Análisis de Blood & Truth

Resultado de imagen de Blood & TruthTres años después del primer juego de disparos en VR del London Studio de Sony, el cual pudimos probar en la MGW de hace unos años, nos llega, podríamos decir, la versión extendida, una nueva apuesta a modo de superproducción de cine con trama elaborada (aunque no sea el guion por excelencia). Esto es Blood & Truth. (Análisis llevado a cabo por Enri y el Dj).

La trama es una historia de venganza dentro de una familia de gánsteres de Londres: han matado a tu padre y ahora quieren hacerse con tu empresa. Nosotros somos el hijo mayor de la familia, el soldado Ryan Marks, y como buen soldado y defensor de los débiles no vamos a tolerar más abusos: salimos de una zona de guerra en Oriente para regresar a Londres y convertirlo en nuestra propia zona de guerra.

Resultado de imagen de Blood & Truth

Argumentalmente, como decíamos, es la continuación de The London Heist, el minijuego de disparos de PS VR Worlds que ya comentamos en el programa 8×06. De hecho, hay numerosos guiños, empezando por el hecho de que tu padre fue su protagonista. No es un gran guion, pero cumple con su cometido y el final está abierto de cara a futuras entregas si todo va bien, dejando cabos sueltos para variar.

A nivel jugable es un shooter en primera persona sobre raíles (estilo Time Crisis) solo que el avance es manual, tú tienes que elegir la siguiente posición. Para ello un cursor indica los lugares a donde puede moverse Ryan y, mirando en esa dirección y pulsando un botón, se desplaza automáticamente. A decir verdad no siempre es totalmente lineal ya que, en ocasiones, se nos ofrecen dos rutas distintas, aunque el destino de las dos es el mismo. Esto da apariencia de cierta libertad.

Resultado de imagen de Blood & Truth

En los enfrentamientos con enemigos casi siempre tienes coberturas tras las que te puedes cubrir para evitar recibir daño, pero ojo porque muchas veces estas se dañan por los impactos recibidos del enemigo y te dejan a su merced, por lo que hay que buscar otra cobertura.

La novedad es que dentro de estas coberturas podemos movernos a izquierda o derecha pulsando dos botones. Esto, junto a tu capacidad para agacharte y asomarte físicamente, hace mucho más naturales los tiroteos porque puedes esquivar y flanquear. Y ojo: los enemigos también lo hacen y te pueden aparecer al lado (incluso venirte por detrás) sin darte cuenta, así que más te vale moverte.

Resultado de imagen de Blood & Truth

Algo muy chulo y que nos ha gustado mucho es que si te ocultas varios segundos te pican y te insultan llamándote cobarde e incluso imitando a una gallina.

El control es algo sobre lo que hay que hablar obligatoriamente: aunque puedes usar el Dualshock también hay compatibilidad con Move, dos mandos a la vez. Eso te permite llevar un arma ligera en cada mano o un arma pesada a dos manos. Las armas las vas encontrando en puntos concretos de los niveles y, al cogerlas, intercambias automáticamente la que llevas por la nueva, así que hay que pensárselo bien. Como máximo puedes llevar dos ligeras (pistolas) y dos de gran calibre aunque, como decimos, de gran calibre solo puedes llevar una en las manos.

Resultado de imagen de Blood & Truth

Todas se recargan igual: tienes que llevar cualquier mano al bolsillo de balas que llevas en el pecho y colocar el cargador que has cogido en el arma. Cuando no necesites disparar puedes enfundar las armas ligeras en las cartucheras que llevas a los lados de la cintura y las pesadas en las que llevas en los hombros. Es un sistema sencillo que te permite de un vistazo ver lo que llevas y poder desenfundar rápidamente si hace falta.

Resultado de imagen de Blood & Truth

La munición no escasea pero no debemos jugárnosla porque podemos quedarnos sin ella si la desperdiciamos. 

