Análisis de Attack On Titan 2: Final Battle

Resultado de imagen de AOT2 Final BattleBasándose en el prestigioso anime, AOT2 Final Battle nos presenta un juego que recorre los acontecimientos de las tres temporadas y nos enfrenta a decenas de titanes en combates muy intensos gracias a su peculiar sistema de juego.

En este juego vamos a ver los hechos del anime, las tres temporadas, pero desde la óptica no de los protagonistas, sino desde el punto de vista de un personaje creado por nosotros, pudiendo ser hombre o mujer. Este personaje será parte de los exploradores de la trama principal, así que no estamos marginados ni mucho menos. No vamos a perdernos ninguna batalla importante ni ningún hecho importante.

Resultado de imagen de AOT2 Final Battle

Las batallas contra los titanes están hechas en lo que han llamado el movimiento omnidireccional y que se parece mucho al de Spiderman: podemos atacar desde cualquier sitio lanzando cuerdas a donde se puedan agarrar sus ganchos, tanto escenario como cuerpo de los titanes, siempre seleccionando previamente la parte del cuerpo del titán sobre la que queremos hacerlo. Es esencial dejar claro que incluso el ataque tiene su ciencia ya que, para hacerles el mayor daño posible, tendremos que hacerlo con la mayor velocidad que podamos y acertar en el lugar exacto, además de pulsar el botón concreto en el momento exacto. Eso sí, si queremos derrotar a un titán de un golpe, tendremos que hacer necesariamente en su nuca. Si no les damos ahí, lo más que lograremos es mutilar una parte de su cuerpo. Esto les restará movilidad y los dejará a nuestra merced, pero no podemos dormirnos en los laureles ya que estos miembros, pasados un rato, se regeneran.

Resultado de imagen de AOT2 Final Battle

Los titanes, por su parte, pueden perseguirnos (y no son lentos), abalanzarse sobre nosotros o sobre los edificios tras los que nos ocultemos y cogernos para devorarnos. En ese último caso, se nos dará una pequeña oportunidad de liberarnos de dos formas: si estamos solos en combate (podemos ir acompañados) se nos abrirá un indicador rojo que irá disminuyendo, y nosotros tenemos un indicador verde. A base de pulsaciones debemos lograr agotar el recorrido de ese indicador antes de que se agote el rojo. Si lo logramos, nos liberaremos, si no, seremos engullidos. Además, si un titán está a punto de cogernos, podemos efectuar un contraataque si logramos esquivarles y presionamos el botón adecuado. Este ataque es muy vistoso y hace bastante daño.

Resultado de imagen de AOT2 Final Battle

Una vez el titán ha sido derrotado desaparecerá del mapa y seremos premiados con experiencia y objetos valiosos. La experiencia la podremos invertir en mejorar nuestro personaje, y los objetos valiosos en reparar nuestro equipo, reforzarlo o fabricar nuevos objetos potentes.

Es importante destacar que, durante los combates, podemos construir bases que ataquen a los titanes o en las que recargar nuestro equipo, porque se va desgastando y hay que reponerlo. Estas bases, por supuesto, pueden ser destruidas por los titanes.

Resultado de imagen de AOT2 Final Battle

También podemos reclutar compañeros de combate para que nos ayuden a derrotar a los titanes. Estos compañeros nos serán de ayuda con pulsar dos botones, aunque su límite es que, una vez usados, tardan unos segundos en poder volver a atacar.

Durante los combates pueden surgir alertas de ayuda en forma de avisos que nos dicen que alguien está en apuros. Algunos son de obligado cumplimiento y si fracasamos se acabó la partida, mientras que otras son misiones secundarias que podemos o no atender, pero si lo hacemos tendremos recompensas. El problema llega cuando tenemos un urgente y un secundario, ahí hay que decidir.

Resultado de imagen de AOT2 Final Battle

Por fortuna el juego es mucho más que combatir titanes. Entre combates tendremos que recorrer la ciudad y hablar con sus ciudadanos para conocerles más y establecer vínculos de amistad a través de la clásica elección de respuestas entre las varias que se nos ofrecen. Es importante potenciar todo lo posible estas amistades porque nos pueden dar objetos muy valiosos.

