Análisis de ONRUSH

ONRUSH

ONRUSH

Evolution Studios era un estudio de Sony cuyas puertas cerraron hace dos años, sin embargo Codemasters cogió el testigo para llamarles Codemaster Evo. Los responsables de DriveClub y MotorStorm vuelven a hacer lo que mejor saben hacer: ONRUSH, un juego de conducción absolutamente alocado en la más pura línea MotorStorm.

En ONRUSH hay una gran diferencia que lo saca del resto de juegos de carreras: no hay primer puesto ni podio. No hay línea de salida ni línea de meta, no hay que luchar por llegar antes a ninguna parte. Los recorridos son circulares, sí, pero en ningún momento vamos a ver nuestra posición porque no la hay.

Lo único que veremos es cómo el juego nos coloca en medio de la acción si nos retrasamos mucho o cómo nos pide que frenemos si vamos demasiado por delante de la turba de gente.

ONRUSH

ONRUSH

OnRush es un juego en el que vemos tres equipos: el nuestro, el del contrario y el de la morralla (se llama literalmente así). El objetivo es fastidiar al contrario para destrozar sus coches, acumular turbo y, usando este turbo, lograr rellenar una barra de energía llamada OnRush. Una vez rellena, si la activamos, pondremos en marcha sus efectos, especialmente destructivos hacia nuestros oponentes y algunas veces hasta beneficiosos para nuestros compañeros.

También debemos conducir de forma temeraria: acercarnos a rivales, vacilarles, pasar cerca de estructuras que no se puedan derrumbar para jugárnosla, etc., para lograr dicho impulso.

Objetivo del juego: conducir de la forma más temeraria posible

Objetivo del juego: conducir de la forma más temeraria posible

Los cuatro modos que hay se hacen escasos pero son entretenidos: Overdrive, la esencia más pura del juego, consistente en darle al turbo todo lo posible, lograr OnRush y darle a éste para derribar a los oponentes más fácilmente. La morralla tiene una gran ventaja: no atacan, no hacen nada, solo sirven para destruirles y así ganar impulso sin más esfuerzo. Además aparecen sin parar, con lo que no hay que preocuparse porque se acaben.

Switch es una carrera de eliminación en la que los 12 jugadores comienzan con una motocicleta y van cambiando de vehículo hasta en tres ocasiones cada vez que son eliminados de la pista. Gana el equipo que menos cambios haya realizado.

Countdown obliga a los corredores a atravesar puntos de control para añadir tiempo al cronómetro del equipo, siendo el grupo perdedor aquel cuyo marcador llegue a cero en primer lugar.

Por último está Lockdown, un modo en el que los jugadores deben conquistar una zona circular que se mueve por la pista hasta en ocho ocasiones manteniendo nuestra posición en ella. Seguramente sea el más interesante y divertido.

Conducir desde el respeto no sirve de mucho...

Conducir desde el respeto no sirve de mucho…

A nivel vehículos hay ocho clases y cada uno de ellos cuenta con tres habilidades únicas que se adaptan a cada estilo de juego. Los hay que apoyan a los compañeros ofreciéndoles impulsos, otros arrollan a los enemigos de forma más contundente y otros aplican estados alterados al contrario. Dos de ellos son motocicletas, ágiles y veloces pero a su vez frágiles y peligrosas. Son expertas en aplastar a los contrincantes y suelen obtener beneficios al realizar trucos en el aire al más puro estilo trials. Su manejo distinto a los vehículos de cuatro ruedas dada su ligereza. Las seis restantes se dividen entre buggys, 4×4 o moles tipo Hummercapaces llevarse por delante todo lo que se interpone en sus caminos.

Conduciremos desde motos hasta Hummers

Conduciremos desde motos hasta Hummers

Por su parte las pistas son variadas y llenas de caminos alternativos que aprovechar si nuestro vehículo está dañado y necesitamos unos segundos para que se recupere. Durante esos segundos somos especialmente vulnerables a todo y eso hace que si nos hacen cualquier cosa, muramos.