Los tiroteos son vistosos porque hay muchos elementos destruibles en los escenarios y puedes usarlos a tu favor. Lo mismo pasa con las granadas: funcionan como un objeto que encuentras y que puedes tirar con una de las manos, aunque también puedes reventarlas en el aire, sean tuyas o del enemigo.

Imagen relacionada

Entre tanta acción se agradece que puedas escoger diversas opciones en los momentos más tranquilos. Hay zonas que puedes superarlas en sigilo, cargándote en silencio a los enemigos, pero también puedes forzar cerraduras o usar los códigos de seguridad que encuentres para abrirte paso por estancias inéditas.

Resultado de imagen de Blood & Truth

Como decimos, no todo es disparar. Se han tomado muy en serio lo de hacerte sentir dentro de una película de acción y las acciones son muy variadas. Puedes agarrarte a diversas superficies y trepar por ellas para avanzar, puedes coger y lanzar diversos objetos (para distraer a los enemigos, por ejemplo), pulsar botones y manejar palancas (para abrir puertas o ver cámaras de seguridad, por ejemplo), abrir cajones y toquetear el salpicadero de los vehículos, orientar el planeo de un paracaídas, e incluso hay minijuegos de forzar cerraduras algo más elaborados de lo habitual.

Resultado de imagen de Blood & Truth

Cuando te sitúas delante de una, se despliegan tus herramientas y tienes que escoger la apropiada: horquillas para el pestillo, tenazas para cortar cables, destornillador para aflojar cajas selladas, o incluso explosivos para freír circuitos. En general, han explotado bien el manejo de las dos manos. Otra cosa muy chula es que, pulsando un botón del move, podemos girar el arma en el dedo al más puro estilo Ocelot de Metal Gear. No a su velocidad pero girarlo mola mucho, sobre todo si tenemos el revólver. Y también podemos tirar al aire cargadores y meterlos en la pistola volteándola. Pequeños detalles que marcan la diferencia.

Resultado de imagen de Blood & Truth

Durante el trayecto, si nos fijamos bien, podemos encontrar algunas dianas blancas a las que podemos disparar para desbloquear extras. En general no están muy escondidas pero para algunas hay que ser rápido o se nos pasará la oportunidad.

Aparte de ese mini contenido extra Hay diversos desafíos (como cumplir objetivos a contrarreloj con ciertas armas), además de que puedes volver a jugar los niveles para buscar secretos (objetos interactivos que incluso pueden hacer referencia a PS VR Worlds) y mejorar tu puntuación.

Imagen relacionada

Con las mejores puntuaciones obtienes estrellas que puedes intercambiar por mejores complementos para tus armas, como el cotizado puntero láser. No es un juego difícil, así que se agradece que lo extiendan de esta forma. También han prometido contenido extra para el futuro, esperemos que gratis.

Visualmente, y con permiso de Farpoint (cuyo análisis tenéis en esta entrada), es lo más fotorrealista que hay para PS VR y se mueve con la fluidez apropiada. En este caso, la limpieza de imagen adicional de PS4 Pro viene muy bien para apreciar la calidad que han conseguido en modelados, texturas e incluso animaciones corporales. Artísticamente no hay mucha originalidad porque la trama está anclada en la realidad, aunque se permite algunas licencias vistosas. En todo caso la recreación de lugares de Londes es muy vistosa y, en algunos momentos sin tiroteos, conviene pararse a admirar los escenarios que tenemos delante.

Resultado de imagen de Blood & Truth london

Los efectos de sonido, la mezcla multicanal, el doblaje al castellano y la banda sonora también son de primer nivel, redondeando la calidad general de producción de Hollywood.  Destaca sobre todo la música, que mezcla composiciones orquestales de inspiración 007 con temas de electrónica y rap (el llamado grime inglés). El doblaje español es de gran calidad con voces como Gaby Jiménez, voz habitual de Hugh Jackman, y Eduardo Bosch, voz de Jon Nieve. Tiene la adecuada sincronización (muy de agradecer) y lenguaje duro y soez que cabría pedir a un juego así.

