Análisis de Déraciné

Resultado de imagen de DéracinéDecir “de los creadores de Bloodborne” podría implica un juego de una dificultad endiablada. Pues lo mejor es ir cambiando el chip porque el juego hecho para PS VR por parte de From Software es lo más distinto que se puede imaginar. Déraciné sorprende en todos los sentidos.

Déraciné es un juego para PSVR que, atención, requiere también PS Move. No se puede jugar con Dualshock ni con Aim Controller (tendría poco sentido, no hay que disparar), por lo que sus requisitos de hardware son altos.

El argumento nos lleva a un internado en el que hay unos pocos estudiantes. Nosotros encarnamos a un espíritu que vaga por la mansión y por el jardín y que ellos no pueden ver, pero nosotros podemos interactuar con ciertos objetos para hacerles saber que estamos ahí y, además, ir desvelando muy poco a poco una historia muy interesante.

Resultado de imagen de Déraciné

El modo de juego es extremadamente fácil: ir interactuando con objetos y con personas para poder ir avanzando. El movimiento es por balizas, sin opción a otros tipos de traslado. Además hay unas zonas azules circulares que indican que ahí se puede y se debe interactuar con un objeto o una persona.

El tiempo está casi siempre congelado, una especie de forma de decirnos que estamos en otra dimensión. Solo cuando interactuamos con cosas concretas el mundo de los vivos se pone en marcha durante unos segundos para que la trama avance. Esta forma de juego recuerda, salvando las enormes distancias, a Superhot.

Resultado de imagen de Déraciné

Y ahora vamos al porqué de los Move: representan las dos manos del espíritu y en cada una tenemos un objeto: en la mano derecha un reloj para controlar el tiempo y en la izquierda un anillo para controlar la vida. Lo que sorprende es que su uso durante el juego es bastante escaso.

Los puzles se reducen a encontrar objetos que poner en un sitio y ver la reacción. Aquí hay dos acciones posibles: interactuar con un recuerdo para ver qué pasó y así saber dónde está el objeto que buscamos, y el segundo es ir al sitio en el que está ese objeto, encontrarlo y usarlo. Por tanto hay que investigar bien, leer todo lo relacionado con lo que encontramos y usarlo adecuadamente. En este periplo no hay pistas ni flechas dónde ir ni nada parecido, todo se basa en nuestra investigación.

Imagen relacionada

Técnicamente solo hay que destacar la música, muy bella, con unos violines realmente trabajados. Visualmente nos alejamos de la oscuridad de Bloodborne a favor de unos escenarios llenos de luz, pero sin efectos llamativos ni animaciones que merezca la pena destacar, de hecho las texturas y rostros son más bien de la generación pasada. En todo caso sí que hay que agradecer que llegue doblado al castellano y los textos en inglés se puedan leer traducidos en castellano. El nivel de interacción de VR es básico: mover la cabeza para ver el entorno y nada más.

Imagen relacionada

Por desgracia hay una serie de contras que lastran mucho la experiencia del juego en sí:

  • La historia es extremadamente lenta, tardando horas en arrancar y pudiendo hacernos perder fácilmente el interés.
  • El movimiento por balizas es muy pesado y limitadísimo, no se puede configurar ni cambiar.
  • La interacción con el escenario es nula: solo podemos tocar lo que el juego quiera que toquemos, y siendo un espíritu eso es desperdiciar mucho.
  • Igualmente la interacción con los personajes es casi nula también y sus reacciones mínimas: una sonrisa, una mirada y poco más. Hay objetos que podemos tocar y hasta mover, pero sin efecto alguno en el juego. Es más un “puedes hacerlo, pero no hacerlo es lo mismo”.
  • No es un juego intuitivo: no sabes dónde ir ni cuándo, no hay pistas y no hay ayudas.
  • Existe un constante solapamiento de texturas: basta acercar un folio a un rostro de un niño y ver cómo lo atraviesa, por poner un ejemplo.
  • La casi nula utilización del reloj y el anillo que se supone que justifican los Move: From Software debía tener grandes ideas para ellos pero se debieron quedar en el tintero ya que nunca sientes que estés usando nada útil.
  • En general el apartado técnico no está a la altura y la definición es muy escasa, se observan enormes dientes de sierra a la mínima que nos acercamos a cualquier cosa para verla de cerca.

Resultado de imagen de Déraciné

CONCLUSIÓN

FromSoftware ha intentado algo muy distinto a sus juegos conocidos y el resultado es algo muy bonito a nivel diseño, sobre todo el sonoro, pero a nivel jugable es extremadamente limitado. Como experiencia VR las hay mucho más intensas e interesantes. Es verdad que es largo pero no por una historia muy profunda sino por una lentitud argumental gigantesca. Si buscamos un juego muy tranquilo para disfrutar sin prisas, es buena opción. Si queremos algo de verdad inmersivo, hay que buscar otro juego.

Puedes escuchar nuestro análisis en el programa 9×05 a partir del minuto 66:

DATOS

Desarrolladora: From Software.
Distribuidora: PlayStation España.
Género: aventura mística.
PEGI: 12+ (violencia, lenguaje soez, ambos supuestamente).
Idioma: totalmente en castellano.
Plataformas: PS4, PS4 Pro. Requiere PS VR y PS Move.
Analizado en PS4.
Precio: 29,99 €.
Web oficial: https://www.playstation.com/en-us/games/deracine-ps4/

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Captcha Captcha Reload

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.