Análisis de Jupiter & Mars

Resultado de imagen de jupiter and mars ps4Nunca viene mal concienciar sobre los peligros a los que exponemos al mundo cuando algunas personas deciden que están sobre las leyes y que nada importa a la hora de lograr un objetivo. Jupiter & Mars hace eso exactamente y además apuesta por las VR para hacerlo lo más inmersivo posible.

Hace unas semanas vimos un mensaje muy positivo en Massira sobre los refugiados, con un juego sencillo pero bien llevado, de alta crítica social pero eludiendo la cita política, algo que se agradece. Ahora es el turno de nuestro planeta en general: nos lo estamos cargando. Una cosa es generar residuos y otra verterlos al mar porque “hay espacio de sobra y, de paso, crear maquinaria que puede matar a la fauna.

Resultado de imagen de jupiter and mars ps4

Y en esas estamos en este juego, pero la situación ha colapsado: el deshielo de los polos ha provocado que el agua cubra casi todo, y eso a su vez deja estampas como el Big Ben o la Estatua de la Libertad cubiertas por agua. Por supuesto nosotros ya no estamos (o hemos fallecido o nos hemos ido como hicimos en la obra maestra de Disney-Pixar, Wall-E), y dejamos el marrón para… los animales. En concreto dos: Jupiter y Mars, don inseparables delfines de los que nosotros encarnamos al primero.

Resultado de imagen de jupiter and mars ps4

La forma de juego es extremadamente sencilla: nosotros damos órdenes, Mars las ejecuta. Tenemos varias capacidades. Por una parte, con nuestro sónar podemos iluminar el entorno, bastante oscuro, para resaltar lo que hay alrededor y encontrar objetos clave. Si el objeto clave hay que destruirlo, entonces entra en juego Mars: le pedimos que embista contra eso en concreto y él lo destruye. De esta forma, si es una máquina instalada por el ser humano, acabará con su función, habitualmente la de impedir que otros animales se acerquen a ella haciéndoles daño. Si es una barrera, también rompiéndola para que nosotros podamos avanzar.

Las otras capacidades son una especie de mensaje a otros animales para liberarlos de los residuos que les tienen atrapados y, finalmente, un giro 180º para poder dar la vuelta al momento. Como se puede ver, tres funciones muy sencillas que se repiten una y otra vez, aunque la que más haremos será usar el sónar ya que los escenarios son siempre muy oscuros y querremos iluminarlos siempre y ver qué hay delante o alrededor.

Resultado de imagen de jupiter and mars ps4

¿Y la superficie? Sí, se puede “visitar“, pero os aseguramos que, exceptuando en algún que otro momento con un cielo realmente hermoso, no hay nada, absolutamente que ver ni hacer salvo observar antiguas construcciones humanas destruidas y hechas con poquísimos polígonos. El mensaje está claro: lo que hay que ver y hacer siempre está por debajo.

Los escenarios no son muchos pero hay que reconocer que son muy amplios y guardan lugares a los que es necesario volver si queremos desbloquear todo. ¿Cómo hacer esto? Sencillo: durante nuestro ‘paseo‘ encontraremos puntuales potenciadores para poder nadar contra fuertes corrientes o por zonas especialmente profundas y aguas muy frías.

Imagen relacionada

La verdad es que el juego se reduce a esto durante sus aproximadamente 5 horas de viaje: avanzar, ver con el sónar, dar órdenes de ‘destrucción’ a Mars, liberar bichos y encontrar la ruta adecuada que nos permita seguir adelante. No hay barra de vida ni vidas, no hay jefes finales (los ‘enemigos’ son las medusas que si nos tocan nos hacen daño y las máquinas puestas por el nombre) ni nada aparte que ver cómo se incide una y otra vez en el daño que el ser humano es capaz de hacer cuando se olvida del planeta en el que vive.

