Análisis de Dragon’s Crown Pro

Un lustro después del lanzamiento de Dragon’s Crown, el atractivo beat ‘em up medieval de Vanillaware llega a PS4 en una versión “Pro” actualizada y cargada de contenido. Los fans de Dragones y Mazmorras están de enhorabuena, sobre todo si no lo cataron en su momento.

 

TRAMA

El reino de Hydeland está en peligro porque la poderosa reliquia Dragon’s Crown está siendo rastreada por una oscura orden de magos. Solo un grupo de 6 héroes de diversas especialidades podrá evitar que caiga en malas manos, por lo que se adentrarán en los lugares más peligrosos para derrotar a los monstruos que la custodian y a toda facción que se les oponga.

El juego se inspira en clásicos de la fantasía medieval (como el citado Dragones y Mazmorras) para poblar su mundo de criaturas de leyenda, localizaciones desoladas, y animados núcleos urbanos. El guion, aunque poco relevante y plagado de clichés, cumple su función y avanza lentamente a través de las conversaciones con otros personajes o de la voz del narrador, omnipresente y omnisciente.

 

MECÁNICA

Funciona como un beat ‘em up: el avance es lateral, se derrotan enemigos con movimientos y magias de diverso tipo, y se recogen botines sobre la marcha. A esto hay que sumar una capa de RPG de acción al tener efectos secundarios los ataques, poderse mejorar atributos y equipamiento, manejar un inventario de objetos, existir tareas secundarias, explorar ciudades hablando con otros personajes, y pelear en tiempo real con los enemigos. Todo jugado solo o en compañía de hasta tres personas más.

Los niveles de Dragon’s Crown Pro se componen de varias estancias distintas conectadas entre sí cuyo avance puede ser lineal o no, en función de lo laberíntico de sus cámaras o de la necesidad de retroceder sobre los propios pasos para avituallarse. El viaje varía en función de la clase de héroe: unos son más fuertes en el cuerpo a cuerpo (el guerrero y la amazona), otros a larga distancia (el enano y la elfa), y otros emplean conjuros de diversos efectos (la hechicera y el mago). Lo ideal es combinar las habilidades de varios de estos héroes para estar preparado para todo.

Por el camino se puede resucitar con dinero a otros héroes caídos (NPC aliados o incluso nuestros propios héroes) y hay que vigilar nuestras armas, porque se rompen con el uso. Conforme se avanza en la trama, otros aliados se unirán al grupo añadiendo nuevas posibilidades.

 

AÑADIDOS

  • Se puede usar la pantalla táctil del Dual Shock 4 para interactuar con el entorno, a imagen de lo que se podía hacer en Vita.
  • Selector de voces en inglés o en japonés.
  • Incluye todos los parches y DLC del juego original, incluyendo la voz del narrador que está activada de serie.
  • Compatibilidad con las partidas anteriores de las versiones de PS3 y Vita, así como las opciones Cross-play y Cross-save.
  • La versión física “Battle-hardened edition” incluye una elaborada caja metálica con relieves y 7 cartas con ilustraciones.

 

DURACIÓN Y DIFICULTAD

El reto es asequible y da para unas 15-20 horas de entretenimiento en función de las misiones secundarias escogidas. Aunque las misiones secundarias no siempre sean relevantes, la duración de la campaña en sí es la adecuada. Se puede exprimir durante decenas de horas más para desbloquear contenido, como la galería de arte, o modos de juego adicionales como el enfrentamiento multijugador.

 

ARTE Y TECNOLOGÍA

Esta remasterización corre fluida a 1080p o incluso a 4K con 60 fps estables, una mejora notable con respecto a las resoluciones originales. Pero por encima de la técnica destaca el elaborado diseño artístico de George Kamitani, que simula un lienzo con personajes de exageradas proporciones. Una delicia para la vista como es habitual en otros títulos de Vanillaware.

En el apartado sonoro hay que destacar el doblaje, correcto tanto en japonés como en inglés, y sobre todo la banda sonora de Hitoshi Sakimoto, regrabada con orquesta y más atractiva que la original, también incluida mediante un selector en opciones.

 

PEGAS

  • El modo online se desbloquea pasadas ciertas horas en la campaña. Es una restricción comprensible para obligar al jugador a familiarizarse primero, aunque complica la ansiada cooperación. Afortunadamente, una vez solventado esto, el sistema empareja sin problemas y equipara las habilidades del grupo para que nadie desentone.
  • Las explicaciones del narrador se hacen pesadas cuando se superponen constantemente a tus acciones en pantalla, sobre todo en los núcleos urbanos.
  • Algunos elementos tienen el efecto “hecho con Flash”: sus partes móviles se expanden y contraen por medio de cálculos matemáticos para ahorrar, supuestamente, trabajo. Cuesta entender esta decisión artística en un juego con tanta carga manual de trabajo porque lo artificial destaca enseguida.

 

CONCLUSIÓN

La obra magna de Vanillaware sigue siendo un gran título de fantasía medieval para disfrutar con amigos, ahora con más calidad todavía. Si no lo jugaste en PS3 o Vita, es el momento ideal para hacerlo porque la de PS4 es la mejor versión posible, sobre todo si se ejecuta en una Pro.

Para quien ya tuviera alguna de las versiones originales del juego, el único atractivo de esta remasterización será poderla jugar en una plataforma más actual con subtítulos en castellano.

 

DATOS

  • Plataformas: PS4
  • Analizado en: PS4 Pro con Modo optimizado y Supersampling
  • Género: Beat ‘em up, RPG de acción
  • Jugadores: 1-4 local, 2-4 online
  • Desarrollan: Vanillaware y ATLUS
  • Distribuye: SEGA en digital, Koch Media en físico
  • Idioma: voces en japonés o inglés, textos en castellano
  • PEGI: 12 por violencia, palabras malsonantes y erotismo
  • Precio: 49,99 € tanto en digital como en físico

Analizado gracias a una copia física proporcionado por Koch Media

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Captcha Captcha Reload

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.