Análisis de Metro Exodus

Resultado de imagen de metro exodusHa llegado a nuestras temblorosas manos 😉 perjudicadas por la radiación la nueva entrega de la saga Metro, se llama Metro Exodus y ya lo hemos catado tranquilamente. Nota: análisis hecho por Isi.

Tres juegos han adaptado hasta ahora la franquicia METRO, basada en los libros de Dmtry Glukhovsky, periodista ruso que en 2002 triunfó con Metro 2033, el primero de ellos, al que siguió Metro 2034 (en 2009) y Metro 2035 (en 2015).

Los dos juegos que han adaptado las aventuras de Artyom han sido METRO 2033 (2010) y METRO: LAST LIGHT (2013), ambos desarrollados por 4A Games, una pequeña empresa ucraniana que actualmente se sitúa en Malta. Pues bien, nos llega ahora Metro Exodus, que podría decirse que adapta el último de los libros (METRO 2035) o más bien se inspira en éste, ya que es una adaptación bastante libre.

Resultado de imagen de METRO 2035

El apocalipsis nuclear ha llegado a la Tierra y Rusia queda arrasada, especialmente su capital, Moscú. Los pocos supervivientes que quedan han podido subsistir en la red de metro de la ciudad, formando aldeas o colonias en las estaciones y dando lugar a una sociedad de lo más variopinta en la que conviven estaciones asociadas entre sí mediante diversos sistemas políticos como el fascismo, el comunismo o el capitalismo.

Una de estas personas es Artyom, quien en la primera novela (y primer juego) es protagonista de una hazaña que lo acaba haciendo famoso y que le hace intentar ver más allá de los túneles con la esperanza de que exista más gente ahí fuera. Esperanza que no comparten sus compañeros, ni siquiera su mujer, que le pide dejar de soñar, pero Artyom no se rinde.

Resultado de imagen de metro artyom

Artyom lleva tiempo buscando una señal de radio, arriesgándose a salir a una superficie irradiada y llena de bestias mutantes. Por fortuna Artyom tiene su aparato de radio y su máscara con filtro antirradiación. Metro Exodus narra el descubrimiento de Artyom de por qué nunca ha recibido esa señal y todo lo que hay detrás de ello, fuera del METRO y fuera de Moscú. En resumidas cuentas: Metro Exodus lleva la saga Metro fuera del metro.

En este nuevo juego tenemos varias novedades destacables, Continúa en la línea de los anteriores juegos pero lo lleva más allá. Es, ante todo, un FPS con una historia, potente que va guiando la acción por distintos capítulos y aquí viene uno de los puntos fuertes: cada capítulo de la historia puede presentar distintas mecánicas que van desde la acción pasillera pura y dura pasando por escenas cinemáticas “presiona x para avanzar/ganar” o misiones de sigilo.

Resultado de imagen de metro exodus

Hasta aquí la principal novedad, con mini-mundos abiertos relativamente grandes en los que podremos ir donde queramos y desviarnos ligeramente de la misión principal, recoger objetos, profundizar en la historia y ‘craftear‘ un poquito. Esta variabilidad, conjuntamente con lo bien llevada que está la historia y la ambientación (de la que ahora hablaremos), lo hacen un juego muy variado.

La ambientación y los gráficos

No es una sorpresa que una nueva entrega de METRO sea potente o incluso puntera en gráficos. El motor de 4A, creado en 2010 para esta saga está mejorado y luce impresionante, especialmente en el manejo de la luz, las atmósferas, la distancia de dibujado, superando con creces la que pudimos ver en el genial Fallout más reciente.

Resultado de imagen de metro exodus

El rendimiento en PS4 es excepcional, destacando especialmente los efectos del clima, la lluvia o la nieve cayéndote en el cristal de tu máscara antirradiación. También hay ciclos de día y noche que aportan realismo. En suma, con un apartado sonoro de escándalo nos lleva a una inmersión casi perfecta.

En cuanto a la ambientación, es de 10. Los paisajes apocalípticos están llenos de chatarra, dando una impresión de cuidado del detalle excepcional. A esto que hay unirle los elementos rusos, soviéticos y los biomas particulares de la Madre Rusia. METRO es, en ambientación, el Fallout Ruso, añadiendo unos gráficos impresionantes.

Resultado de imagen de metro exodus

Los diseños de los enemigos son muy interesantes, especialmente los bichos mutados, algunos muy asquerosamente realistas.

Por desgracia también hay que decir las cosas malas: los modelados de los rostros de los personajes son muy mejorables, algo que se nota muchísimo en las conversaciones, con unas desincronizaciones tremendas en nuestro idioma. También se echa en falta más interacción con el entorno: todo luce increíble pero casi nada se puede coger usar o mover.

Las mecánicas

Sin querer destripar y explicado lo de “ya no estás en el Metro”, ahora viajamos en un tren llamado Aurora que hace de hilo conductor de toda la aventura. Un capítulo puede ser, por ejemplo, que el tren se quede atascado porque un grupo de saqueadores hayan boicoteado las vías y te toque a ti explorar un área de terreno bastante amplia para investigar a dicho grupo y recopilar materiales.

Resultado de imagen de metro exodus

Por otra parte, Artyom va con una mochila a todas partes y esta mochila le permite fabricar artefactos como filtros antirradiación (que se van gastando), botiquines o armas cortas. Por otro lado, repartidas por los mapas hay mesas de trabajo en las que podremos fabricar y mejorar armas, fabricar balas o mejorar nuestra indumentaria. Para todo ello necesitaremos ir recogiendo material, que es de dos tipos: químico o de herramienta. Es un ‘crafteo‘ sencillo y no muy profundo pero lo suficiente para ser interesante.

El combate

Es fiel al estilo de Metro. Sin muchas complicaciones ni alardes. Armas hechas de fragmentos de cosas pero potentes y que se encasquillan aleatoriamente. En Metro Exodus estás en un mundo roto, oxidado, y las armas fallan e incluso se ensucian y tendremos que llevarlas bien limpias. Éstas son de varios tipos: pistolas, ametralladoras, fusiles francos, balletas o escopetas. Por otro lado tienes granadas, cócteles molotov y bombas de humo.

Resultado de imagen de metro exodus

Eso sí, no hay autopuntado ni coberturas, así que hay que ir ‘a las bravas’ pero de forma inteligente porque las balas escasean. Eso sí, el juego te ofrece cinco niveles de dificultad que se puede modificar en cualquier momento.

CONCLUSIÓN

METRO EXODUS es un FPS muy particular en el que destaca la atención al detalle, la historia original, la ambientación superinmersiva y la variedad de modos de juego. Acierta a la hora de llevar el complejo y profundo mundo de la saga de novelas a una forma de entretenimiento como es un videojuego en primera persona. Con todo el mérito que tiene venir de un estudio de bajo presupuesto, es una prueba de que los videojuegos son un arte y que lo importante es contar con un buen cimiento argumental, una mecánica bien hecha y un motor gráficos y sonoro a la altura. Totalmente aconsejable para los amantes de los FPS posapocalípticos.

Podéis escuchar nuestro análisis en el programa 9×08 a partir del minuto 86:

DATOS

Desarrollado por 4A Games.
Distribuido por Koch Media (copia física).
Disponible para PS4, XBOX ONE y PC.
Analizado en PS4.
PEGI 18 (violencia, lenguaje soez).
Idioma: totalmente en castellano.

Género: FPS lineal posapocalíptico con ligeras dosis de crafteo y mundo abierto
Precio: 65 € en PS4, XBOX One y 55 € en PC.
Web oficial: https://www.metrothegame.com/es/

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Captcha Captcha Reload

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.