Y ese es su principal ‘pero‘: a los pocos minutos de aventura ya nos sabremos todo, no nos esperan sorpresas ni giros de guion. Es decir: puede que antes de que acabe la historia nos hayamos aburrido porque es lo mismo una y otra vez. Incluso se siente que, siendo delfines, las mecánicas se han desaprovechado. ¿Sabéis de los famosos saltos que son capaces de hacer? Pues aquí, por la razón que sea, no se pueden hacer, y eso es una auténtica pena. Tampoco podemos hacer nada en cooperativo, aunque fuera sin VR, es solo dar órdenes a Mars e ir avanzando. Como decimos, se nota todo muy desaprovechado.

Imagen relacionada

Por fortuna el apartado técnico se ha pensado acertadamente y suple esa monotonía con un estilo gráfico realmente llamativo que bebe sin ambages de Rez o Tetris Effect. La casi absoluta oscuridad contrasta con luces de neón de alta intensidad, algunas en movimiento y otras quietas, que muchas veces invitan a quedarse quietos admirando el buen trabajo realizado. Sin embargo, mientras hay cal, hay arena (nunca mejor dicho), y aquí llama la atención lo vacíos que están los escenarios, aunque se puede justificar por el mismo mensaje del juego: ‘Felicidades humanos, también os cargasteis la fauna y flora y apenas queda nada‘.

Resultado de imagen de jupiter and mars ps4

Aquí hay que destacar, sin duda, lo que decíamos al principio: es compatible con las VR. Y ser compatible implica que podemos usar las gafas pero no son imprescindibles. ¿Qué ganamos usándolas? Una mayor inmersión ya que hablamos de un juego en primera persona, y eso siempre ayuda. Las VR aportan poder ver todo el fondo submarino delante de los ojos en 360º, lo que es una pasada. Podemos quitarlas y dejar el juego en 2D, pero el impacto es muchísimo menor aunque se gana en detalle y en distancia de visión. Sí, las VR reducen bastante ambas y cuesta ver lo que hay delante. En todo caso el sacrificio visual merece la pena, especialmente en momentos muy llamativos.

Como dato curioso, si activamos las VR podemos activar el giro moviendo la cabeza en lugar de usando el stick izquierdo. Lo raro de las VR es que para desactivar su uso no basta con irse al menú de opciones, hay que salir de la partida, ir al menú principal, desactivarlas y luego darle a continuar partida, y esto pide un parche ya.

Resultado de imagen de jupiter and mars ps4

A nivel sonoro tenemos una música de corte electrónica y estilo relajado que nunca destaca pero siempre acompaña adecuadamente. Las pocas voces que encontramos están en inglés pero hay subtítulos en nuestro idioma y correctamente traducidos y escritos. La verdad es que, para las pocas palabras que hay, se podrían haber doblado sin mucha dificultad.

En general Jupiter & Mars es un juego que logra concienciar porque el mensaje no se diluye, es bien claro y directo. Sí, puede que algo exagerado en sus conclusiones (es realmente difícil que dejemos el mundo en esos niveles de degradación, la verdad), pero esto es un videojuego, no un documental, y esa exageración está al servicio de un bien mayor que es lograr impactar.

Resultado de imagen de jupiter and mars ps4

Su uso es muy intuitivo y, al no tener contenidos inadecuados de ningún tipo, es accesible incluso para los más pequeños. Las VR aportan una buena capa de inmersión y sus 5 horas rejugables lo alargan debidamente. Una buena apuesta con mensaje muy positivo, aunque sentimos que hay muchas cosas desaprovechadas que habrían dado para más. En todo caso es recomendable si buscamos algo minimalista y original.

DATOS

Desarrolladora: Tigertron en colaboración con Wicked Witch y Tantalus.
Distribuidora: PlayStation España (código de descarga).
Plataformas: PS4, PS4 Pro. Compatible con PS VR.
Plataforma analizada: PS4 con VR.
Género: aventuras.
PEGI: 3+
Idioma: voces en inglés, textos en castellano.
Precio: 29,99 €.
Web: https://www.tigertron.eco/jam

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Captcha Captcha Reload

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.