Análisis de Judgment

Un año después de las últimas entregas de la saga de dramas criminales Yakuza, el mismo barrio de aquéllas acoge una historia en tono detectivesco que critica el sistema judicial nipón. Judgment es una interesante evolución de la fórmula del Ryu Ga Gotoku Studio que no conviene dejar pasar.

 

TRAMA

El protagonista es Takayuki Yagami, una joven promesa de la abogacía que saltó a la fama al lograr la inocencia de un acusado de asesinato (en Japón, la presunción de inocencia es prácticamente inexistente y se considera un milagro revocar una condena). Poco después de aquello, el mismo hombre comete un asesinato y Yagami pierde toda credibilidad, dejando su profesión con sentimiento de culpa.

Tres años después, subsistiendo como detective privado, se verá involucrado en un caso de asesinatos en serie que sacudirá el sistema judicial y arrojará luz sobre lo realmente sucedido en el pasado.

Como es costumbre en los guiones del estudio Ryu Ga Gotoku, la historia engancha, cuenta con un reparto que se hace querer, y mantiene el interés hasta el final resultando sumamente dramática y emotiva. Su mayor baza es la reflexión sobre la moralidad de un sistema judicial claramente mejorable, “ciego” frente a la cruda verdad. Igualmente, del mismo modo que en Yakuza, se rebaja su tono serio con momentos de comedia, aunque en menor proporción esta vez.

 

HERENCIAS

Toma prestados varios elementos de la saga Yakuza:

  1. El barrio de Kamurocho de Yakuza 6, con su numeroso mobiliario destruible y su tráfico rodado.
  2. Los minijuegos y las recreativas.
  3. Las tiendas y restaurantes donde comprar.
  4. El trato con personajes de diversas ocupaciones, sobre todo las más turbias.
  5. El sistema de lucha con distintos estilos, posibilidad de usar armas o mobiliario del entorno (hasta que se acabe la pelea), y destrozos tanto en interiores como en exteriores (entre los que no hay transición, como en Yakuza 6/Kiwami 2).
  6. El protagonista gana dinero, útiles y puntos de experiencia (para desbloquear habilidades) con sus acciones.
  7. Al ayudar a ciertos personajes (aliados), incrementa su afinidad con ellos para conseguir su ayuda en combate o diversos útiles.
  8. Los menús del inventario y el móvil.
  9. La carga de partida es similar en duración a la de Yakuza 6/Kiwami 2.
  10. Una vez más, se otorgan recompensas en forma de útiles si se detectan partidas de juegos de la saga Yakuza. Todo un detalle por parte de SEGA el mantener dicha costumbre en este producto derivado.

 

NOVEDADES

  1. Hay algunas localizaciones inéditas en Kamurocho y otras clásicas están inaccesibles. Con esto se marca el paso del tiempo desde Yakuza 6.
  2. El acceso a algunas zonas familiares está limitado mediante candados. Para acceder, es necesario encontrar su llave y seleccionarla correctamente del llavero de Yagami.
  3. La carrera se activa al pulsar X y se mantiene hasta cancelarla manualmente o chocar con el entorno. Afortunadamente, ya no hay que mantener el botón pulsado como ocurría en Yakuza.
  4. Dos estilos de lucha para Yagami (contra un oponente o contra multitudes) y mayor agilidad general que Kyriu y que Goro (de Yakuza). Sus sorprendentes habilidades, como impulsarse en las paredes para golpear o sus nuevas “ejecuciones” con la barra especial, se justifican en parte por su trasfondo como pupilo de la yakuza.

