Análisis de Team Sonic Racing

Team Sonic Racing

Siete años y un salto de generación después, Sonic y compañía vuelven a competir sobre vehículos, ahora únicamente con personajes del universo Sonic moderno. Team Sonic Racing es una sólida apuesta dentro de lo que ahora se denomina “carreras con mascotas”.

 

PLANTEAMIENTO

Una especie de mapache alienígena llamado Dodon Pa (no confundir con Danganronpa) invita a Sonic y a sus amigos a una competición de vehículos que él mismo ha organizado con la promesa de una gran recompensa. Poco a poco, otros personajes de la franquicia se unen y, entre todos, investigan la verdad sobre su misterioso anfitrión.

El guion es simplón pese a su giro sorpresa en el último tramo y sirve, sobre todo, como homenaje a los fans porque ves cómo se relacionan los personajes desde el último juego en que interactuaron. No se puede hablar aquí tanto de seguerismo como en anteriores entregas de carreras, sino más bien de celebración del Sonic moderno desde la época de Dreamcast.

 

MECÁNICAS

La fórmula de Team Sonic Racing es la de un clon de Mario Kart en toda regla. Esto significa que las físicas son arcade, que hay peligros en los circuitos, y que hay útiles para influir en la clasificación de la carrera. Además, como es norma seguera, en los saltos puedes hacer piruetas para ganar turbo, y la conducción es la de OutRun 2 con sus derrapes imposibles que no frenan el coche, algo lógico porque lo hacen los mismos de las versiones domésticas de la recreativa.

 

NOVEDADES

El “Team” del título supone que ahora corres en un trío y que las acciones de todos cuentan para la victoria, porque gana un equipo y no un personaje. Tienes que estar pendiente de la posición en que van tus compañeros y ayudarles si hace falta, y viceversa. Esto supone que puedes compartir tus objetos con ellos (y aceptar sus ofertas), o proporcionarles turbo si lo necesitan. El turbo puede ser de varios tipos: uno se activa rozando al compañero rezagado, otro siguiendo su estela, y el último, y más potente, es grupal y se activa ayudando varias veces al equipo. Cuando llenas su barra, obtienes empuje adicional e invencibilidad durante un rato, así que merece mucho la pena.

Las acciones de equipo están bien implementadas porque son sencillas de entender, fáciles de realizar, y necesarias para ganar. Pero, sobre todo, te da tiempo a enterarte de ellas al estar varios segundos en pantalla cada aviso.

 

MODOS DE JUEGO

El principal es Aventura en Equipo, que consiste en ir superando carreras para avanzar en la trama. Este modo tiene variedad suficiente para entretener porque, entre las carreras clásicas, se intercalan pruebas de supervivencia (donde se eliminan a los peores del circuito) u otras a contrarreloj de recoger anillos o destruir objetivos, entre otras.

Los demás modos son Gran Premio (para competir en cuatro carreras), Exhibición (carrera personalizada, con o sin equipos) y Contrarreloj (para batir marcas individuales). La mayoría admiten multijugador local a pantalla partida para hasta cuatro personas, instantáneo, y online hasta 12 (el total de la parrilla de carrera). Gracias, Sega.

 

PERSONAJES Y CIRCUITOS

Hay un total de 21 circuitos, 12 de ellos inéditos y el resto renovados para la ocasión, y 15 personajes del universo Sonic que provienen de las entregas Heroes, Rush, 2006 y Lost World. Cada personaje se engloba dentro de una categoría (velocidad, técnica –que frena menos con los obstáculos-, y potencia –que rompe obstáculos, abre nuevos caminos y ataca con más fuerza-), lo que añade algo de estrategia a las carreras. Además, cuentan con su propio vehículo y frases propias para soltar en competición, así que hay variedad de sobra.

 

CONTENIDO EXTRA

Lo único que puedes desbloquear son mejoras de rendimiento y estéticas para los vehículos. Esto se hace intercambiando las monedas que vas ganando en las carreras por cápsulas de plástico en una máquina del menú principal. El premio es aleatorio: puedes conseguir desde una ventaja inicial para la carrera hasta distintas partes para cada vehículo: delantera, trasera, ruedas, pintura o calcomanías. Con esto puedes hacer modificaciones “malotas” a los coches que, en algunos casos, no son siquiera necesarias.

 

ARTE Y TECNOLOGÍA

Team Sonic Racing tiene un buen acabado y luce de la actual generación, sobre todo por la complejidad de sus circuitos, algunos elementos denotan un presupuesto limitado: cosas como la falta de animaciones de victoria para los personajes, o la ausencia de escenas de vídeo para la historia (que se relata con imágenes estáticas a lo Novela Visual). En cuanto al arte, las texturas, efectos y modelados cumplen, aunque no hay mucha novedad destacable porque Dodon Pa no es muy agraciado como personaje y hay modificaciones horripilantes para los vehículos (con lo bonitos que son de serie).

Técnicamente, aspira a lograr 60 fps (o 30 a pantalla partida), pero tiene bajones importantes en ciertas situaciones (como al usar el turbo de equipo o en pantalla partida). La opción más recomendable es el modo 1080p en PS4 Pro porque así los 60fps son casi estables. Destacan sus breves tiempos de carga que, en un juego con niveles amplios, varias alturas y numerosos elementos en pantalla, se agradecen.

El apartado sonoro está cuidado, con buenos efectos, una mezcla envolvente correcta, un doblaje competente en castellano (limitado en cuanto a frases durante las carreras, eso sí) y una banda sonora pegadiza que mezcla rock y electrónica. El autor es el veterano Jun Senoue, que se luce sobre todo con versiones de temas populares de la franquicia (algunos en colaboración con músicos como Tee Lopes, de Sonic Mania).

 

PEGAS

  1. Los coches dan la sensación de flotar sobre la pista, algo que les pasa a bastantes juegos de carreras.
  2. No hay una gran sensación de velocidad, ni siquiera usando turbos en el coche más rápido. Unido a los bajones de fotogramas, da sensación de menos ágil que otras entregas.

    ???

  3. Los objetos no se entienden a primera vista: al simbolizarlos con Wisps (los dichosos pulpos alienígenas de Sonic Colors), cuesta saber qué llevas en cada momento. Se podía haber explotado mejor la iconografía de la franquicia: bolas con pinchos, zapatillas, etc.
  4. Al haber varios circuitos dentro de un mismo mundo, hay menos variedad que en otras entregas de carreras de Sonic.
  5. Cuesta conseguir los objetivos de grupo por culpa de la IA de tus aliados, que a veces los hace incompetentes.

 

CONCLUSIÓN

Team Sonic Racing es un buen juego de carreras con mascotas que puede disfrutar cualquiera, aunque lo disfrutarán más los fans de las entregas modernas de Sonic. De todas formas, sigue siendo mejor opción Sonic & All-Stars Racing Transformed, sobre todo para los más segueros.

 

DATOS

  • Plataformas: PC (digital), PS4, Switch, Xbox One
  • Analizado en: PS4 Pro
  • Género: carreras locas de karts, o carreras con mascotas (“Mascot racer”) como se conoce actualmente
  • Jugadores: 1 a 4 en local, hasta 12 online
  • Desarrolla: Sumo Digital
  • Distribuye: Koch Media en físico, SEGA en digital
  • Idioma: totalmente en español
  • Edad recomendada: PEGI 3
  • Precio: 39,95 en físico, 39,99 € en digital

Analizado mediante una copia física proporcionada por Koch Media

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Captcha Captcha Reload

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.