Todo esto se refiere a la campaña principal, y es mucho, pero es que aún hay más, mucho más. Tenemos otros modos de juego como son:

Otro modo: sería el online del juego, aunque podemos ir por nuestra cuenta. Aquí debemos cumplir misiones y hacer avanzar a nuestro personaje o a cualquiera de los que hay disponibles, que son muchísimos.

Resultado de imagen de AOT2 Final Battle

Episodio de personaje: sin duda uno de los platos fuertes. Podemos ver las tramas de los demás protagonistas y sus historias, aparte de la trama principal pero con gran relación.

Recuperación de territorio: otro de los platos fuertes y que nos mete aún más de lleno en el rol y la gestión. Aquí hay doble misión: no solo hay que combatir a titanes más y más bestias, sino crear un regimiento que recolecte recursos por el mundo ocupado por estas bestias y los lleve a la base para mejorarla y potenciarla, que dé cabida a más soldados y, por tanto, más posibilidades de cubrir más territorio. En este caso todo funciona por turnos, de tal forma que el avance se hace más lento y no podemos ir a cualquier parte en cualquier momento. La gestión es fundamental. Además, si nuestros personajes son heridos en combate no deberíamos usarlos hasta que se recuperen, y si lo hacemos su rendimiento será bajo. Aquí se pueden echar muchas, muchas horas.

Resultado de imagen de AOT2 Final Battle

A nivel técnico tenemos el estilo cell-shading para mostrar a los personajes resaltados sobre el escenario, y funciona muy bien. Los combates van a 60 fps muy estables, aunque cuando aparecen dos o más titanes la imagen se resiente, algo normal. Las voces están en japonés y los textos en perfecto castellano, poca pega ahí. La música, como podéis imaginar, acompaña sin problema y se pone épica cuando hay combates.

Por desgracia, hay una serie de pegas que debemos destacar:

  • Cuesta MUCHO hacer movimientos efectivos, el juego es muy exigente con la precisión, puede llegar a desesperar.
  • La cámara se pone casi siempre donde menos nos interesa.
  • La falta de doblaje al castellano, habida cuenta de que el anime sí se ha doblado.
  • Hay diálogos que son vergonzosos, con unos estereotipos enormes, aunque no es culpa del videojuego sino del material original.
  • La repetición que se acaba produciendo cuando has pasado unas horas combatiendo titanes.
  • Aparición repentina de elementos en pantalla cuando vamos recorriendo el escenario.
  • El mapa pequeño, predefinido al empezar, no es nada claro, mejor cambiarlo y ampliarlo para que se vea mejor.
  • No puedes marcar puntos en el mapa cuando lo desglosas, solo se te informa de dónde están las misiones
  • Algunos comportamiento de la IA enemiga, extremadamente raros.

Resultado de imagen de AOT2 Final Battle

CONCLUSIÓN

Si sois fans de la serie este videojuego es para vosotros porque está calcado, hecho con amor y respeto hacia la obra original. Si no, os va a costar mucho enteraros, aunque podréis disfrutarlo porque todo se explica bastante bien. Eso sí, si buscáis combates sencillos estilo GOW mejor pensadlo de nuevo porque aquí hay mucho rol y gestión y podéis perderos.

Podéis escuchar el análisis en el programa 10×01 a partir del minuto 43:

DATOS

Título: Attack On Titan 2: Final Battle
Plataformas: PS4, Xbox One, PC.
Plataforma analizada: PS4 Pro.
Desarrolladora: Omega Force y Koei Tecmo.
Distribuidora: Koch Media.
Género: acción, rol.
PEGI: 18+ (violencia).
Idioma: voces en japonés, textos en castellano.
Precio: 59,95 € para todas las plataformas. Si se tiene el juego original, debéis bajaros el DLC cuesta 50€.
Web oficial: https://www.koeitecmoamerica.com/attackontitan2/finalbattle/

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Captcha Captcha Reload

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.