Análisis de Predator: Hunting Grounds

Impresiones de Predator: Hunting Grounds para PS4Año 1987. Llega a los cines Predator, película con buena acogida de público, los críticos la aceptaron, y ahí quedó. Poco podrían imaginar, seguramente, el productor Joel Silver, el director John McTiernan y el actor Arnold Schwarzenegger que su película se convertiría en un clásico años después y que en 2020 llegaría un videojuego (otro) basado en ella, con acierto además.

Para este redactor que escribe Predator supone una de sus películas favoritas. Cuando la vi años después de su estreno me dejó absolutamente sorprendido: siete soldados con tanto músculo que apenas cabía en pantalla eran derrotados, uno tras otro, por un cazador/depredador incansable acompañado de una tecnología imposible.

Kevin Peter Hall as the Predator with Arnold Schwarzenegger in a ...

Su nivel de acción, violencia y toque de ciencia ficción me dejaron extasiado y a día de hoy me sigue maravillando. Por supuesto los diálogos llenos de frases lapidarias no hacían más que sumar puntos. “En resumiendo”, Depredador/Predator es para mí una película de culto cuyas secuelas nunca lograron igualar (aunque hay algunas muy interesantes) y cuyos videojuegos estaban bien pero no tenían todos los guiños que esperaba.

Stream of Consciousness: The Apex PREDATOR of Beefcake Cinema

AHORA SÍ. Este título que nos llega ahora es el juego que más logra la ambientación, gracias a una densa jungla, cuatro soldados a los que manejar y un depredador como cazador. Y, por supuesto, unas cuantas frases lapidarias para dejar claro el amor por la obra original. Más parecido, imposible.

La premisa es muy simple: sin modo campaña y solo modo online (qué pena que se vuelva a desechar el offline), cuatro jugadores deben cumplir una serie de misiones en distintos lugares de un amplio mapa. El depredador, por su parte, debe darles caza a todos ellos o será una deshonra para él. Si es derribado puede, como en la película, activar una bomba nuclear para arrasar con todo lo cercano y, de paso, intentar acabar con quienes le han derrotado, que pueden huir del área de explosión o tratar de detenerla y entregar el espécimen a sus superiores para lograr mayores premios.

Preview: Probamos el videojuego de Depredador: Hunting Grounds

Hay que reconocer el enorme esfuerzo hecho por Illfonic para recrear el mundo del Depredador, ya que se usan frases y sonidos de la película, y el mismo ambiente opresor de la jungla. Y además, el alienígena se puede mover a placer entre los árboles para observar y acechar a sus víctimas, amén de tener un repertorio enorme de armas para lograr sus sangrientos trofeos. No todo está a disposición de los jugadores desde el minuto uno: sobreviviendo unos y cazando el otro, se logra subir de nivel, y este da acceso a más y mejores objetos. Por desgracia, hay maletines de combate, aunque por ahora solo se pueden comprar con dinero del juego, nada con dinero real (y esperemos que siga así).

Tanto de soldado como de depredador hay varias opciones disponibles y podemos elegir diversos roles, cada uno con sus especialidades. Esto hace que el juego se adapte bastante bien a la forma de juego de cada uno.

Análisis de Predator: Hunting Grounds para PS4 y PC

La verdad es que desde la demo se han hecho muchos ajustes que se notan y se agradecen. El depredador sigue siendo sinónimo de victoria directa enfrentándose a un solo soldado, pero mientras que en la demo costaba Dios y ayuda acabar con él aun siendo cuatro, ahora las cosas se han igualado y cuatro bien organizados pueden derrotarle más fácilmente. Por supuesto sigue costando y su resistencia es increíble, pero ya no tan alta como antes y no provoca la sensación de desnivel anterior.

A nivel técnico se nota el presupuesto limitado, porque los gráficos, animaciones y texturas son pasables, algunos incluso por debajo de lo esperado. El sonido sí que cumple con creces; destacan los que produce el alien y se agradece el doblaje al castellano que vuelve a dar Sony a la inmensa mayoría de sus productos.

Predator: Hunting Grounds estrena tráiler y novedades antes de su ...

Pero hay que hacer hincapié en la falta de contenidos, porque hay solo tres mapas disponibles, apenas tres o cuatro melodías repetitivas y no se puede jugar offline ni contra la IA, lo que impide practicar a los que no quieren estar online o no pueden conectarse. Tampoco hay más modos de juego fuera del principal. Además, la IA hace gala de una casi inexistente inteligencia y es tremendamente agresiva, aparte de una extrema dureza contra los disparos, pudiendo resistir un cargador completo de ametralladora sin tener un blindaje especial.

En todo caso el mayor logro del juego es que jugar con los soldados no sea una mala experiencia en absoluto, de hecho es casi tan satisfactorio como jugar con el depredador. Por desgracia el altísimo tiempo de espera para poder ser depredador (superando con creces los 5 minutos en comparación a los apenas 45 segundos para ser soldado) anima a escoger a los humanos.

Predator: Hunting Grounds Game - PlayStation

Predator: Hunting Grounds es un juego, en definitiva, que sabe aprovechar la licencia y ofrece una ambientación soberbia. No sabemos aún si habrá ampliaciones de contenido, y sería una pena que se quedase en lo existente. Evidentemente, hay muchísima sangre, y además mostrada de forma muy gráfica, por lo que, unido a un lenguaje muy malsonante, limitan el producto a fans de la saga fílmica que sean mayores de edad. Por fortuna uno de los alienígenas más famoso de la historia del cine ha vuelto a los videojuegos y su retorno es más que aceptable.

DATOS

Título: Predator: Hunting Grounds.
Desarrolladora: Illfonic.
Distribuidora: PlayStation España (código de descarga).
Género: acción.
Plataformas: PS4, PC.
Plataforma analizada: PS4 Pro.
PEGI: 18+ (violencia, lenguaje soez).
Precio: 36,99 €.
Web oficial: https://www.playstation.com/en-us/games/predator-hunting-grounds-ps4/

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Captcha Captcha Reload

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.