La muerte se refleja en que volvemos a un menú para elegir vehículo (cuando no hay más que uno pues elegimos ese), esperamos unos segundos y volvemos a la carrera en medio del festín.

El multijugador es muy sencillo y es solo online, con dos formas de juego: partida personalizada y partida rápida. Existe una opción llamada Clasificatorios que todavía no está disponible y sin fecha de estreno.

Si en todo caso seguimos prefiriendo jugar solos, el modo campaña es cumplir las carreras con unos retos que marca el juego, como destruir X vehículos durante un torneo o hacer X saltos con una moto, o permanecer intacto durante X segundos. Suelen ser retos asequibles pero cada vez más difíciles. No hay historia ni nada, es solo cumplir esos retos.

Una vez terminadas las carreras veremos nuestros logros y seremos recompensados con puntos de experiencia y con cajas de recompensa, pero que no cunda el pánico ya que no se pueden comprar con dinero real y además solo tienen modificadores visuales, por lo que los vehículos siempre se mantienen intactos.

A nivel técnico hay que reconocer el inmenso trabajo de Codemasters EVO, una auténtica maravilla porque va perfectamente a pesar de que haya montones de vehículos en pantalla y veamos efectos especiales muy chulos. Siempre a 60 fps sin caídas apreciables y a 1080p perfectos. Es absoluta y completamente frenético, la sensación de velocidad es brutal, la distancia de dibujado es más que aceptable y los escenarios muestran un gran nivel de detalle.

El sonido acompaña y es potente, además con música rock cañera que ayuda a meterse en el ambiente. El juego llega totalmente en castellano (o casi) con voces dobladas.

Por desgracia tiene carencias importantes que debemos resaltar:

  • Solo hay una cámara disponible, encima del coche. Habría estado bien incluir otras o incluso tener modo VR, que sería el desfase total.
  • El modo repetición cuando te destrozan es absolutamente cansino. La primera vez mola, la segunda es interesante y las siguientes no aportan nada. No se puede desactivar.
  • Los menús son mejorables, no siempre tienes claro qué hay que hacer o qué tipo de carrera vas a correr.
  • El doblaje es sorprendente por su ínfima calidad. Por fortuna después del tutorial y de la descripción de los modos de juego no volvemos a escucharlo, pero es doloroso cuando lo hacemos. Al menos ciertos comentarios durante la carrera son más adecuados, pero en general el nivel es muy bajo.
  • Pocos modos de juego, solo cuatro. Se queda en nada. Además el modo Clasificatorios aún no está disponible y no sabemos cuándo llegará.
  • No se pueden hacer partidas privadas con tus amigos, hoy en día es algo básico y se lo han dejado.
  • Hay textos en italiano. Una de las actualizaciones incluyó una especie de tutorial para practicar con los movimientos y los poderes de los coches en Rush y los textos estaban en italiano, bastante sorprendente.

CONCLUSIÓN

Codemasters EVO han querido hacer un juego distinto de lo conocido hasta ahora y el resultado es bueno. Entretiene y engancha porque no hay que estar pendientes de que los niños rata te puteen para ser los primeros, aquí no hay podios y además no pueden mejorar o trucar sus vehículos, así que estáis en igualdad de condiciones. Es un juego para fans de los juegos de coche y que busquen algo distinto que además sea alocado. Le faltan modos de juego pero no es grave. Dadle una oportunidad si podéis.

Podéis escuchar nuestro análisis en el programa 8×13 a partir del minuto 64:

DATOS

Desarrolladora: Codemasters EVO.
Distribuidora: Koch Media (disco físico).
Género: conducción alocada.
Plataformas: PS4, Xbox One.
Plataforma analizada: PS4 Pro.
Idioma: totalmente en castellano salvo algunos textos en italiano.
PEGI: 12+ por violencia.
Precio: 59,95€.
Web oficial: http://onrushgame.com/

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Captcha Captcha Reload

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.