Análisis de Firewall: Zero Hour

Firewall: Zero Hour

Hemos analizado ya varios shooters VR en primera persona, pero hasta ahora ninguno había ofrecido interacción para más de dos jugadores. Firewall Zero Hour prometió tiroteos para hasta cuatro personas y por eso estaba en nuestro punto de mira. Gracias a la demostración de fin de semana que ofreció Sony en enero, pudimos probarlo y la sensación fue agridulce.

 

PLANTEAMIENTO

Es uno de esos juegos que ni tiene trama ni la necesita: formas parte de una unidad de cuatro especialistas en asaltos que tienen que cumplir objetivos dentro de localizaciones plagadas de terroristas. Y ya está. ¡Pim, pam, y pa´ casa!

 

SISTEMA DE JUEGO

 Se basa en Rainbow Six Siege: hay que trazar estrategias para derrotar a los enemigos y cumplir con los objetivos de misión. Es un shooter cooperativo por grupos que consiste: o bien en defender un ordenador para que los enemigos no extraigan sus datos físicamente, o bien en atacar al otro grupo para acceder a su ordenador. Si eres el atacante, primero debes de encontrar un punto wi-fi para localizar el ordenador, y luego llegar hasta él. En cuanto a modos de juego, es limitado: ofrece un tutorial, varios entrenamientos contra la IA en los que puedes jugar con amigos (a lo que jugamos nosotros), y luego diversos Contratos –el plato principal- para enfrentarse a equipos humanos. Aunque solo hay 8 escenarios, al menos son variados y la aleatoriedad de los objetivos los hacen reutilizables.

Las reglas que se aplican son: solo te pueden reanimar una vez, y la partida termina si todo tu equipo muere o se acaba el tiempo. Dispones de un minimapa en la muñeca izquierda, indicadores en pantalla que te informan de las bajas y de la posición espacial de los objetivos, y además cuentas con 4 armas: principal, secundaria (más potente), granadas y cuchillo de supervivencia. Importante: la munición escasea y hay que buscarla en el escenario o en los cadáveres. La configuración de las armas depende de la clase de tu avatar: hay dos clases orientadas a las ráfagas automáticas y una a las descargas de escopeta. Organizarse es clave para sobrevivir y por eso es esencial usar chat de audio. El micrófono del casco VR ayuda en este sentido.

La personalización del armamento y del avatar depende de las horas que le dediques para desbloquear contenido. En el caso de los avatares, que cuentan con al menos uno por etnia y género, puedes también comprar más por la PlayStation Store. Se supone también que cada avatar cuenta con ventajas propias, aunque eso no pudimos comprobarlo. En cuanto a la calidad de las conexiones, en nuestra experiencia fue fiable en su mayor parte.

 

CONTROL

Puedes usar Dual Shock 4 o el mando pistola, el Aim Controller, que es más natural y preciso. Con cualquiera de ellos, el manejo es similar al de un arma: apuntas usando el puntero láser o te pegas físicamente el mando a la cara para usar la mirilla. También tienes que agitar el mando para lanzar granadas. El movimiento de tu personaje se realiza con el stick (el izquierdo, en el Dual Shock) y el resto de acciones (como recargar, abrir puertas o usar el cuchillo) se hacen con los demás botones. Puedes bajar a niveles inferiores dejándote caer por cornisas, y para subir necesitas una escalera de construcción (no las hay metálicas para trepar).

Para agacharte, puedes pulsar un botón o hacerlo tú mismo físicamente, que es como más te lo crees (siempre que juegues de pie, puedes hacerlo). También puedes asomarte a esquinas y coberturas físicamente moviendo el casco. En ese sentido, a veces no te hace falta ni apuntar de lo natural que resulta. Lo que no está tan logrado es el giro del punto de vista, porque con el casco no abarcas todo y necesitas el segundo stick. Luego lo comentaremos. En general, y contra todo pronóstico, el control está bien solucionado para ambos mandos.

 

DIFICULTAD

Es un juego complicado porque no da tregua: está en modo Difícil y no se puede cambiar. La única ayuda consiste en aprovechar de un defecto del juego: los punteros láser de los enemigos traspasan las puertas y eso les delata antes de cruzarlas. Hay que coordinarse bien, esconderse y tener siempre un arma lista para que no te pillen recargando.