En cuanto a las pegas, hemos encontrado unas cuantas:

  • Empezamos por lo último dicho: el doblaje, desgraciadamente, pierde los acentos y los juegos de palabras que hacen auténtica la experiencia de gánster inglés. Un poco más de adaptación no habría estado mal.
    • Algunas frases parecen estar aceleradas para que quepan en la boca del actor, en lugar de haberlas adaptado.
  • Las escenas de la trama (las que no tienen disparos) se hacen largas porque, aunque puedes interactuar de algunas formas, te quitan tiempo de lo que de verdad quieres: salir a pegar tiros. Mejor hubiera sido que resumiesen estas escenas a lo mínimo imprescindible.
  • El movimiento de llevarse el arma secundaria a la espalda no es fiable: se suele interpretar como que orientas el arma hacia atrás de forma extraña y te pones a disparar. Solo a base de insistir consigues dar con la posición exacta en que funciona.
  • Lo curioso es que aquí no pasa como con el realismo de Farpoint: si te disparas a la cara no mueres, y se supone que este juego es más realista.
  • No hay indicador de cuánta munición nos queda en el cargador, es ponerse a disparar y esperar a que se acabe.
  • El movimiento de coger cartuchos del pecho para recargar el arma te puede jugar malas pasadas: cuando más lo necesitas, puede no detectarte (sobre todo agachado), y esto, unido a que giras el arma hacia un lado sin dejar de disparar, puede hacerte perder la misión. Nos pasó durante una persecución: al recargar, matábamos sin querer al conductor. Ya podían haber habilitado un botón para recargar y punto (pierdes el realismo de hacerlo tú).
  • La detección de movimiento con las armas de gran calibre para mirar a través de la mirilla es muy mala, la cámara se pierde y te hace cosas muy raras en pantalla.
  • Alguna textura está en baja resolución junto a otras en buena calidad, lo que da un acabado irregular en ocasiones.
  • No todos los objetos son interactivos y no siguen las mismas reglas. Es raro romper de un disparo una lámpara pero disparar a una tele y no romper la pantalla o disparar a una radio y que no se apague al instante. Parece que, salvo contadas cosas, el resto está hecho de acero: recibe el impacto y se ve, pero no se rompe.
  • Se echa en falta el movimiento libre. Podrían haber habilitado una opción para moverse con el Aim Controller al menos.
  • Que no sea compatible con AIM Controller es una auténtica pena. Vale que perderíamos la opción de tener una segunda arma en la mano, pero hay más juegos así y no pasa nada. Que la pongan y luego lo avisen.

Conclusión

Si bien hay opciones más redondas dentro del género de disparos para VR, Blood & Truth es una buena opción a tener en cuenta. Tiene la duración apropiada (unas 6 horas la campaña principal), el mejor acabado audiovisual del momento, y, si tienes PS VR, puede ser una compra recomendada, sobre todo si quieres sorprender a la gente con lo más puntero en VR. DJ: aunque lo gocé más con Farpoint y me parece más logrado por su libertad de movimiento, con este he flipado porque ofrece más opciones que no son solo disparar.

Podéis escuchar nuestro análisis en el programa 9×11 a partir del minuto 59:02:

DATOS

  • Plataformas: PS4, PS4 con PS VR y compatible con PS Move.
  • Analizado en: PS4 y PS4 Pro con Move y DualShock.
  • Género: shooter en primera persona sobre raíles.
  • Jugadores: 1
  • Desarrolla: SIE London Studios
  • Distribuye: Sony Interactive Entertainment
  • Idioma: totalmente en castellano con opción a inglés.
  • Edad recomendada: PEGI 16 por violencia y palabras malsonantes
  • Precio: 39,99 € en digital, 39,95 en físico
  • Web: https://store.playstation.com/es-es/product/EP9000-CUSA11098_00-0000000000000000

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Captcha Captcha Reload

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.