Análisis de Batman: Arkham VR

Batman: Arkham VR

La saga Arkham de Batman nos ha dado grandes juegos en estas dos últimas generaciones de consolas. Ahora, aunque con algo de retraso, toca comentar su entrega más reciente: Batman: Arkham VR. Una experiencia VR distinta de lo que cabía esperar en la saga aunque interesante para los fans.

 

ARGUMENTO

Tiempo después de los acontecimientos de Arkham City, Batman es alertado de la desaparición de varios de sus aliados y comienza una investigación para descubrir lo sucedido. No puedo revelar más, pero lo que ocurre es coherente con la franquicia y aborda una cuestión de fondo de las historias de Batman que podría suponer el final del personaje si algún autor quisiera abordarlo.

Como curiosidad, y siguiendo la tendencia que iniciaron en Arkham Asylum, Rocksteady incluyó guiños a esta trama en un lanzamiento anterior, concretamente en el DLC Desafíos luchador contra el crimen 6 de Arkham Knight.

 

SISTEMA DE JUEGO

Es la investigación de varias escenas del crimen en la ciudad de Gotham. No se trata de pelear porque no hay combate en el juego: avanzas explorando, resolviendo puzles (como juntar las piezas de un objeto) y usando objetos en puntos concretos. La idea es hacerte sentir como Batman, pero en su faceta de detective: analizar restos, reconstruir crímenes y descubrir pistas.

La historia transcurre de forma lineal escenario a escenario, y en cada uno cuentas con casi todos los inventos de Batman: desde los aparatos de la Bat-cueva hasta 3 de los artilugios que lleva encima: el gancho (para alcanzar posiciones lejanas), el escáner (para analizar el escenario) y los batarangs (para golpear desde lejos).

 

CONTROL

Es preciso, sobre todo cuando no hay demasiado movimiento en pantalla. Se usan el casco PS VR para apuntar a aquello con lo que vas a interactuar, y dos mandos Move para simular las acciones que lleva a cabo cada mano. También tienes que asomarte algunas veces para descubrir pistas. La postura correcta para jugar es de pie porque es como va Batman durante el juego. En cualquier momento puedes mirar hacia abajo para ver tu cinturón, que es tu inventario, y acceder a tus inventos con cualquier mano.

Los batarangs y el gancho tiene apuntado automático, así que solo tienes que seguir al objetivo con la vista y disparar. El escáner tiene algo más de chicha porque usa más botones: te obliga a estar cambiando entre sus modos de visión y a recrear acontecimientos basándote en las evidencias.

Ésta es la parte más chula del juego porque no solo es que alucinas con la reconstrucción holográfica, sino que la controlas de forma intuitiva: girando la muñeca en un sentido u otro, rebobinas o avanzas la acción como si fuera la rueda de un VHS. En general, las simplificaciones de control y de útiles son adecuadas para las limitaciones actuales de la VR.

 

MOVIMIENTO

Desgraciadamente, funciona por balizas. Tienes que mirar a tu alrededor en busca de un punto al que desplazarte, que estará indicado con un logotipo, y, cuando encuentras lo que buscas, pulsas un botón y te teletransportas allí en un instante. Lo mejor que puedo decir es que, en un juego tranquilo como éste, ayuda a concentrarte para investigar bien cada lugar.

Por tanto, tiene un Raba Warning bajo porque dudo de que produzca mareos y, según nuestra escala, es un juego de interactividad alta al usar mandos Move. Otra cosa es que ofrezca suficientes posibilidades para interactuar con los escenarios…

 

DURACIÓN

La historia principal puede dar para algo menos o algo más de una hora, así que no es de los juegos más duraderos para VR. Puedes alargarlo hasta las 4 horas si encuentras todos los secretos (algunos muy curiosos) y si resuelves todos los acertijos de Enigma que aparecen en los escenarios una vez superas el juego. No está mal pensado, aunque los añadidos de Enigma no me enganchan lo suficiente como para seguir jugando. Me quedo con los secretos corrientes que hay en los niveles.

 

ARTE Y TECNOLOGÍA

Tiene un buen acabado audiovisual de corte realista, aunque no es lo más puntero del sector. Hay buenas texturas, luces, modelados y efectos visuales, y se mueve fluido. Peor parte se llevan los diseños de arte porque son tan continuistas con respecto a anteriores entregas que no innovan nada.

Los efectos sonoros y la música son apropiados y acordes al tono de la saga, aunque una vez más la mejor parte se la llevan las interpretaciones de doblaje de los actores originales como Mark Hamill. Lamentablemente no está doblado al castellano.

 

PEGAS

  • El dichoso movimiento por balizas se hace pesado, especialmente en largas distancias porque vas dando saltitos. Al menos podían haber ofrecido más puntos para usar el gancho y avanzar más deprisa.

  • Emplea los típicos personajes aberrados de Unreal Engine, que son poco creíbles de cerca, sobre todo porque les faltan animaciones faciales.
  • Hay poca interactividad con los escenarios porque solo puedes tocar ciertas cosas. Hubiera estado genial poder tocarlo todo e incluso poder golpear con la mano.
  • Hay viaje rápido en varios vehículos de Batman, pero se corta a negro justo cuando subes a ellos. No hubiera estado de más algún desplazamiento desde el interior, aunque apenas pudieras interactuar. Mejor eso que nada.
  • El sonido estereoscópico está poco logrado, al menos en PS4. No distingues bien la posición de las fuentes sonoras y su intensidad es poco convincente.
  • La ausencia de doblaje al castellano es incomprensible de cara a los fans españoles que han jugado la saga Arkham. No será un juego tan importante como los anteriores, pero merecía el mismo trato.

 

CONCLUSIÓN

Pese a su brevedad y escasas posibilidades de interacción, es un imprescindible para los fans del Caballero Oscuro y sobre todo para los seguidores de la saga Arkham. Hasta la fecha, es el juego en el que más te sumerges en el papel de Batman y una buena demostración de lo que se puede hacer hoy en VR. Ojalá en el futuro se hagan juegos en esta línea, pero más avanzados. Recomendado, especialmente en oferta.

 

DATOS

  • Plataformas: PS4 (con PS VR), PC (con HTC Vive u Oculus Rift)
  • Analizado en: PS4 Pro
  • Género: Aventura con puzles en primera persona, simulador de detective
  • Jugadores: 1
  • Desarrolla: Rocksteady Studios
  • Distribuye: Warner Bros. Interactive Entertainment
  • Idioma: voces en inglés, textos en castellano
  • PEGI: 18 por violencia realista
  • Precio: 19,99 € en digital (9,99 en PS Store hasta mediados de enero), unos 30 € la versión física de importación para PS4.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Captcha Captcha Reload

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.