Análisis de Moss

Moss

En el E3 de 2017 se presentó Moss, un juego de plataformas para VR en el que controlaríamos a una ratoncita en un mundo de fantasía, y entonces llamó la atención de muchos. Tras ponerse a la venta en 2018, ahora, por fin, puedo confirmar que es un imprescindible para este accesorio.

 

PLANTEAMIENTO

Moss nos relata la historia del reino animal de fantasía del mismo nombre al estilo de los clásicos cuentos infantiles. La comparación no es casual porque la propia historia está recogida en un libro ilustrado al que tú, como jugador, accedes desde una biblioteca mientras un narrador te lee lo que sucede. Formas parte activa del relato al vincularte mágicamente a la protagonista: la ratoncita Quill, cuyo objetivo es liberar a su reino de la oscuridad. Para ello, contará con diversos atributos legendarios que va encontrando y con tu ayuda como su espíritu guardián.

El guion cumple sin ser especialmente innovador y resulta sorprendente el trasfondo que han escrito para este mundo fantástico, porque llegas a conocer lo esencial sobre su pasado y eso te hace comprometerte y encariñarte más.

 

SISTEMA DE JUEGO

Manejas a Quill con los botones del mando, como en un plataformas convencional, pudiendo saltar, atacar a enemigos o usar un poder mágico según convenga. Te mueves por escenarios tridimensionales con recovecos, a los que puedes asomarte físicamente para ver qué hay (así encuentras coleccionables), aunque el avance de Quill realmente es lateral, como en los juegos clásicos. Los escenarios se dividen en varios tramos en los que la cámara es fija (situada en el centro, cubriendo todo), aunque como digo puedes mover la cabeza por ellos para investigar.

Tu papel consiste en ayudar a la ratona a avanzar o derrotar enemigos. Interactúas mediante un cursor mágico que aparece en pantalla, que lo mueves con los sensores del mando, y para actuar pulsas uno de los gatillos. La acción a realizar es contextual y solo hay unas pocas. Así, por ejemplo, puedes agarrar una plataforma mágica y moverla -solucionando así uno de los sencillos puzles-, agarrar a un enemigo y que Quill le pueda sacudirle mejor, o tocar a Quill para curarla. Por poder, incluso puedes chocar físicamente las cinco si te agachas hacia ella. Es, por tanto, un juego con interactividad media porque usa el Dual Shock 4 y el propio casco, aunque dentro de los juegos de esta categoría es de los que mayor inmersión logra: no solo es que tus acciones físicas afecten al mundo, sino que ves tu reflejo espectral en varias superficies del mismo como una máscara flotante.

En general, las habilidades se explican conforme avanzas y cada vez se les saca más partido. Todo se aprende de forma sencilla y no hay demasiada dificultad, así que cualquiera puede disfrutarlo al poco tiempo.

 

DURACIÓN

Entre 4 y cinco horas, en función de si te dedicas a buscar todos sus coleccionables o te ciñes a la campaña. Es un juego breve, aunque dentro de los de VR es de duración media.

 

SENSIBILIDAD A LOS MAREOS

Como no tiene acción frenética y no necesitas mover demasiado la cabeza, cualquiera puede jugarlo. Según nuestra clasificación propia, tendría un Raba Warning bajo.

 

ARTE Y TECNOLOGÍA

Como es de esperar en un juego de VR, el apartado técnico está cubierto con la fluidez adecuada a 1080p. Donde destaca es sobre todo en el apartado artístico, y concretamente en el acabado visual. El mundo de miniatura de Moss es encantador y, a pesar de sus toques de fantasía, tiene un estilo de animación en 3D bastante realista. La gracia es que todo sucede a escondidas del mundo de los humanos, bajo el follaje del bosque profundo o en viejos templos subterráneos. Si levantas la vista, ves indicios como las ramas de los árboles o incluso animales más grandes como ciervos. En estos elementos se ahorra algo de calidad para dársela a los modelados y animaciones del minimundo.

Precisamente son las animaciones de Quill las que se llevan la mejor parte: la ratoncita reacciona a las situaciones e incluso se comunica contigo en lenguaje de signos. Un pequeño detalle que puede pasar desapercibido y que fomenta la accesibilidad para todos los públicos.

El sonido redondea el acabado con una mezcla de audio y un efecto binaural competentes, buenos efectos y voces (especialmente la del narrador, porque el resto no hablan como tal), y una destacable banda sonora a cargo de Jason Graves. Su tono celta le da un toque de leyenda muy apropiado al relato.

 

PEGAS

  1. No tiene voces en castellano. De serie, tampoco trae subtítulos al castellano, pero se incorporan mediante la última actualización.
  2. Las paredes invisibles del escenario, en ocasiones, abarcan más de la cuenta y te hacen pensar que puedes acceder a otros sitios.

 

CONCLUSIÓN

Junto con Astro Bot Rescue Mission, es el juego de plataformas mejor diseñado que hay para PS VR. Por sus bonitos diseños, sus posibilidades de interacción, su sencillo control y el partido que le saca a las tres dimensiones, es un juego recomendado para cualquiera que tenga un casco de VR, tenga la edad que tenga. De lo mejor del 2018 para VR.

 

DATOS

  • Plataformas: PS4 y PC
  • Analizado en: PS4 Pro
  • Género: acción, plataformas y puzles
  • Jugadores: 1
  • Desarrolla: Polyarc
  • Distribuye: Perpetual Europe (en físico)
  • Idioma: textos en español, voces en inglés
  • Edad recomendada: PEGI 7 por violencia caricaturizada y elementos “de miedo”
  • Precio: 29’95 € en físico, 29,99 en digital

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Captcha Captcha Reload

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.