  1. Se añaden las heridas mortales en los combates: ante el daño sufrido por un arma imparable, como una katana, se bloqueará una parte de la barra de vida hasta ser tratada en un médico o mediante un botiquín. Esto tensa aún más los enfrentamientos obligando a priorizar enemigos.
  2. Si un combate se prolonga demasiado, entrará en juego la policía como evento de pulsación rápida. Si te atrapan, te tocará pasar por comisaría antes de poder regresar a las calles.
  3. Mayor interacción y mejores colisiones: Yagami reacciona a más elementos del entorno chocando con ellos o evitándolos. Ahora incluso se puede saltar por encima de varios coches.
  4. Hay minijuegos y recreativas inéditos. En el primer caso, destaca el uso del dron de Yagami para competir en disputadas carreras clandestinas (para las que incluso se pueden modificar piezas del aparato); en el segundo, hay arcades como Kamurocho of the Dead (exigente shooter ficticio sobre raíles inspirado en Yakuza Dead Souls) o Motor Raid (una exclusiva jugosa por ser una recreativa noventera rara sobre carreras futuristas en moto con armas de mano, una mezcla de Wipeout y Road Rash).

  1. Se ha habilitado una opción de compra rápida en las tiendas para realizar menos pulsaciones de botones. Algo de agradecer en un juego con tantos menús.
  2. Los secretos del barrio ahora tienen forma de códigos QR que hay que escanear con el móvil de Yagami. Al hacerlo se ofrecen nuevas habilidades exclusivas que desbloquear con los puntos de experiencia.
  3. Los tiempos de carga dentro del barrio de Kamurocho y el guardado de partida son más breves que en la saga Yakuza.
  4. El mapa desplegado incluye un buscador para localizar rápidamente lo que necesitas, siempre de entre aquellos lugares que conoces.

A todo esto, hay que sumar las mecánicas propias de la profesión de Yagami.

 

EL CAMINO DEL DETECTIVE

La fórmula tradicional de un título de la saga Yakuza (que ya se definió en análisis previos) se modifica levemente en Judgment para adoptar las mecánicas propias de un detective:

  • Aceptar casos de diversa índole: desde los ligados a la investigación principal que avanza la trama como aquellos más desenfadados que aportan contexto sobre el barrio de Kamurocho. Son la principal fuente de ingresos y se accede a ellos desde diversas localizaciones, siendo la más obvia la oficina del protagonista.
  • Preguntar y responder a sospechosos: con una sencilla rueda de opciones se permite avanzar en las charlas para sonsacar información. Se premia la elección de las opciones idóneas para cada caso, algo que no es complicado de averiguar usando el sentido común.
  • Forzar cerraduras: el clásico minijuego sobre alinear cuidadosamente las palancas del mando con las muescas en pantalla. Emplea las horquillas que se han recogido previamente e invita a dosificarlas.

  • Investigar el entorno: ciertas zonas se acotan con paredes invisibles para que las explores en detalle en primera persona. Es un procedimiento simple: al posar el cursor sobre un punto de interés (predeterminado), se permite examinarlo para obtener datos. El objetivo es encontrar alguna pista clave, aunque siempre hay más elementos que aportan información y puntos de experiencia.
  • Seguir/perseguir a sospechosos: para obtener información de cierto personaje, probablemente haya que seguirlo en su rutina diaria por las calles de Kamurocho. Esta mecánica funciona a modo de juego del escondite: cuando el sospechoso se gire, habrá que ocultarse rápidamente en el entorno (suele haber marcas para ello) para que se relaje.

Si ve a Yagami durante demasiado tiempo, su barra de desconfianza se llenará y tocará repetir el proceso. En caso de que salga huyendo, tocará correr tras él evitando obstáculos y realizando pulsaciones precisas en momentos concretos para mantener el ritmo hasta atraparle.

  • Fotografiar a sospechosos: un seguimiento puede acabar cámara en mano en busca de la instantánea inculpadora. Toca entonces apuntar desde una posición discreta y esperar a que se cumplan todos los requisitos en pantalla para disparar. Son momentos tensos porque hay un margen mínimo de error o toca reintentarlo. En el caso de lugares comprometidos o inalcanzables para Yagami, se usa su dron a control remoto desde el móvil para recabar la información necesaria.

  • Usar disfraces: en situaciones conflictivas, y para tratar con personajes de dudosa reputación, habrá que emplear diversas indumentarias (previamente conseguidas) para que Yagami no sea identificado. En contra de la credibilidad del propio relato, no sucede tan a menudo como debería.

