Análisis de SEGA Mega Drive Classics

SEGA Mega Drive Classics

En pleno apogeo de los videojuegos Retro, SEGA lanza otro recopilatorio sobre su exitosa Mega Drive destinado en esta ocasión a la octava generación de consolas. Una interesante propuesta tanto por los juegos incluidos como por sus añadidos actuales.

 

UNA SELECCIÓN REPRESENTATIVA

El listado incluido contiene títulos icónicos de distintos géneros, desde plataformas hasta puzles, pasando por éxitos de las recreativas de los 80 y 90. Hay verdaderas joyas entre estos 53 juegos:

  • Alex Kidd in the Enchanted Castle
  • Alien Soldier
  • Alien Storm
  • Altered Beast
  • Beyond Oasis
  • Bio-Hazard Battle
  • Bonanza Bros.
  • Columns
  • Columns III: Revenge of Columns
  • Comix Zone
  • Crack Down
  • Decap Attack
  • Dr. Robotnik’s Mean Bean Machine
  • Dynamite Headdy
  • ESWAT: City Under Siege
  • Fatal Labyrinth
  • Flicky
  • Gain Ground
  • Galaxy Force II
  • Golden Axe
  • Golden Axe II
  • Golden Axe III
  • Gunstar Heroes
  • Kid Chameleon
  • Landstalker
  • Light Crusader
  • Phantasy Star II
  • Phantasy Star III: Generations of Doom
  • Phantasy Star IV: The End of the Millenium
  • Ristar
  • Shadow Dancer: The Secret of Shinobi
  • Shining Force
  • Shining Force II
  • Shining in the Darkness
  • Shinobi III: Return of the Ninja Master
  • Sonic 3D Blast
  • Sonic Spinball
  • Sonic the Hedgehog
  • Sonic the Hedgehog 2
  • Space Harrier II
  • Streets of Rage
  • Streets of Rage 2
  • Streets of Rage 3
  • Super Thunder Blade
  • Sword of Vermilion
  • The Revenge of Shinobi
  • ToeJam & Earl in Panic on Funkotron
  • ToeJam& Earl
  • Vectorman
  • VectorMan 2
  • Virtua Fighter 2
  • Wonder Boy III: Monster Lair
  • Wonder Boy in Monster World

 

RETRO Y MODERNO A LA VEZ

Con el aspecto de una habitación de los años 90, con la decoración y tecnología de la época, el recopilatorio permite acceder a los distintos juegos desde una estantería que aglutina los cartuchos y ejecutarlos desde una Mega Drive virtual conectada a un televisor de tubo. Nostalgia en estado puro.

A la comodidad de tener reunidos estos títulos retro en las actuales máquinas se unen otras ventajas añadidas y acordes con los tiempos que corren:

 

  • Diversos filtros de imagen, desde líneas de escaneado horizontales hasta suavizado de formas.

 

  • Relación de aspecto variable: se puede mantener la clásica (4:3), sea con marco de tv o sin él, o ampliar la imagen para cubrir la actual (16:9). También se pueden deformar las dimensiones de la pantalla para darle las curvas de un monitor de tubo de rayos catódicos de entonces.

 

  • Bordes opcionales: se puede activar o desactivar la parte de pantalla que muestra restos inútiles para el jugador y que antiguamente quedaba oculta bajo el marco del televisor. En ciertos títulos, tal y como se avisa, conlleva el riesgo de generar problemas.

 

  • Posibilidad de acelerar o retroceder la acción a más velocidad de la habitual, algo muy práctico para amenizar parrafadas de texto o para corregir errores, por ejemplo. Cuidado con acelerar demasiado ciertos títulos, como Sonic 2, que pueden hacerse injugables.

 

  • Dos esquemas de control para adaptar el mando de 6 botones de Mega Drive al de tu sistema actual. No hay ninguna solución que satisfaga completamente, pero la opción por defecto es adecuada.

 

  • Versiones japonesas, americanas y europeas a escoger para ciertos juegos. Este importante detalle permite disfrutar de los cambios en cada región (niveles, textos, etc.) e incluso de la traducción castellana de títulos como Story of Thor.

  • Modo multijugador online opcional para ciertos juegos que se suma al local que ofrecen de serie dichos títulos. Al no haber encontrado jugadores disponibles, no puedo valorar la calidad de la experiencia.

 

  • Desafíos opcionales para cada juego (como superar un nivel con ciertas limitaciones) que pondrán en apuros a los más habilidosos, además de un modo Espejo que volteará la imagen en horizontal para ofrecer una nueva experiencia.

 

  • Sistema de trofeos y marcadores de puntuaciones online para compararse con la comunidad.

 

DURACIÓN

 Es complicado estimar el tiempo que puede llevar completar todos los juegos que contiene. Lo que está claro es que da para decenas de horas de diversión.