 

ARTE Y TECNOLOGÍA

No es puntero pero cumple. Hay algunos efectos vistosos de reflejos y luces, pero en general los modelados son corrientillos y las animaciones dejan que desear (no hay más que ver lo que puedes hacer con las extremidades de tu avatar). Tampoco hay demasiada carga gráfica porque los destrozos se limitan a cristales rotos y a agujeros de bala que desaparecen al rato (como los cadáveres, que no tienen mutilaciones). En lo visual destaca por su fluidez y su profundidad, porque hay niveles realmente enormes en cuanto a horizonte de visión.

La parte sonora destaca por un sistema de sonido binaural competente que localiza bien las fuentes. Por lo demás, los efectos y el doblaje al castellano son adecuados y la banda sonora electrónica apenas tiene presencia.

 

APROVECHAMIENTO DE LAS 3D

Al poco tiempo ya dominas la profundidad y te mueves con soltura para disparar sin apenas apuntar. Es un gozo la aplicación al género del shooter, aunque tiene una pega importante de control como diré más tarde.

Al no tenerse que mover frenéticamente pero sí girar bastante la cabeza, le pondremos un raba warning medio. En cuanto a su nivel de interactividad, está entre medio o alto según uses el Dual Shock o el Aim Controller.

 

PEGAS

  • Durante las cargas aparece un fondo negro que despista. No sabes si se ha colgado la máquina o sigue haciendo algo. Al menos podrían poner “cargando”…
  • La precisión del apuntado disminuye sobre la marcha obligándote a recalibrar tu posición. Un apaño cutre consiste en agitar un momento el mando en sentido horizontal para que se centre, pero no dura demasiado. Esto tenía que ir como la seda porque otros juegos lo consiguen.
  • Unido a lo anterior está una manía de los shooters realistas en VR: la de simular el agarre del arma con una mano o con dos. Por defecto, llevas el arma sujeta siempre con las dos manos. Pero, si mueves el mando en una cierta posición, el juego entiende que quieres soltar una de las manos y eso no siempre es lo que quieres hacer. Es más: si te ocurre, y sin previo aviso, pierdes la capacidad de recargar porque te falta la mano que pone los cartuchos y recoge la munición. Es una tontada tan grande que deberían hacerlo impedido desde un principio.
  • El giro del punto de vista con el segundo stick, por defecto, viene configurado en pequeños ángulos, de modo que tienes que estar dando toquecitos para volverte sobre ti mismo. Lo más extraño es que lo denominan “Giro Rápido” cuando no es así: si lo desactivas, obtienes un control libre como el de toda la vida, mucho más fluido y fiable. Una cagada de nomenclatura que hará que alguno se pierda el control bueno del juego.
  • Los menús no incluyen los suficientes apartados. Por ejemplo, no puedes ajustar las opciones generales del juego nada más que en el menú principal, de modo que tienes que salirte de la sala de espera solo para eso. O, ya dentro de una sala, no puedes personalizar aspectos de la partida (como el punto de inicio, que es aleatorio) ni hay un acceso rápido para unirte a una partida con tus amigos (hay que hacerlo desde el menú de la consola). No se entiende esta economía de menú.
  • La IA no es creíble porque solo sabe flanquear: se ponen a tiro, las granadas les suelen rebotar porque no calculan la parábola, enseguida saben dónde estás al primer tiro que des, y siempre van a saco a por ti.
  • Sólo hay un nivel de dificultad. Al menos podrían ofrecer la posibilidad de rebajar la inteligencia enemiga o el daño que hacen.

 

CONCLUSIÓN

Firewall es un shooter correcto, aunque no tenga demasiados modos ni opciones. Si te gusta el juego cooperativo en grupo y tienes PS VR, puede ser una compra recomendada, aunque mejor esperar a que esté barato. Si no tienes aún PS VR, por desgracia, no creemos que sea el juego que te las vaya a vender (y eso que lo parecía).

 

DATOS

  • Plataformas: PS4
  • Analizado en: PS4 y PS4 Pro, con y sin Aim Controller
  • Género: Acción y plataformas
  • Jugadores: 1-4
  • Desarrolla: First Contact Entertainment
  • Distribuye: Sony Interactive Entertainment
  • Idioma: español
  • PEGI: 16 por violencia realista
  • Precio: 29,99 € en físico o digital, 69,95 € en pack físico con el Aim Controller (se puede encontrar algo más barato)

Probado con una demostración de fin de semana que permitía acceder a todo el juego completo por tiempo limitado

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Captcha Captcha Reload

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.