  • Deducir y presentar pruebas: en ciertos momentos tocará extraer conclusiones de las pistas acumuladas durante la investigación de cada caso para hacer avanzar la trama y superar los reveses de ésta. Sucede poco en comparación con otras mecánicas, aunque es lo más interesante y apropiado para el tono de “drama legal” del juego.

 

ARTE Y TECNOLOGÍA

A las bondades del Dragon Engine en Yakuza 6, hay que sumar mejoras en la iluminación y un nuevo efecto de partículas de polvo. Se mantienen los 1080p a 30 fps en PS4 Pro, aunque hay una ligera ganancia en fluidez y respuesta al ser Yagami un personaje mucho más ágil que Kyriu.

El acabado sonoro mantiene la calidad vista en Yakuza 6/Kiwami 2 y aporta una banda sonora con un tono más misterioso encabezada por dos pegadizos temas rock de la banda ALEXANDROS. Hay que destacar la inclusión de los idiomas japonés e inglés, de libre elección, para las sentidas interpretaciones de doblaje, así como la inclusión de subtítulos en castellano. La traducción española, obra del estudio interno de localización de SEGA of America, es apropiada e incluso suficientemente coloquial cuando debe de serlo. Sin duda, el trabajo que los fans del Ryu Ga Gotuku Studio merecían tras años de Yakuza en inglés y al que habría que darle su debida valía.

 

PEGAS

  1. Ya no hay mapa interactivo y esto es especialmente molesto para orientarse: ahora la ventana del mapa es estática y no se ofrece alternativa. Al menos, al desplegar el mapa completo se permite fijar rutas…
  2. Yagami resulta demasiado poderoso para su estilo de vida y por ello no es tan creíble como otros personajes de los bajos fondos. Además, el sistema de combate dada su profesión se podría haber replanteado para darle verosimilitud. Quizás algo más estratégico usando a sus aliados hubiera sido mejor… El estudio Ryu Ga Gotoku inevitablemente tira hacia personajes pendencieros y autosuficientes.
  3. En las misiones de seguimiento, puede ocurrir que te encuentres con tramos en los que no hay dónde esconderte y eso te obligue a repetir todo el proceso desde el principio. Un problema de diseño que resulta injusto.
  4. Alguna textura en baja resolución y alguna sombra serrada.
  5. La cámara que sigue al protagonista tiende a clavarse en las esquinas, especialmente en lugares angostos en los que toque pelear. Un clásico inconveniente heredado de Yakuza.
  6. El dron tiene un manejo más incómodo de lo que debería porque no permite angular con la palanca y toca recurrir a diversos botones para explotar sus capacidades.

 

 CONCLUSIÓN

Judgment ofrece una interesante reflexión sobre el (cuestionable) sistema judicial nipón y cuenta con suficientes bondades como para diferenciarse de la saga Yakuza mientras, al mismo tiempo, resulta familiar para los fans de ésta. Es una de las grandes producciones del año a la que conviene dar una oportunidad, sobre todo ahora que viene subtitulado al castellano.

Ideal tanto para los fans del estudio Ryu Ga Gotoku, que verán aquí las posibilidades del barrio de Kamurocho para ambientar otras historias (un drama legal en este caso), como para los neófitos que quieran estrenarse en sus productos.

 

DATOS

  • Plataformas: PS4
  • Analizado en: PS4 Pro
  • Género: aventura de acción e investigación con toques RPG
  • Jugadores: 1 (o dos en arcades)
  • Desarrolla: Ryu Ga Gotoku Studio
  • Distribuye: SEGA en digital, Koch Media en físico
  • Idioma: inglés o japonés para voces, castellano para textos
  • Edad recomendada: PEGI 18 por violencia realista, lenguaje malsonante, consumo de tabaco y alcohol, e incitación a los juegos de azar.
  • Precio: entre 39,95 y 59,99 €.

Analizado mediante una copia física proporcionada por Koch Media.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Captcha Captcha Reload

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.