logra no morir en todo el juego, verá que no hay cambios de plano, todo se desarrolla en un plano detrás del hombro de Kratos y, si se aleja por lo que sea, vuelve a él. Es decir, es una larguísima historia narrada en una toma, algo que, por lo que sabemos en juegos de este tipo, es único. Es verdad que algunas veces esa negativa a cambiar de plano provoca cierto nivel de caotismo, pero sorprende y maravilla lo bien resuelto que está todo y el milagro audiovisual que supone una apuesta tan arriesgada como esta. Puro amor por el cine y los videojuegos.

Absolutamente todo lo que hagamos será sin cortes, sea vídeo o acción. Una pasada

Absolutamente todo lo que hagamos será sin cortes, sea vídeo o acción. Una pasada

A nivel técnico hablamos de otra liga, la misma en la que está la saga Uncharted o el ya a la venta Detroit: Became Human. Sony Santa Monica es puro PlayStation, se dedican a programar para PS4 y se conocen al dedillo cada microchip y cada línea de código. ¿En qué se traduce eso? En que el mundo nórdico resultante es de aplauso. Cada diseño, cada enemigo, cada pergamino, cada detalle, por mínimo que sea, está cuidado de forma enfermiza.

Hay momentos de una calidad asombrosa, te invitan a verlos durante mucho rato

Hay momentos de una calidad asombrosa, te invitan a verlos durante mucho rato

En PS4 todo se mueve a 1080p y 30 fps, sin caídas apreciables. Si tenéis la Pro podéis elegir entre dos modos de visualización: ‘rendimiento a favor’, que ofrece resolución 1080p y una tasa de imágenes desbloqueada que llega a los 60fps, no estables, moviéndose entre 45-60fps dependiendo de la situación, y un modo ‘resolución de favor’, que ofrece el juego a una resolución de 2160p y 30fps, elevando la resolución si juegas en una tele 1080p. En cualquier modo podemos acceder al HDR.

Los enemigos son muchos y muy variados, constantemente surgen nuevos que ponen a prueba nuestras habilidades. Tienen rutinas que se pueden aprender pero algunas tardas en descubrirlas y tenemos cuatro niveles de dificultad. El nivel más alto no solo te hace más vulnerable a los ataques sino que cambia las rutinas de los enemigos y los hace aún más imprevisibles, un reto digo de los más valientes. Por cierto, si lo ponéis en ese no podréis reducirlo luego.

Hay enemigos que suponen un auténtico reto

Hay enemigos que suponen un auténtico reto

En cuanto a la música, las composiciones vuelven a ser magníficas y esta vez corren a cargo de un conocido: Bear McCreary, compositor de gran prestigio cuyo trabajo en Battlestar Galactica, The Walking Dead, Agentes de SHIELD y en montones de películas pues lo dice todo. Además fue el encargado de poner música en el E3 de 2016 en directo.

Te queremos

Te queremos “tío Oso”. Ya te queríamos, pero ahora más 😉

Las voces en castellano son geniales y por fin Kratos tiene una voz profunda como se merecía, la de Rafael Azcárraga. No es el único: Luis Mas, Gaby Jiménez y Sara Heras entre otros forman un plantel de actores espectacular. Y hay más: detallazo de Sony poniendo los nombres de los actores de doblaje en castellano al principio del juego. El juego llega totalmente localizado, sin duda un esfuerzo absolutamente titánico marca de Sony en su tremendo cuidado por traducir los juegos.

Sin embargo, aunque está lleno de pros, no faltan los contras:

  • Al tener la cámara siempre detrás de Kratos, no podemos ver a los enemigos que nos ataquen por ahí. Sí tenemos un indicador que nos avisa de que hay enemigos cerca y de que nos van a atacar, pero hay que estar constantemente fijándonos y distrae.
  • El mapa que se nos ofrece no tiene la opción de marcar cualquier sitio al que queramos ir, solo aquellos en los que aparecen indicativos concretos.
  • El manejo de la barca no está muy pulido y cuesta un poco hacerse a ella. No es grave pero estará bien mejorarlo.
  • De por sí, una pega lógica: a nivel guion no está justificado que Kratos no pueda enfrentarse a ciertos enemigos cuando viene de donde viene. Es decir, hay que volver a hacerle poderoso. Es extraño que te mate un orco del montón cuando tú has vencido a dioses y gigantes.

“¿Se puede matar algo tan grande?”, pregunta de Atreus que nos levantará una sonrisa malvada…

CONCLUSIÓN

El regreso de Kratos ha sido por todo lo alto, con cambios que le han sentado de maravilla y que necesitaba. El plano secuencia es una salvajada y está hecho con tanto cariño por el cine y con tanta calidad que es increíble. La historia es profunda, la relación Kratos y Atreus está muy bien llevada, es largo, genialmente hecho y no va a tener DLC. Sin duda es un trabajo impresionante de Sony Santa Monica y una compra totalmente obligatoria. Aquí tenemos a otro vende consolas que se merece triunfar y que la saga siga porque le queda fuerza, nunca mejor dicho.

Podéis escuchar nuestro análisis en el programa 8×10 a partir del minuto 44:

DATOS

Desarrolladora: Sony Santa Monica.
Distribuidora: PlayStation España.
Plataformas: PS4, PS4 Pro (analizado en PS4 gracias a copia física).

Género: acción/aventura.
PEGI: 18+ (violencia y lenguaje soez).
Idioma: totalmente en castellano.
Plataformas: PS4 y PS4 Pro. Analizado en PS4 con copia física.
Precio: la edición normal son 69,99 en físico y lo mismo en digital. Las otras las podéis ver en esta entrada.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Captcha Captcha Reload

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Conoce cómo se procesan los datos de tus comentarios.