 

DIFICULTAD

De nuevo es algo variable y difícil de estimar porque depende tanto de la dificultad escogida en cada juego (aspecto disponible en el menú de varios de los títulos) como de la habilidad del usuario para cada género en particular. Generalizando, se podría decir que la dificultad por defecto equivale a la normal o incluso a la difícil de estos días. La posibilidad de guardar y cargar instantáneamente, algo impensable en la época, suaviza el reto en cualquier caso.

 

ARTE Y TECNOLOGÍA

Gran parte de los títulos son proezas técnicas y artísticas para su época, aunque no se trata de valorarlos individualmente. Lo relevante es que, en conjunto, la emulación cuenta con una paleta de colores adecuada, la velocidad es la debida para cada versión de los juegos (60 Hz para los juegos americanos y 50 Hz para los europeos) y los posibles filtros afean o arreglan la imagen según gustos (personalmente, soy partidario del píxel en su estado primigenio).

En cuanto a la recreación de la habitación noventera, si bien es modesta en cuanto a recuento de polígonos, cuenta con movimientos fluidos entre sus distintos puntos de interés y destaca por su lograda iluminación en tiempo real que simula la hora del día en función del reloj de la consola (también ajustable a mano). Curiosamente, en PC se puede disfrutar tanto de las vistas como del televisor CRT en realidad virtual usando HTC Vive u Oculus Rift. Abierta a debate estaría la elección de texturas y elementos de esta habitación, probablemente objetable para quienes vivieron la época. Donde no creo que haya división de opiniones en la inspirada intro creada para el recopilatorio, que actualiza fotogramas clásicos a un entorno 3D con nuevos efectos generados por ordenador y un ritmo envidiable.

 

PEGAS

  • La emulación es genérica en vez de específica. Esto hace que, en ocasiones, se presenten fallos gráficos (como el habitual de Sonic fuera de su aro en el menú del primer Sonic) que se podrían solucionar replicando el comportamiento de los chips propios de cada cartucho. Es un problema inherente a la emulación retro.

 

  • Se presentan fallos sonoros cada cierto tiempo con una duración aproximada de un segundo en forma de audio lloroso o de un corte en el mismo. Es sumamente extraño y se produce incluso en el menú principal de la habitación.

 

  • La relación de aspecto 4:3 no es exactamente como la de un televisor de tubo de antaño debido a la diferencia entre los actuales píxeles cuadrados y los rectangulares de entonces (de ahí que, por ejemplo, Sonic hecho bola no sea una esfera auténtica). Ningún emulador ha logrado reproducir estas medidas, aunque podían haber añadido una opción para estirar el ancho a voluntad y así corregirlo.

 

  • Las cajas de la estantería de la habitación podrían haberse adaptado al mercado europeo porque algunas no se reconocen a simple vista (como es el caso de Beyond Oasis, alias Story of Thor).

 

  • Hay ausencias destacadas. Mientras que las relativas a problemas de licencias con otras empresas como Capcom o Konami se pueden entender, se echan en falta clásicos como Ecco the Dolphin, géneros como la conducción (Out Run) así como varias entregas de sagas famosas de SEGA, como Sonic (duele que no estén Sonic 3 y Sonic & Knuckles) o Phantasy Star, que ya estuvieron en recopilatorios anteriores.

 

CONCLUSIÓN

Un recopilatorio interesante que contiene una buena cantidad de títulos de distintos géneros, y que cuenta con opciones y añadidos para satisfacer a la mayoría de usuarios. No obstante, debido a sus ausencias y a los mencionados fallos en la emulación, es más apropiado para neófitos o usuarios casuales (que valorarán el ajustado precio del conjunto, sus comodidades y los posters de regalo) que para veteranos de los 16-bit que exijan una reproducción más fiel a la que recuerdan. Con suerte, dicha fidelidad la proporcionará la futura Mega Drive en miniatura con juegos preinstalados (al estilo Nintendo Classics Mini); eso sí: con la desventaja de tener que montar otro aparato en la zona de juego y sin la garantía de que el listado vaya a superar la calidad de éste.

 

DATOS

  • Plataformas: PS4, Xbox One y PC (vía Steam)
  • Analizado en: PS4 Pro (con Modo Optimizado y Supersampling)
  • Género: recopilatorio de juegos retro de diversos tipos
  • Jugadores: 1-2
  • Desarrolla: d3t (recopilatorio) / SEGA y otras empresas (juegos originales)
  • Distribuye: SEGA en digital, Koch Media en físico
  • Idioma: inglés (ciertos juegos) / español (menús y ciertos juegos)
  • PEGI: 12 por violencia
  • Precio: 29,99 €

Analizado con una copia promocional proporcionada por Koch Media

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Captcha Captcha Reload

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.